Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

En coche y con el perro

Lecciones de historia entre Málaga y Madrid, en un viaje familiar con paradas en Jaén, Santa Elena y La Mancha

El castillo de Santa Catalina, en Jaén, sede del parador de Turismo. Ampliar foto
El castillo de Santa Catalina, en Jaén, sede del parador de Turismo.

El viaje en el tiempo es posible, lo experimentamos continuamente: viajar de Málaga a Madrid, por ejemplo, y llegar solo una hora después de haber salido, o dos si elegimos el tren, eliminados los 530 kilómetros de distancia, el espacio. Nos obsesionamos con borrar lo intermedio, algo práctico para trayectos largos o para viajes de negocios, pero no siempre lo ideal para viajes de placer. ¿Para qué tanta prisa? Y los precios, que esa es otra. ¿Por qué no vamos de paseo en el coche de papá (o mamá, Miliki)? Con la ventaja añadida de que el coste de gasolina es casi el mismo si somos uno o cinco. En el coche, además, entra el perro. Guau.

Antiguamente se hacía. Corrijamos el pasado añadiendo cinturones de seguridad y una escala para descansar y disfrutar. No necesitamos semanas de vacaciones, basta con salir de Málaga un viernes por la tarde y el sábado llegaremos a Madrid para comer.

Olivares en la provincia de Jaén. ampliar foto
Olivares en la provincia de Jaén.

En el mapa de carreteras, Jaén es un punto gordo, la escala perfecta. A mitad de camino entre Málaga y Jaén, ideal para estirar las piernas, Santa Fe (Granada). Allí los Reyes Católicos establecieron el campamento a la espera de que Boabdil, último rey musulmán de Granada, se rindiese, e Isabel, que en su tienda recibió a Colón, se cambiase de blusa. Aprovechemos para refrescar conceptos geográficos de los peques apoyándonos en la muralla de Sierra Nevada. El pico de la izquierda es el Mulhacén, el más alto de la Península. De nuevo on the road, ya estirados, conducimos por un paisaje que ha cambiado: un cañón que presagia la agresiva belleza de Despeñaperros. En seguida, derramada bajo el castillo gótico de Santa Catalina, Jaén. Los olivos de alrededor nos recuerdan el poema de Miguel Hernández Andaluces de Jaén, cuyos derechos son propiedad de la Diputación. Los derechos de nuestros recuerdos son propiedad de Jarcha.

Soportales del sur

Baños árabes en el palacio de Villardompardo (Jaén). ampliar foto
Baños árabes en el palacio de Villardompardo (Jaén).

En el centro de Jaén hay hoteles que admiten perros, y niños, así que dejemos las cosas en nuestra habitación con wifi y televisión, donde los dibujos animados vencerán a los noticieros, y dirijámonos al casco antiguo. El epicentro de nuestro recorrido será la catedral, la simetría de sus torres rompiendo la escala de la plaza cuyos edificios descansan en soportales de otras latitudes, y es que en Jaén también hace frío, y llueve. Entre los soportales se abre el desorden de callejones salpicados de tabernas ilustres. Carteles de corridas y barras con solera, tapas contundentes, habas crudas con bacalao y servilletas arrugadas en los bajos de la barra. En la taberna El Gorrión, la más antigua, con más de 125 años de historia, nos tomaremos el último vino (Cola-Cao para los niños) y unas conservas, dejándonos impregnar por la historia y por las voces. Si damos un paseo hasta la iglesia de la Magdalena, la más antigua de Jaén, construida sobre una mezquita que se edificó sobre un templo anterior, qué manía de arrasar, antes de llegar encontramos el palacio de los condes de Villardompardo, del que fuera virrey del Perú, un edificio renacentista que alberga el Museo Internacional de Arte Naif y en cuyos bajos se halla uno de los pocos vestigios árabes de esta ciudad que fue la capital de una de las taifas: los baños árabes, construidos en torno al año 1000 y formados por varios departamentos entre bóvedas, arcos de herradura y las ocho puntas de las estrellas del techo que servían de respiradero.

En coche y con el perro

Tras el desayuno, pan con aceite, por supuesto, ascenderemos a la antigua fortaleza árabe. El castillo medieval de Santa Catalina, tal como lo vemos ahora, se construyó después de la conquista de la ciudad por Fernando III el Santo, enterrado en la catedral de Sevilla. Su hijo Alfonso X —imaginamos que antes de ser Sabio— colocó sobre la tumba una corona de oro que fue confiscada por otro rey, Pedro I, aduciendo que no estaba segura (Pedro I el Listo, ¿no?). Lo mejor del castillo es la panorámica que disfrutamos de la ciudad. Lo importante es que Jaén ha dejado de ser un punto gordo en el mapa para convertirse en una calle adoquinada que nos lleva a los soportales frente a la catedral, una taberna antigua y un castillo, más dos batallitas de las importantes.

De nuevo en el coche —hay que llegar a Madrid—, podemos hacer una parada a unos ochenta kilómetros, en Santa Elena, y visitar el Museo de la Batalla de Las Navas de Tolosa, asombrarnos con las armas de los combatientes (¡cerca de cien mil entre ambos bandos!) y asomarnos al campo de batalla pedregoso, moteado de árboles, donde se produjo la contienda, en julio de 1212, cuando la cruzada del papa Inocencio III y Alfonso VIII alió a diferentes reyes cristianos que derrotaron a los almohades (con ese nombre es que se dormirían, papá). Vaya ganas de luchar con el calor del verano en Jaén: entre Santa Elena y Jaén, también en julio, en 1808, en Bailén, el ejército español al mando del general Castaños infligió la primera gran derrota para un ejército de Napoleón, quien condenó al hasta entonces su general favorito —Dupont, al mando del ejército francés— a no vestir más el uniforme.

Desde Santa Elena, Madrid está a poco más de dos horas, al otro lado de la recta infinita de La Mancha, donde en la última parada breve miraremos los molinos de viento. Parecen gigantes, papá.

» Pablo Aranda es novelista y autor de Los soldados (El Aleph) y Fede quiere ser pirata (Anaya).

Guía

El viaje

» El viaje completo por carretera entre Málaga y Madrid recorre 531 kilómetros, y de un tirón dura unas cinco horas en coche. Entre Málaga y Jaén hay 205 kilómetros. Entre Jaén y Santa Elena, 80. Y entre Santa Elena y Madrid, otros 257 kilómetros.

Información

» Turismo de Málaga (www.malagaturismo.com).

» Oficina de turismo de Jaén (www.turjaen.org).

» Castilla-La Mancha (www.turismocastillalamancha.com).

» Ayuntamiento de Santa Elena (www.santaelena.es).

» Turismo de Andalucía (www.andalucia.org).

» Turismo de Madrid (www.esmadrid.com).

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.