Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VIAJEROS URBANOS

Arquitectura de agua para el nuevo acuario de Copenhague

A finales de marzo se inauguró esta espectacular instalación con más de 20.000 especies acuáticas

El edificio del nuevo acuario de Copenhague ha sido diseñado por 3xn architecs. Ampliar foto
El edificio del nuevo acuario de Copenhague ha sido diseñado por 3xn architecs.

Los viajeros tienen un motivo más para pasarse por Copenhague: El Planeta Azul (Den Blå Planet). Así se llama el gigantesco acuario inaugurado a final de marzo en la capital danesa, muy cerca del aeropuerto. De hecho, una de las perspectivas más curiosas del nuevo edificio es justamente desde el aire, al aterrizar o despegar.

Diseñado por 3xn architecs, esta espectacular construcción imita las formas del agua. Como indica su nombre de Planeta Azul y como uno espera encontrar en su interior, todo gira en torno a los océanos y el agua. Desde arriba, este acuario tiene forma de remolino. Pero visto desde otros puntos, su diseño flexibe y dinámico, e incluso los reflejos de las piezas de aluminio que recubren la fachada, recuerdan el movimiento del agua. Para sumergirse en este mundo acuático, basta tomar el metro en dirección al aeropuerto y bajarse en la parada Kastrup, desde donde caminando 10 minutos se llega al acuario (Jacob Fortlingsvej 1, Kastrup).

Den Blå Planet muestra cerca de 20.000 especies acuáticas del mundo, tanto de agua fría como caliente, dulce o salada. También cuenta con un arrecife coralino en el que los animales están divididos en departamentos invisibles para el público. En el medio están los corales vivos, rodeados a ambos lados de hermosos peces, y por debajo nadan grandes carnívoros, como los tiburones.

En el tanque más grande del Planeta Azul, que contiene cuatro millones de litros de agua, nadan peces martillo, rayas y misteriosas morenas entre cientos de otros peces. En medio de este acuario se ha construido además un túnel transparente de 16 metros para adentrarse de lleno en el mundo submarino.

Otros cinco tanques muestran la variada vida de los tres grandes lagos africanos, Victoria, Tanganica y Malaui, con decoraciones de rocas de granito traídas de África. Además de los peces multicolores, hay también cocodrilos enanos, tortugas y percas del Nilo.

En otro espacio, uno puede adentrarse en la vida selvática tropical con plantas, árboles, pájaros y mariposas de la Amazonía. Aquí, debajo de una cascada, se puede ver una concentración de cerca de 3.000 peces pirata, así como dos hembras y machos de serpiente anaconda.

La visita se puede terminar en el restaurante Øst (este), con vistas al mar, donde el famoso cocinero Claus Meyer y dos cocineros del reputado Noma sirven una selección de sus mejores platos de pescado.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información