Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Búscame ahí

Rojo pasión en la isla de Bali

La cascada de Git-Git rompe con estruendo a 600 metros de la sinuosa carretera a Lovina y Singarajá, en la costa norte de Bali

La cascada de Git-Git, en la costa norte de la isla de Bali. Ampliar foto
La cascada de Git-Git, en la costa norte de la isla de Bali.

Los primeros europeos que vieron la isla de Bali (Indonesia) fueron los marineros del buque que capitaneaba el explorador holandés Van Houtman. Ocurría en 1597, y parte de la tripulación se negó a abandonar aquel remanso de niebla, volcanes y arrozales. Un paisaje insular en el que rompe con estruendo la cascada de Git-Git, a 600 metros de la sinuosa carretera a Lovina y Singarajá, en la costa norte. Los holandeses volvieron a Bali en 1906, pero como colonizadores, lo que terminó en una pupután, el suicidio colectivo en combate de la familia real balinesa: el rajá de Dempasar quemó su palacio y junto con todo su séquito y guardias con sus familias, ataviados con túnicas blancas (el color de las cremaciones) y sus mejores joyas, se lanzaron contra los fusiles holandeses blandiendo solo sus kris, dagas ceremoniales de hoja ondulada.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.