Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
VIAJEROS URBANOS

Los diez mejores 'coworking' de Berlín

Estos son espacios de trabajo compartidos con internet, teléfono y cafetería, que se alquilan por días o por meses

Dos personas trabajan en el Tante Renate de Kreuzberg.
Dos personas trabajan en el Tante Renate de Kreuzberg.

Expertos e inversores del sector coinciden: Berlín se está convirtiendo en la Silicon Valley de Europa. En la capital alemana se fundan cinco nuevas empresas basadas en internet y las tecnologías digitales cada día. Esta nueva escena bulliciosa está trayendo frikis y gafapastas de todo el planeta y la ciudad se adecua, según algunos hasta demasiado, a la nueva realidad. Para responder a las exigencias de este sector han ido surgiendo como hongos los así llamados coworking, espacios de trabajo compartidos con internet, teléfono y cafetería, que se alquilan por días o por meses y que permiten extrema flexibilidad, tal y como el intercambio de ideas y contactos entre los jóvenes empresarios creativos.

Algunos de ellos son casi lugares míticos, como el Sankt Oberholz de Rosenthaler Platz, una cafetería acogedora que ofrece conexión libre y cuenta con una serie de oficinas situadas en su tercer piso que se alquilan por días, semanas o meses. En las grandes mesas de madera de este sitio nacieron proyectos de éxito como el social-network musical Soundcloud, que pasó de su fase de start-up a ser una realidad consolidada gracias a un inversor tan ilustre como el actor estadounidense Ashton Kuscher.

El blog berlinés venturevillage.eu, que ofrece informaciones actualizadas acerca de este sector, recopiló una clasificacón con los diez mejores Coworking de Berlín. En primer lugar se encuentra el Club-office de Wilmersdorf, con sus grandes espacios abiertos y enormes ventanas; en la segunda posición se sitúa el Betahaus, en el corazón pujante del barrio de Kreuzberg, se trata de un espacio también famoso por alojar conferencias y laboratorios para los nuevos empresarios digitales. Siguen el Ahoy! de Charlottemburg, que se vende como un espacio de un total de 1.300 metros cuadrados de “duro trabajo y serio juego”; el Raumstation en Moabit; el más hippy Agorá de Neukölln; el Tante Renate y el Co.Up, ambos en Kreuzberg; el más ascéptico MobileSuite de Prenzlauerberg; el Launch.co de Friedrichshain, y en la décima posición el ya mencionado Sankt Oberholz.

La mayoría de ellos incluyen una cafetería, así como áreas de descanso dotadas de revistas o incluso tenis de mesa y futbolín. Los precios varían desde los 11-15 euros por día de una mesa individual, hasta los 150-180 por mes o hasta los 400 euros por mes por un espacio para cinco personas. Las mesas u oficinas se reservan por internet en calendarios donde es posible controlar la disponibilidad.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información