Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VIAJEROS URBANOS

Una guía por los grafitis de Lisboa

'Tours' por el sorprendente arte urbano de la capital portuguesa

La guía holandesa Helma Geerlings muestra un pequeño grafiti del artista C215, en Rua Luz Soriano (fotografía cedida por Naoki Tomasini).
La guía holandesa Helma Geerlings muestra un pequeño grafiti del artista C215, en Rua Luz Soriano (fotografía cedida por Naoki Tomasini).

Para descubrir Lisboa no hace falta mucha planificación, basta gandulear por sus callejuelas y pasadizos para dejar que la ciudad nos vaya atrapando. Las paredes del Bairro Alto lisboeta esconden muchos años de historia, esconden memoria, y también esconden arte, mucho arte.

Para entender el mundo del grafiti lisboeta lo mejor es hacerlo a conciencia, dedicar horas a contemplar las paredes con la saña del perito, apuntar nombres, descifrar firmas, interpretar mensajes, atar cabos, ver más allá de la pintura, más allá del ladrillo. Hay una hermosa escena artística en las calles de toda esta ciudad, y no sólo en Bairro Alto: se extiende hasta los adoquines dislocados de Alfama, incluso pasadas las estilosas tiendas de Avenida da Liberdade y los espacios vacíos de Marqués do Pombal.

Para aprender a leer entre líneas en este panorama artístico podemos, también, acudir a alguno de los itinerarios que realiza la conductora cultural, terapeuta artística y guía urbana Helma Geerlings. Esta joven holandesa ofrece un mágico recorrido por los numerosos murales que aparecen y desaparecen (al rebufo de los constantes blanqueos que autoridades y propietarios realizan para luchar contra este tipo de arte urbano) en las calles, callejones y travesías más insospechados. Durante el verano de 2012, Helma comenzó a llevar de paseo a sus amigos para mostrarles los grafitis que más le llamaban la atención. Pronto se dio cuenta de que podía organizar algo más serio y elaborado para turistas y locales, lo que acabó convirtiéndose en el recorrido de poco más de dos horas con que muestra el estado actual de un arte que llegó a Lisboa a finales de los 90.

Ya bastante sumergida en el círculo artístico lisboeta, Helma conoce a muchos de los artistas habituales de la escena grafitera, lo que le permite explicarnos ciertos aspectos ocultos a nuestro ojo profano. Cada artista, además de una firma propia, tiene también un estilo, una obsesión, cada uno busca hacerse con una marca característica y privativa que, con un poco de suerte, podremos comenzar a reconocer dentro incluso del mismo tour de Helma. También nos guiará por los murales y paredes que la Cámara Municipal ha habilitado para uso exclusivo de los grafiteros, pocos en comparación con el resto de pinturas clandestinas, pero también mucho más cambiantes y tornadizas. Esta guía urbana nos propone descubrir la cara oculta de la arquitectura lisboeta, nos plantea el entusiasmo de una firma, la unión artística entre los rostros de un edificio de Rúa do Século y el océano embravecido en los muros de Calçada da Gloria.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información