Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El mundo, paso a paso

De Nueva Zelanda a Perú pasando por España o Italia, ocho de los caminos senderistas más largos del planeta

El lago Esmeralda en el parque nacional de Tongariro, en Nueva Zelanda. Ver fotogalería
El lago Esmeralda en el parque nacional de Tongariro, en Nueva Zelanda.

Hay gente que se pone a andar y ya no quiere parar. Para ellos hay rutas de miles de kilómetros que enlazan unos caminos con otros para descubrir el mundo paso a paso. Hay rutas que atraviesan continentes, caminos que cruzan desiertos, regiones heladas o praderas eternas o rutas religiosas milenarias. Estas son algunas de las caminatas más largas del mundo.

01 La gran travesía de las antípodas

TE ARAROA (NUEVA ZELANDA)

Vista al monte Ngauruhoe, en el complejo volcánico de Tongariro, en Nueva Zelanda. ampliar foto
Vista al monte Ngauruhoe, en el complejo volcánico de Tongariro, en Nueva Zelanda.

Durante más de una década, los neozelandeses (fundamentalmente voluntarios) han trabajado para unificar muchos de los recorridos que atraviesan la isla, creando así un gran sendero de norte a sur, a modo de columna vertebral del país. Irresistible para los amantes del senderismo. El Te Aranoa (El Camino Largo) se inauguró en diciembre de 2011 y sus 3.000 kilómetros de recorrido lo convierten en el más largo del mundo. Conecta el cabo Reinga, en el norte del país, con Bluff, el punto más extremo en el sur, enlazando rutas ya existentes con nuevos tramos.

El nuevo camino permite conocer caminando toda Nueva Zelanda y su enorme diversidad geográfica: volcanes como el de Ngauruhoe; parques nacionales como el de Tongariro (escenario de la versión cinematográfica de El Señor de los Anillos), Glenorchy o Abel Tasman; glaciares como el de Fox o Frank Joseph y fantásticos senderos que atraviesan la salvaje costa de ambas islas. Las principales etapas son: Cabo Reigna, Auckland, Waikato, Wanganui, Manawatu, Wellington, Malborough, Canterbury, Otago y acaba en Buff, Southland.

En la web www.teararoa.org.nz encontraremos un planificador que nos permite, por ejemplo, elegir qué tramos podemos hacer en función de los días de los que dispongamos. También existe un Club Infantil para fomentar el senderismo en familia.

02 La (futura) caminata más larga del mundo

TRANS CANADA TRAIL

Cartel del Trans Canada Trail en las colinas de Saskatchewan. ampliar foto
Cartel del Trans Canada Trail en las colinas de Saskatchewan.

Todavía no está terminado, pero cuando se concluyan las obras de habilitación, el Trans Canada Trail (Sentier Transcanadien en francés) será el sendero más largo del mundo (22.000 kilómetros) y unirá tres océanos diferentes: el Pacífico, el Atlántico y el Ártico. Por ahora se han acondicionado 18.000 y millones de personas ya han recorrido alguna de sus etapas. Cualquiera puede hacer donativos para continuar su construcción (un nuevo metro de este súper sendero cuesta 50 dólares canadiense), obteniendo a cambio un certificado y la inscripción de su nombre en alguno de los albergues que se han construido a lo largo del camino para los senderistas.

Completarlo a pie desde su inicio en el Museo del Ferrocarril de St. John’s, en Terranova, puede llevar unos 900 días de marcha, en los que habría que llevar todo tipo de equipamiento ya que la ruta atraviesa climas y paisajes muy variado: bosques, ríos, lagos, tundras y temperaturas que oscilan entre los 40 grados bajo cero del invierno en Alberta y los 35 del verano en la costa Este.

El sendero total se compone en realidad de 400 sendas autónomas y muy diversas en cuanto a paisajes, que permiten planificar caminatas de diferentes longitudes. Una parte del trayecto sigue antiguos recorridos ferroviarios, y son los más utilizados por los excursionistas.

La web http://tctrail.ca cuenta con un mapa interactivo que facilita la planificación de las etapas que queramos realizar, e informa de las diferentes actividades que se pueden realizar en cada zona:

03 A pie en el reino del automóvil

NORTH COUNTRY TRAIL (EE UU)

Mirador sobre el lago de Kinzua en el bosque de Allegheny, en Pensylvania (Estados Unidos). ampliar foto
Mirador sobre el lago de Kinzua en el bosque de Allegheny, en Pensylvania (Estados Unidos).

En Estados Unidos, en el que se usa el coche hasta para comprar el pan, puede causar sorpresa que alguien prefiera recorrer el país entero a pie. Para los raritos que elijan esta opción, el Noth Country Trail les pone por delante unos 7.400 kilómetros de senderos señalizados (sirva como referencia que desde Madrid a Moscú hay 6.900 kilómetros).

