Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VIAJEROS URBANOS

Oleoturismo por Jaén

Almazaras, un museo, un restaurante y una oleoteca por la provincia andaluza

Más del 20% de la producción mundial de aceite de oliva sale de los campos jiennenses. Ampliar foto
Más del 20% de la producción mundial de aceite de oliva sale de los campos jiennenses.

Más del 20% de la producción mundial de aceite de oliva sale de los campos jiennenses. El zumo de aceituna representa aquí toda una cultura que puede saborearse de muy distintas formas.

En cada rinconcito de la provincia existen almazaras dedicadas a la producción y venta del aceite de oliva, en cuyas instalaciones también se muestran a los viajeros las técnicas transmitidas de generación en generación. Entre esas almazaras destacan la de la Cooperativa San Amador en Martos, donde se enseñan las diferentes etapas de elaboración del oro líquido; la de la Cooperativa La Unión en Úbeda, en la que también se realizan catas; la de la Cooperativa Olivarera Nuestra Señora del Pilar en Villacarrillo, una de las que mayor cantidad de aceite de oliva produce en el mundo; o la de la Almazara La Almedina en Cazorla, que cuenta con tres fábricas y tres bodegas en las que se pueden conocer diferentes épocas y etapas de la oleocultura.

Una visita interesante es el Museo de la Cultura del Olivo, en la Hacienda La Laguna. Situado en la pedanía baezana del Puente del Obispo -en el núcleo del Valle del Guadalquivir-, combina en su exposición sistemas milenarios de producción de aceite con las técnicas más novedosas, además de un jardín con diferentes variedades de olivos (fundamentalmente de la Cuenca Mediterránea) y una bodega con más de un siglo de antigüedad. Para amenizar la visita, se puede degustar un desayuno mediterráneo, fundamentado en el aceite de oliva virgen extra y aderezado con productos típicos de la Comarca de la Loma, como es el tradicional ochío (una masa compuesta por pan, aceite y pimentón).

Como ya hemos abierto el apetito, nos dirigimos hasta Úbeda, donde se encuentra el restaurante temático del aceite de oliva Zeitum, en el corazón de esta ciudad Patrimonio de la Humanidad, junto al museo de San Juan de la Cruz. Este local ofrece una suculenta combinación de cocina tradicional y cocina de autor, todo regado con los mejores aceites de oliva virgen extra de la provincia. Aquí todo gira en torno al mundo oleícola. Empezando por sus salones, el principal, el arbequina y el royal, un reconocimiento a la calidad de estos tres tipos de aceites.

Sabor y salud son dos factores que se conjugan a la perfección con el aceite de oliva. Pero hay otra formas menos conocidas de cuidarse el cuerpo también relacionadas con el zumo de este pequeño fruto. Hablamos de cosmética. En el municipio de Sabiote, Cosmética Olivo produce geles, jabones o cremas corporales a partir de la materia prima del aceite de oliva. 

Y si vamos de tiendas, la siguiente parada es en Baeza. Allí está La Abacería, una oleoteca con todo tipo de artículos asociados al oro líquido; no solo aceites gourmets o cosmética, también patés de aceituna verde y negra o artesanía de madera de olivo. Son ya tres las generaciones que viven de la cultura del aceite en este conocido emplazamiento del paseo Portales de las Carbonerías, en el centro histórico baezano.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.