Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Citas

'Calçots' a la madrileña

La tienda 'online' Mumumio, con sede en Madrid y especializada en productos 'gourmet' y ecológicos, te lleva a casa sin gastos de envío kits para preparar varias raciones de 'calçots' de Valls

'Calçots' a la madrileña

La tradición dice que hay que servirlos envueltos en papel de periódico, para que no se enfríen, y sobre una teja, para no quemarse. El sentido común recomienda usar también un babero, para no mancharse. Pocos platos de tradición tan catalana como los calçots, cebolletas blancas y dulces que se comen recién asadas a la brasa tras bañarlas en romesco, una antigua salsa (su origen se remonta al siglo XV) elaborada con hortalizas y frutos secos.

El área de producción del Calçot de Valls, una denominación de origen protegida, se extiende por las comarcas catalanas del Alt Camp, Baix Camp, Tarragonès y Baix Penedès, en Tarragona. Para los que nunca han comido un calçot, hay que explicar que se trata de brotes de cebollas cortadas por la mitad y enterradas; a medida que van saliendo, se van calzando con tierra (de ahí el nombre, calçot). Se cosechan entre enero y abril, cuando los brotes del bulbo están maduros. La pasada edición de la Calçotada de Valls (el 29 de enero de 2012) atrajo a 30.000 visitantes. Entre ellos había un numeroso grupo de turistas japoneses y también periodistas extranjeros.

Como no todos podrán viajar a Valls para la próxima calçotada del 27 de enero (o acercarse por alguno de los restaurantes donde los preparan), en Mumunio, una tienda online con sede en Madrid especializada en productos gourmet y alimentos ecológicos, te los llevan directamente a casa sin gastos de envío. Kits para preparar cuatro o cinco raciones, que incluyen 25 calçots de Valls por persona, junto con salsa romesco, baberos y avellanas, por 39,48 euros.

» www.mumumio.com; 915 91 78 61

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.