Es la ruta pedestre más larga de Estados Unidos y aunque todavía está en obras de acondicionamiento, ya discurre por siete estados del norte: Nueva York, Pensylvania, Ohio, Michigan, Wisconsin, Minnesota y Dakota del Norte. Arranca de Crown Point, al este del Estado de Nueva York, y finaliza en Sakakawea Lake State Park, en el centro de Dakota del Norte.

El North Country Trail recorre glaciares, enormes praderas, el lago Superior (frontera natural entre EE UU y Canadá), las montañas Porcupine, el lago Michigan, áreas de viñedos alrededor de los Finger Lakes y más de un centenar de parques bosques nacionales y estatales.

04 A pie desde Tarifa a Grecia

GR E-4

Cartel del GR7, que une Tarifa con Andorra y se convierte luego en el GR E-4 que lleva hasta Grecia.
Cartel del GR7, que une Tarifa con Andorra y se convierte luego en el GR E-4 que lleva hasta Grecia.

Más de 10.000 kilómetros separan Tarifa del templo griego de Delfos, dos lugares distantes y muy distintos, pero unidos por un sendero de Gran Recorrido (GR): el europeo E4. En realidad es la prolongación de una de las grandes rutas peninsulares, el GR7, que parte de Tarifa y llega a Andorra. Fue el primer sendero GR que se señalizó en España (desde 1974), y en sus primeros tramos discurre por la costa mediterránea recorriendo las comunidades de Andalucía, Murcia, Comunidad Valenciana, Cataluña y Andorra. Después prosigue, ya convertido en el E4, por Francia, Italia, Eslovenia, Croacia, Servia, Bulgaria y Grecia.

El E-4 es el sendero de Europa; excursionista a buen ritmo podría completarlo en 530 días. A lo largo del camino, se pueden enlazar además otros itinerarios de Gran Recorrido, todos ellos bien señalizados. El E-4 forma parte de The European Ramblers’ Association (ERA), que agrupa a diversas federaciones nacionales y regionales de montaña por toda Europa.

05 Senderistas entre ochomiles

EL GRAN CAMINO DEL HIMALAYA

Dzongri La, en la región india de Kangchenjunga, en el Himalaya. ampliar foto
Dzongri La, en la región india de Kangchenjunga, en el Himalaya.

El Gran Camino del Himalaya (Great Himalaya Trail o GHT) no es apto para todos los públicos. Así lo reconocen los expertos, conscientes de la dificultad que supone completar esta ruta de más de 1.700 kilómetros que recorre Nepal, desde Bután a Pakistán, a una altitud media muy elevada, y superior a los 6.000 metros en algunos tramos.

El GHT es, en realidad, una red de caminos que, unidos, forman uno de los senderos de trekking más altos y largos del mundo; una senda espectacular que pasa bajo las montañas más elevadas de la tierra, visita pueblos remotos y atraviesa paisajes espectaculares. Está formado por diez secciones que a su vez incluyen caminos de diferentes niveles de dificultad.

Comienza cerca del Kanchenjunga, la tercera montaña más alta de la tierra, en la frontera oriental de Nepal, y se dirige hacia el oeste pasando ante ocho de los más bellos ochomiles; desde el Makalu al famoso Everest. El camino termina en la región de Humla, al noroeste del país, después de recorrer un paisaje con una flora y fauna enormemente diversas, que incluye especies como el leopardo de las nieves o el panda rojo. También variopintas son los climas y los ecosistemas que recorre el camino: pasa de la selva subtropical al frágil ecosistema de gran altitud. El complemento perfecto es el viaje cultural, ya que permite entrar en contacto con la comunidad sherpa, la antigua cultura Bön o la budista de Humla. Por el momento, los senderistas deben llevar consigo sus equipos y comida aunque ya se está formando a las comunidades locales para que puedan atender a los visitantes.

Quien se anime a hacer esta ruta íntegramente deberá reservarse unos 158 días para completarla. Lo más práctico es dividir el proyecto en los diez tramos de la ruta. Para el gobierno nepalí, el recién abierto GHT pretende ser una alternativa que desvíe excursionistas hacia áreas menos transitadas del país, ya que la mayor parte de los 124.000 trekkers que visitan el Himalaya nepalí se concentran en tres áreas: la ruta de los Annapurnas (centro de Nepal) y las regiones del Everest (en el Khumbu) y Langtang (al este del país).

06 Excursionistas medievales

CAMINO DE SANTIAGO

El Camino de Santiago. ampliar foto
El Camino de Santiago.

No es el camino más largo del mundo ni de Europa; ni siquiera de España (sólo tiene 783 kilómetros), pero es el Camino con mayúsculas, una ruta tradicional que se utiliza desde la Edad Media y que ha llevado a millones de personas hasta la tumba del apóstol Santiago en Compostela.

