Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La geometría de la ola en Galway

El diseño del Marine Institute está inspirado en la bahía de la ciudad irlandesa

Las curvas del edificio crean un movimiento cautivador, como si fuera ese oleaje que viene y va. Ampliar foto
Las curvas del edificio crean un movimiento cautivador, como si fuera ese oleaje que viene y va.

Desde el paseo marítimo de Galway, el perfil del Marine Institute domina a lo lejos la panorámica, como si fuera el patrón de un barco oteando el horizonte. Sin embargo, este edificio gana en las distancias cortas, así que hay que ir a Rinville, Oranmore, a unos 15 kilómetros, para verlo frente a frente.

Se construyó en 2006 para albergar la sede central de la institución irlandesa y como un lugar de innovación tecnológica donde investigar, entre otras cosas, el mar y su comportamiento, las mareas, la vida que se esconde bajo el agua, su biodiversidad. Por eso, según el estudio OPW (Office of Public Works) Architectural Services Team, solo había que echar un vistazo a ese paisaje al alcance de la mano para encontrar la inspiración: la inmensidad de la bahía de Galway.

Cuentan que el director del proyecto, Ciaran O’Connor, se apostó a pie de playa para dibujar en 50 bocetos hasta las ondas que dejan las olas en la arena al marcharse, los remolinos que juegan con las algas, cada gota de agua, como si fuera el pintor inglés John Constable, a quien tomó como modelo en su obra titulada Seascape Study with rain clouds (1824-1825). Todo eso fue incorporado al diseño final, basado en “la geometría común de la ola”, según el propio O’Connor..

Esa forma ondulada toma cuerpo en el ala del edificio que, vista desde arriba, es una media luna dibujada a compás. Representa “el efecto turbulento del mar” y permite que la bahía se cuele por los ventanales. Una oficina con vistas en la que se puede trabajar sin luz artificial, incluso en esos frecuentes días en los que el cielo irlandés está encapotado. El auditorio riza el rizo, con esa forma de proa de barco que parece estar a punto de soltar amarras en cualquier momento.

El interior también se define por unas curvas que distribuyen el espacio, animan a la interacción del equipo multidisciplinar que lo habita y, sobre todo, crean un movimiento cautivador, como si fuera ese oleaje que viene y va.

El estudio de arquitectura Office of Public Works habla de un diseño orgánico en armonía con el espíritu del lugar que le confiere su verdadera identidad, porque tiene un bello espejo en el que mirarse y porque utiliza materiales sostenibles como la piedra caliza y láminas de roble, cerezo, haya o iroko. La madera forra las paredes y hasta los radiadores, en otro intento de que la arquitectura reproduzca la naturaleza. No extraña que la Wood Designers and Manufacturers Federation de Irlanda le otorgara el Wood Excellence Award y que ganara también el All Ireland Landscape Award al mejor proyecto público de la Association of Landscape Designers de Irlanda, entre otros galardones.

Lo mejor, de todas formas, espera allá afuera y no tiene copyright.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.