Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VIAJEROS URBANOS

Diez sitios de Río de Janeiro que todavía son baratos

Planes para beber, comer o bailar en la ciudad brasileña con poco dinero o gratis

Sesión de samba en Pedra do Sal, en Río de Janeiro. Ampliar foto
Sesión de samba en Pedra do Sal, en Río de Janeiro.

Hace unos meses, The New York Times publicó un reportaje que mostraba cómo Río se ha convertido en una de las ciudades más caras para los turistas –y los cariocas–. La proximidad del Mundial de fútbol de 2014 y de los Juegos Olímpicos de 2016 ha disparado todavía más los precios. Sin embargo, tampoco faltan bares y restaurantes tradicionales baratos, o incluso planes gratis en plazas y calles.

1

Samba en el Clube dos Democráticos

En Lapa, uno de los barrios más fiesteros de la ciudad, hay varios sitios poco frecuentados por turistas que merecen una visita. Uno es el Clube dos Democráticos (rua do Riachuelo, 91), un antiguo club de carnaval de finales del siglo XIX que se ha transformado en una de las más tradicionales casas de samba de Río. Los jueves, viernes y sábados hay cantantes de samba en directo; los miércoles, forró. La entrada en general vale entre 15 y 20 reales (entre 6 y 8 euros) y la cerveza tampoco es cara.

2

Bar da Cachaça

No lejos del anterior local se encuentra también el Bar da Cachaça (avenida Mem de Sá, 110), con una carta de más de cientos de este aguardiente y tan poco turístico como la mayoría de los locales especializados en esta bebida. No hay que perderse la estupenda variedad de cachaza con jengibre o la tradicional 'Gabriela'. Cada copa cuesta entre 4 y 8 reales (entre 1,5 y 3 euros).

3

Caipiriña en Coelho

Para beber una buena caipirinha hay que buscar el Coelho (rua do Riachuelo, 24), con una carta en inglés y castellano y más de 30 tipos de esta bebida a precios que van de 9 a 15 reales (entre 3,5 y 6 euros). El Coelho está también en Santa Teresa, un barrio óptimo para caminar por las calles y descubrir nuevos rincones.

4

Feijoadas en el Minero

También en Santa Teresa está el Minero. Para comer, mejor huir de los restaurantes turísticos, la mayoría son ya demasiado caros. Una buena alternativa es el Minero, donde se sirve una de las mejores feijoadas de la ciudad a buen precio (unos 30 reales o 12 euros).

5

Pasteles en Adriano

Para el almuerzo, hay otros restaurantes baratos con platos de comida típica por 20 reales (8 euros). Uno de ellos es el Adriano, en el barrio de Botafogo (rua Real Grandeza, 162). La comida es puramente brasileña, con arroz, frijoles y farofa (harina con trozos de chorizo). Los pasteles (empanadas fritas) son deliciosos y baratísimos. Hay también variantes con gambas y mariscos.

6

El árabe del Largo do Machado

Otra buena opción es la Rotisseria Sírio Libanesa en el Largo do Machado, entre los barrios de Catete y Laranjeiras (número 29, lojas 16 a 19, 32 y 33), más conocido como 'El árabe del Largo do Machado'. Es un rincón con comida árabe típica, pero la árabe-brasileña, con procedencia de Siria y Líbano. Hay platos por 25 euros para dos personas (unos 10 euros).

7

Marisco en Pavão Azul

Y en Copacabana está el bar Pavão Azul (rua Hilário de Gouveia, 71), la mejor y más barata opción para después de la playa o para beber por la noche. Allí hay que pedir marisco, como el sabroso risotto de gambas o las pataniscas de bacalao (croquetas especiales) para picar. Los platos para dos personas salen de media por 40 reales (15 euros). Y para beber: cerveza, caipirinha y los deliciosos batidos (hay que probar el de coco).

8

Samba en Pedra do Sal

Para los que quieran conocer la samba más tradicional sin gastar mucho, hay por lo menos dos lugares en el centro de la ciudad. Y gratis. El primero es en la Pedra do Sal, en el Largo de São Francisco da Prainha, cerca de la Plaza Mauá, en el barrio de Gamboa. Está al lado del Morro da Conceição, donde nació la samba en Río. Los lunes y viernes por la tarde (de las 7:00h hasta medianoche o poco más) hay una roda en la calle, con mucha percusión. Para beber, hay bares y vendedores ambulantes de cerveza. Y mucha gente joven, tanto turistas como locales.

9

Samba da Ouvidor

La otra alternativa está en el centro de Río: la Samba da Ouvidor (en la Rua Ouvidor). Es gratis los sábados por la tarde, de las 17:00h a las 22:00. El repertorio se compone de sambas castizas, muchas de ellas desconocidas por la mayoría de la gente. La idea es rescatar el origen de este tipo de música, tan brasileño.

10

La roda de choro

Otro plan típico para escuchar música y olvidado en las guías turísticas es la 'Roda de choro', en la Plaza General Glicério, en Laranjeiras. Y gratis. Se debe ir los sábados por la mañana, a partir de las 10:00h. Hay muchas familias, muchos paseantes y muchos músicos.

 

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información