El Camino se ha hecho siempre por etapas, a través de cualquiera de la infinitad de ramales que conducen a la misma meta, la Catedral de Santiago. Está el Camino Francés, de 775 kilómetros (31 etapas), el Camino Aragonés (164 km; 6 etapas), el Camino Primitivo (252 km; 11 etapas), Camino Vasco (203 km; 8 etapas), el Camino del Norte (814 km; 32 etapas), la Vía de la Plata (705 km; 26 etapas), el Camino Sanabrés (368 km; 13 etapas), el Epílogo a Fisterra (90 km; 3 etapas) y el Camino Portugués (114 km; 5 etapas).

El boom del Camino desde hace un par de décadas, y su tradición milenaria, han hecho que sea una de las vías mejor acondicionadas del mundo para el senderismo, con albergues, hoteles, buena señalización y servicios especiales para el caminante que no quiera llevar a cuestas el equipaje. Independientemente del trasfondo religioso, todos los que hacen el Camino dicen lo mismo: no es una simple ruta para peregrinos, es una experiencia que transforma.

07 Europa, en vertical

E1 (DE NORUEGA A ITALIA)

Un senderista en el monte Vettore, en el parque nacional de los montes Sibilinos, en Umbría (Italia). ampliar foto
Un senderista en el monte Vettore, en el parque nacional de los montes Sibilinos, en Umbría (Italia).

Desde Cabo Norte, en Noruega, hasta Castellucio, en el sur de Italia, es posible atravesar Europa caminando. Del frío ártico hasta el radiante Mediterráneo, solo hay que seguir las indicaciones del E1, el primero de los senderos de largo recorrido que atraviesan el continente. Son casi 7.000 kilómetros de caminos que pasan por Noruega, Suecia, Dinamarca, Alemania, Suiza e Italia.

Este sendero nos permite, por ejemplo, recorrer casi 1.200 kilómetros en Suecia; desde la frontera con Noruega en Grövelsjön, hasta cruzar en ferry el estrechyo de Kattegat, entre Suecia y Dinamarca. Después se puede caminar unos 325 kilómetros por tierras danesas, y desviarse en Alemania hacia el oeste, por las regiones de Schleswig-Holstein, Hamburgo, Baja Sajonia, Renania del Norte-Westfalia, Renania-Palatinado, Hesse y Baden-Wuerttemberg. En total, 1.829 kilómetros en territorio teutón que se completan con otros 348 en Suiza.

El sendero atraviesa el célebre paso de San Gotardo, para luego descender hacia Italia y atravesar las regiones de Lombardía, Emilia-Romaña y Liguria, hasta avistar el mar Mediterráneo en Génova y, a lo largo de los Apeninos, continuar hacia el sur del país.

08 Hacia el templo del sol

EL CAMINO DEL INCA (PERÚ)

Senderistas en el Camino Inca, en Machu Picchu (Perú). ampliar foto
Senderistas en el Camino Inca, en Machu Picchu (Perú).

Comparado con los anteriores, el llamado Camino Inca resulta insignificante en cuanto a longitud, pero es el más famoso de Sudamérica. Miles de personas lo realizan cada año y dicen que es una experiencia mística e inolvidable. Son apenas 43 kilómetros, pero se necesitan cuatro días para atravesar el antiguo y estrecho sendero que dejaron los incas desde el valle Sagrado hasta el mítico santuario de Machu Picchu, en la provincia peruana de Urubamba. Se abre paso arriba y abajo y alrededor de las montañas y serpentea atravesando tres altos pasos andinos.

Vistas de picos montañosos nevados, ríos y cordilleras distantes y bosques de niebla salpicados de huertos son el telón de fondo del viajero mientras anda entre ruinas precolombinas encumbradas en los acantilados.

En realidad, en los Andes hay más caminos incas, pero bajo esta denominación se conoce al que se inicia en el Cuzco, pasa por las ruinas de Patallacta, Runkuraqay y Sayaqmarka, y llega hasta Machu Picchu. Entre las experiencias inolvidables a lo largo de la ruta está la de contemplar desde lo alto el Nevado Verónica de Wayllabamba. O trepar al puerto Warmiwañusca, el punto más alto del recorrido, a 4.198 metros de altitud, con el río Pacamayo a lo lejos. Tampoco se puede olvidar el descenso desde los baños ceremoniales de Phuyupatamarka (la ciudad sobre las nubes) a los densos y coloridos bosques de niebla. Por último, los senderistas tendrán que abrirse paso por otro bosque de niebla para alcanzar Intipunku, la Puerta del Sol, desde la que se contempla el amanecer sobre la ciudadela de Machu Picchu.

Solo está permitido un cupo máximo de 500 personas en el camino, así que conviene reservar la excursión guiada con antelación.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información