Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Búscame ahí

La reina de todas las cataratas

David Livingstone fue el primer europeo que llegó hasta las cataratas Victoria, tal y como él mismo las bautizó en honor a la reina de Inglaterra, un 16 de noviembre de 1855

Vista aérea de las cataratas Victoria, en la frontera entre Zimbabue y Zambia. Ampliar foto
Vista aérea de las cataratas Victoria, en la frontera entre Zimbabue y Zambia.

El avión de la foto, un biplano De Havilland DH 60 GMW Gipsy Moth, similar al que aparecía en la película Memorias de África, sobrevuela las cataratas Victoria, en la frontera entre Zimbabue y Zambia, donde el río Zambeze se precipita con violencia a lo largo de 1,7 kilómetros y desde más de cien metros de altura (el doble que las del Niágara y 30 metros más que las del Iguazú). David Livingstone fue el primer europeo que llegó hasta allí, el 16 de noviembre de 1855. Las bautizó con el nombre de su reina, ignorando el poético apelativo local: Mosi-Oa-Tunya, “el humo que truena”. Este año se celebra el bicentenario del nacimiento del explorador, y hoteles de la zona como el Royal Livingstone, un alojamiento de lujo en el lado de Zambia, organizan actividades para recordar al célebre explorador, entre las que están los vuelos en avioneta sobre las cataratas.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información