Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VIAJEROS URBANOS

Un B&B especial en el casco histórico de Las Palmas de Gran Canaria

En la Casa de Vegueta se puede seguir la pista a los hermanos Néstor y Miguel Martín-Fernández, cuya influencia en Gran Canaria es similar a la de César Manrique en Lanzarote

En La Casa de Vegueta la tranquilidad está asegurada. Ampliar foto
En La Casa de Vegueta la tranquilidad está asegurada.

Despiertas en la Casa de Vegueta (Pedro Díaz, 5; 0034 928 339 318), el primer Bed & Breakfast del casco histórico de Las Palmas de Gran Canaria. Una casa canaria clásica, de techos altos, patio interior luminoso, construida en 1913, a dos pasos de la plaza de Santo Domingo, el único lugar de la ciudad donde el silencio se impone. Sobre la mesilla de noche de una de las tres habitaciones dobles del establecimiento -todas con baño individual- descansa El soldado de porcelana, de Horacio Vázquez-Rial, el libro que uno se encuentra al llegar como una señal.

El soldado de porcelana es Gustavo Durán, el apasionante músico, militar, espía, diplomático, coetáneo de la Generación del 27, muy vinculado a la ciudad por haber sido novio, como cuenta el libro, de su pintor más emblemático, Néstor, el simbolista visionario. Durán es el joven barcelonés de dorada melena rizada que aparece en varios de los cuadros del Poema del Atlántico, la obra más celebrada del canario. Incluso la hermana de Durán, Araceli, se casó con el hermano de Néstor, Miguel Martín-Fernández, el brillante arquitecto que construyó las edificaciones ideadas entre ambos.

En La Casa de Vegueta, abierta en diciembre de 2012, los precios oscilan entre 60 y 90 euros con desayuno. Y solo pueden alojarse niños de más de 12 años. Especialmente bonitas son las delicadas baldosas hidráulicas con pigmentos verdes y rojos que ornamentan sus 200 metros cuadrados de suelo. “Siento que todo el que pasa me deja una huella”, cuenta la propietaria, Ana Lola Betancor. Desayunas con ella cuando te lanza la revelación: “La silla donde te sientas fue diseñada por Miguel Martín-Fernández y construida en su taller de ebanistería. Era parte del mobiliario de Cho Gloria, su casa de campo. También la cubertería le pertenecía. Y la alacena rústica que tienes delante. ¿No te has fijado en las reproducciones de los ocho cuadros del Poema del Atlántico de Néstor en el salón? También pertenecieron al arquitecto. Lo mismo que cuatro camas de la casa. Dos diseñadas por él. Justamente dormiste en una de ellas”. También la mesilla de noche donde reposa Gustavo Durán.

En el periódico, una noticia te llama la atención. El Ayuntamiento de la ciudad reinaugurará en primavera la Casa de Turismo de Néstor y Miguel en el parque Santa Catalina. Llevaba décadas cerrada. El libro, la revelación, la noticia. Cambias de planes. Decides profundizar en la historia de los hermanos antes de visitar su legado arquitectónico y pictórico: La Casa de Turismo, el edificio del Cabildo Insular, el teatro Pérez Galdós, el barrio residencial de Ciudad Jardín, el hotel Santa Catalina, el Pueblo Canario, las pinturas del Museo Néstor, la Casa del Marino, el parador de turismo Cruz de Tejeda. Los hermanos ejercieron una influencia para la isla comparable a la de Cesar Manrique en Lanzarote décadas después.

Te quedarás en el acogedor patio de La Casa de Vegueta zampándote a Vázquez-Rial. En los ratos libres, para patear el centro histórico, puedes pedir a Ana Lola la exhaustiva guía Vegueta, un paseo en el tiempo, editada por ella misma y Miguelo Arencibia, el nieto del hermano arquitecto. Este barrio fue el comienzo de la ciudad en 1478. La verdad original de Las Palmas en un trapecio con la superficie equivalente de 36 campos de fútbol que da gusto callejear.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información