Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
VIAJEROS URBANOS

De marcha en el Guggenheim de Bilbao

El museo organiza veladas nocturnas con famosos DJs un viernes al mes

Entre las diez de la noche y la una de la madrugada, tres DJs se turnan pinchando buena música.
Entre las diez de la noche y la una de la madrugada, tres DJs se turnan pinchando buena música.

Cada vez son más los bares que aprovechan sus paredes para exposiciones temporales, pero no hay ninguno como este. Y es que probablemente nos hallemos en una de las discotecas más lujosas del mundo: un lugar donde tomarse una copa entre laberintos de Richard Serra o burbujas de Anish Kapoor. El museo Guggenheim de Bilbao abre sus puertas en horario nocturno un viernes al mes con un programa musical que acoge lo más granado de la escena internacional de DJs.

La iniciativa lleva por nombre Art After Dark y se organiza en colaboración con el Club Fever desde hace cinco años. Entre las diez de la noche y la una de la madrugada, tres DJs (residentes e invitados) se suceden pinchando buena música; dos barras bañan la fiesta. En el espacio diseñado por Frank Gehry se puede bailar, beber, explorar sus rincones, salir a tomar el aire a la terraza sobre la Ría del Nervión –y quién sabe si hasta ligar–. Y cuando la fiesta se termina en el Guggenheim, para los más pertinaces, la noche aún no ha acabado: continúa en la discoteca Fever, la más grande de Bizkaia (la entrada es canjeable a la salida).

Al ritmo de la música (techno, disco, grandes clásicos del pop y el rock) también se puede visitar la exposición: en estos momentos, y hasta septiembre, L’Art en Guerre, una exhibición que llega directamente del Pompidou de París y muestra la reacción estética de los artistas en Francia a la Segunda Guerra Mundial, la ocupación nazi y los campos de concentración, con más de 500 obras expuestas de artistas como Picasso, Dubuffet, Duchamp, Giacometti, Miró o Kandinsky. Sin duda una manera diferente y original de disfrutar del arte.

El ambiente resulta de lo más variopinto, abierto a todos los públicos. Acude mucha gente guapa, con sus mejores galas, a mirar y dejarse ver. Muchos extranjeros. De todas las edades. Pero lo que más abunda son las jóvenes camadas autóctonas, en vaqueros y sudadera: no se exige etiqueta. Van a lo que van, pero también sacan un momento para pasearse por la exposición y admirar los cuadros. Y, cuando ves a alguno, avanzada la noche, con problemas ya para mantener el equilibrio, no puedes evitar pensar que cualquier tropiezo en semejante decorado podría causar destrozos de valor incalculable.

En la sesión programada para este mes actúa el DJ y productor danés Kasper Bjǿrke, junto a El Txef A y Adrián. La cita será el próximo 17 de mayo.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.