Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estampas navideñas en Viena

Paseo por los mercados de Navidad de la capital austriaca, algunos de los cuales tienen más de 700 años de tradición.

  • Nieve, majestuosos edificios, frío, iluminación navideña, mucha gente abrigada, y puestos donde comprar. Esta es la estampa más típica estos días en Viena, donde algunos mercados navideños tienen una tradición de más de 700 años. En la imagen, el mercado de la Rathaus, probablemente el más emblemático de la ciudad.
    1Nieve, majestuosos edificios, frío, iluminación navideña, mucha gente abrigada, y puestos donde comprar. Esta es la estampa más típica estos días en Viena, donde algunos mercados navideños tienen una tradición de más de 700 años. En la imagen, el mercado de la Rathaus, probablemente el más emblemático de la ciudad.
  • A los pies de la Iglesia de San Carlos Borromeo (Karlskirche) y a lo largo del Resselpark se encuentra uno de los mercados navideños más artísticos de Viena. Justo delante de la iglesia, los más pequeños pueden ver dentro de una cerca heno, chozas, ponis, ovejas y cabras.
    2A los pies de la Iglesia de San Carlos Borromeo (Karlskirche) y a lo largo del Resselpark se encuentra uno de los mercados navideños más artísticos de Viena. Justo delante de la iglesia, los más pequeños pueden ver dentro de una cerca heno, chozas, ponis, ovejas y cabras.
  • A pesar de las gélidas temperaturas de estos días, los mercados de Navidad vieneses congregan a mucha gente. Además de los tradicionales Punsch y Glühwein, es posible disfrutar de otras delicatessen culinarias y platos típicos. Es muy común acudir a estos mercados con amigos o familiares a la salida de trabajo. En las casetas, se puede encontrar casi de todo: comida, regalos, productos artesanos, artilugios fabricados en madera...
    3A pesar de las gélidas temperaturas de estos días, los mercados de Navidad vieneses congregan a mucha gente. Además de los tradicionales Punsch y Glühwein, es posible disfrutar de otras delicatessen culinarias y platos típicos. Es muy común acudir a estos mercados con amigos o familiares a la salida de trabajo. En las casetas, se puede encontrar casi de todo: comida, regalos, productos artesanos, artilugios fabricados en madera...
  • El Museo de Historia Natural (derecha) se yergue majestuoso sobre la Plaza de María Teresa. Su gemelo, el Museo de Arte, se sitúa justo enfrente. A medio camino entre ambos se alza la estatua de María Teresa I de Austria. En este parque, entre tan solmenes edificios, los visitantes del mercado de Maria-Theresien-Platz disfrutan de ponches y vinos calientes.
    4El Museo de Historia Natural (derecha) se yergue majestuoso sobre la Plaza de María Teresa. Su gemelo, el Museo de Arte, se sitúa justo enfrente. A medio camino entre ambos se alza la estatua de María Teresa I de Austria. En este parque, entre tan solmenes edificios, los visitantes del mercado de Maria-Theresien-Platz disfrutan de ponches y vinos calientes.
  • El mercadillo del Ayuntamiento (Rathaus) es sin duda la gran joya de la corona. Con un amplio espacio arbolado y un fondo de lujo, este mercado es que el atrae, merecidamente, más visitantes. A las puertas del mercado se sitúa una Corona de Adviento (Adventkranz). En los cuatro domingos que preceden al día de Navidad, una de estas velas es encendida al ritmo de villancicos. En las ventanas de la Rathaus, 24 puertas cerradas se abren descubriendo diferentes figuras, una tras otra, del uno al 24 de diciembre, convirtiendo al Ayuntamiento en un gigantesco calendario de adviento.
    5El mercadillo del Ayuntamiento (Rathaus) es sin duda la gran joya de la corona. Con un amplio espacio arbolado y un fondo de lujo, este mercado es que el atrae, merecidamente, más visitantes. A las puertas del mercado se sitúa una Corona de Adviento (Adventkranz). En los cuatro domingos que preceden al día de Navidad, una de estas velas es encendida al ritmo de villancicos. En las ventanas de la Rathaus, 24 puertas cerradas se abren descubriendo diferentes figuras, una tras otra, del uno al 24 de diciembre, convirtiendo al Ayuntamiento en un gigantesco calendario de adviento.
  • Los vieneses se toman muy en serio la decoración del parque de la Rathaus. Los árboles se llenan de lámparas con motivos navideños y en las diferentes zonas de acceso al parque puertas como la mostrada en la fotografía indican a uno que está a punto de entrar en un reino mágico, en algo parecido a un parque temático de la Navidad.
    6Los vieneses se toman muy en serio la decoración del parque de la Rathaus. Los árboles se llenan de lámparas con motivos navideños y en las diferentes zonas de acceso al parque puertas como la mostrada en la fotografía indican a uno que está a punto de entrar en un reino mágico, en algo parecido a un parque temático de la Navidad.
  • Algunos de los mercados más famosos han perdido parte de la magia, siendo recomendable acudir a otros menos conocidos. Spittelberg tiene el encanto de un pequeño pueblo, aunque se encuentra a escasos cinco minutos a pie del primer distrito. Este mercado se caracteriza por su escasa afluencia de turistas y por la fusión de la tradición con nuevas influencias multiculturales.
    7Algunos de los mercados más famosos han perdido parte de la magia, siendo recomendable acudir a otros menos conocidos. Spittelberg tiene el encanto de un pequeño pueblo, aunque se encuentra a escasos cinco minutos a pie del primer distrito. Este mercado se caracteriza por su escasa afluencia de turistas y por la fusión de la tradición con nuevas influencias multiculturales.