Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
VIAJEROS URBANOS

Bremen, ciudad del crimen

Lugares con atmósfera de misterio para los fans de la novela negra

Representación en el Bremer kriminal theater, un teatro especializado en este género.
Representación en el Bremer kriminal theater, un teatro especializado en este género.

Gesche Gottfried nació en Bremen en 1785 en el seno de una familia humilde. Muy querida en la ciudad, Gesche sufrió una serie de desdichas que afrontó con tanta entereza y bondad que llegó a ganarse el apodo de Ángel de Bremen. Sus padres, su hermano, su primer marido, sus tres hijos, su segundo marido, tres amigos, su sirvienta y la hija de ésta… todos fallecieron a pesar de los cuidados que ella les dispensaba cuando caían enfermos. Pero Gesche guardaba un secreto en su despensa: un raticida compuesto por arsénico y grasa animal. Con él fue asesinando a cada una de sus víctimas mientras, ante los ojos de sus vecinos, cuidaba de sus lentas agonías con humildad y fortaleza. En 1928 un médico descubrió sus crímenes y fue condenada a pena de muerte. Tres años más tarde fue ajusticiada, siendo la suya la última ejecución pública de la ciudad. Una discreta piedra marcada con una cruz, a 20 metros del lado norte de la catedral, recuerda la ejecución de esta asesina en serie. Aún hoy es costumbre escupir en esa piedra para demostrar repulsa ante estos crímenes.

Esta historia, junto con otras que se esconden entre las piedras del casco antiguo, demuestra la sutil fascinación por el crimen que impregna Bremen. La escena cultural de la ciudad es el caldo de cultivo perfecto para esta atracción por el misterio, la violencia y las debilidades humanas.

En la biblioteca central de Bremen hay un espacio reservado para la novela negra, la Krimibibliothek (Am Wall 201, Bremen). Luz tenue, una antigua chimenea y un cómodo sofá rojo invitan a pasar las horas leyendo una excelente selección de novelas de este género publicadas en Alemania desde 1965. Sorprendentemente, no se pueden tomar prestados los libros, solo leerlos allí mismo. El ambiente es perfecto para pasar una tarde de invierno sumergido en fascinantes historias de intriga. Los graznidos de los omnipresentes cuervos que llegan desde los parques cercanos a la biblioteca ponen la banda sonora adecuada.

Desde hace 15 años, durante la primera quincena de septiembre se celebra en Bremen el festival literario Prime Time Crime Time, dedicado íntegramente a la novela negra. Este festival, que bebe de las fuentes de la Semana Negra de Gijón, reúne en la ciudad a escritores de distintas partes del globo y ofrece lecturas, conciertos, cafés literarios e incluso teatro. Todo ello en torno al crimen.

Tampoco podemos olvidar el Bremer kriminal theater (Friesenstraße 16), único teatro de la ciudad en el que durante todo el año se representan única y exclusivamente obras de este género, desde auténticos clásicos hasta piezas innovadoras y contemporáneas. Una vez al mes organizan un desayuno temático, en el que las lecturas dramatizadas de relatos cortos vienen acompañadas de un café y un cruasán.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.