Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Rutas

Rincones cinematográficos de Londres

Uno de cada 10 turistas extranjeros viajan al Reino Unido por lo que vieron en las películas

Son muchas las películas rodadas en la capital británica, desde Harry Potter a James Bond

Una escena de 'Skyfall' (2012), la última entrega de la saga James Bond, rodada en Londres.
Una escena de 'Skyfall' (2012), la última entrega de la saga James Bond, rodada en Londres.

Londres es una de las urbes que más aparecen en la gran pantalla. Las escenas con la capital británica como fondo, infinitas veces proyectadas al mundo, producen una especial atracción. De hecho, se estima que son uno de cada 10 turistas extranjeros los que llegan al Reino Unido atraídos por lo que vieron en las películas, según Film London, la agencia que gestiona y desarrolla “la estrategia cinematográfica de la ciudad”.

Grandes producciones como James Bond o Harry Potter se han convertido en anuncios planetarios que transportan al público de la taquilla al andén 9 y 3/4 en la estación de King’s Cross o a la casa de Hugh Grant en la película Notting Hill, situada en el 280 de Westbourne Park Road.

Lejos de las grandes sagas, Londres tiene también (y sobre todo) rincones de ese cine descolorido de los 60 donde es fácil imaginarse a jóvenes mod con flequillo que se desplaza impecables y motorizados sobre sus Vespas. Myron Park es uno de esos rincones-plató donde Antonioni filmó Blow Up o el encantador café art decó Meat People en Islington, donde se rodó Quadrophenia en 1979, la película basada en el tema que The Who compusieron siete años antes.

Interior del café Meat People, en Londres. ampliar foto
Interior del café Meat People, en Londres.

Virginia Pablos, directora de Sin Fin Cinema (the endless platform for film) y una gran conocedora de la geografía del cine en la ciudad, recomienda también otros rincones que no salen en las películas, pero que resultan obligatorios para cualquier cinéfilo que aterrice en Londres:

- “Ümit and Son (en Hackney) parece desde fuera una tienda de chuches pero dentro un hijo y su padre llevan 20 años haciendo un esfuerzo enorme para archivar y conservar películas en celuloide de 8mm, 16 mm..”, cuenta. En este pequeño establecimiento se esconde uno de los mayores coleccionistas de cine en película de Europa. A su tienda, polvorienta y desordenada, se acercan a menudo trabajadores de la BBC preguntando por videos perdidos que nadie más que estos grandes apasionados del celuloide pueden haber conservado.

- El Britihs Film Institute (BFI), situado frente al río en la orilla sur del Támesis, es uno de los edificios que monopolizan la agenda cultural de Londres. Es el centro por excelencia para el cine. Uno puede ir a su filmoteca a ver cine inglés o participar del London Film Festival cuya sede está, como no podía ser de otra manera, en sus instalaciones. “Ponen mucho mimo y gastan mucho dinero en restaurar y dar a conocer sus películas”, comenta Pablos.

- El Institut of Contemporary Art (ICA) es la segunda gran institución cinematográfica de referencia en la ciudad. En sus magníficas instalaciones en The Mall, junto a Buchkingham Palace, exhiben un cine muy experimental, contemplativo y con poco diálogo.

- Los amantes de los 8 milímetros también disfrutarán en Londres del sonido del proyector del Horse Hospital, un antiguo establo de dos pisos construido en 1797 situado en el céntrico barrio de Bloomsbury. Del 6 al 9 de diciembre participa en el London Underground Film Festival. 

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.