Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eminem en la estación central

Detroit, cuna de la discográfica que lanzó la música negra en los sesenta, resurge tras décadas de abandono. Rítmica y automovilística, la sede de la General Motors simboliza su leyenda

La abandonada y ahora recuperada estación central de Detroit, que ha sido plató para el rapero Eminem. Ampliar foto
La abandonada y ahora recuperada estación central de Detroit, que ha sido plató para el rapero Eminem.

Decía el cineasta Jesús Franco (Jess Frank): “Madrid, mitad Detroit, mitad Villaconejos”. La ciudad inspiradora de esta gran frase es la ciudad de la General Motors, y representó en su día el auge y caída de la industria automovilística. Hoy, Detroit renace. Han sido años, décadas, de decrepitud; de casas quemadas y saqueadas; de grandes teatros convertidos en aparcamientos; de monumentales edificios abandonados a su suerte. Pero en estos momentos la cuna del fenómeno musical de la música negra agrupado en torno a la discográfica Tamla-Motown y de las grandes automotrices norteamericanas vive un extraordinario renacimiento. Algunos emprendedores, jóvenes idealistas y urbanos, han regresado a la gran urbe a hacerla renacer de sus cenizas. Son pioneros, y este es un momento idóneo para que el viajero pueda ver el inicio de la reconstrucción. Hay ahora en Detroit rincones dignos de grandes capitales del arte y el estilo, y, sobre todo, precios módicos.

9.00 Con sello catalán

¿Cómo ha cambiado Detroit en los últimos años? Pregunte a cualquiera de los clientes de Café con Leche (1), un punto de referencia en una vibrante parte de la ciudad conocida como Mexicantown. Su dueño, el barcelonés Jordi Carbonell, cuenta que la esquina donde se halla la cafetería era una de las peores de la zona. Hoy es un punto de encuentro emblemático del barrio. El cortado y el pastel de chocolate son una combinación excelente para arrancar el día.

Rascacielos donde se encuentra la sede de la General Motors, en Detroit. ampliar foto
Rascacielos donde se encuentra la sede de la General Motors, en Detroit.

10.00 De nuevo bajo techo

Cerca de Café con Leche se halla la Estación Central de Michigan (2), un edificio que quedó en desuso en 1988 y que ha servido de emblema del abandono de Detroit. Propiedad del millonario Manuel Matty Moroun, hubo un intento de demolerlo en 2009. Afortunadamente la orden no se cumplió y ahora está siendo reparado. Se le ha instalado una nueva cubierta y se ha iluminado. Ha sido decorado para películas como Transformers. En la estación han rodado recientemente un vídeo musical los raperos 50 Cent y Eminem (quien creció en Warren, un suburbio de la ciudad). No se puede entrar en el edificio, que está vallado. Lo mejor es observarlo, y tomar algunas fotos, desde la distancia.

11.30 Grafiteros en acción

Solo en Detroit pueden darse cita diversos artistas urbanos en un retén de policía abandonado. Muchos edificios deshabitados están siendo restaurados con un nuevo empuje. La empresa Southwest Solutions ha rehabilitado el Tercer Precinto, una antigua comisaría, y la ha alquilado al colectivo de artistas 555 (3). En su interior, los creadores usan las celdas de detención para almacenar sus obras. Al lado, se halla una de las pocas tiendas de agricultura urbana de Estados Unidos, Detroit Farm and Garden (4).

12.30 Costillas y especias

Es célebre en todo el país. Slows BAR BQ (5) ofrece las mejores costillas de la ciudad, en un ambiente moderno y desenfadado. Otros restaurantes, en otras partes del mundo, solo aspiran a imitar a este local que es a la vez inconfundiblemente norteamericano y rabiosamente moderno. Sería imperdonable abandonar Detroit sin probar sus baby back ribs, las costillas de cerdo ahumadas con 13 especias. El restaurante se inauguró en 2005 y abrió la vía a la revitalización del suroeste de la ciudad. Antes, muy pocos restaurantes en la zona se atrevían a abrir por la noche. Hoy es zona segura.

14.00 Diseñadores locales

El edificio Fisher (6) es una especie de catedral del art déco. Diseñado en 1928 por Albert Kahn, cuando se construyó la prensa local no se anduvo con miramientos y lo bautizó como la Torre Eiffel de Detroit. En su interior, el techo abovedado conforma un estallido de colores en perfecto estado de conservación. La cafetería Stella, a la derecha de la entrada, ofrece café Illy. Además, en el interior del edificio hay varias tiendas. Pure Detroit vende camisetas y complementos de diseñadores locales.

15.00 Al otro lado, Canadá

Vale la pena dar un paseo por la ribera del río Detroit, junto a los rascacielos del Renaissance Center (7), la sede mundial de General Motors. Es la frontera de la ciudad con Canadá, que se puede otear a la otra parte del río. Esta margen ha sido renovada con atracciones para los más pequeños. Cerca se halla la isla de Belle Isle (8), con un frondoso parque. Y allí se encuentra el invernadero Anna Scripps Whitcomb (9), un tesoro de la conservación botánica, construido en 1904.

16.00 Veintisiete frescos

Uno de los 27 murales del pinotr mexicano Diego Rivera en el Instituto de Arte de Detroit. ampliar foto
Uno de los 27 murales del pinotr mexicano Diego Rivera en el Instituto de Arte de Detroit.

Al norte, en la vibrante zona de Midtown, totalmente renovada, se halla una de las joyas de la ciudad: el Instituto de Arte de Detroit (10). Abrió en la época dorada, en 1927, cuando esta urbe no tenía parangón en América. Muestra de ello: la impresionante serie de 27 frescos de Diego Rivera Detroit Industry, una colección de murales que ensalzan las glorias de una metrópoli que quedaría dejada a su suerte tras la II Guerra Mundial. Dentro, cuelgan obras de Degas o Cézanne.

17.30 Panes orgánicos

Avalon Bakery (11) es un punto excelente para merendar. Los panes y la repostería se hacen con harina orgánica en el mismo establecimiento, que en realidad es un gran horno con algo de espacio para sentarse en el interior. Abrió en 1997, cuando el barrio estaba repleto de hampones y tomado por la prostitución. El pastel de zanahoria es casi obligatorio.

Mapa del centro de Detroit. ampliar foto
Mapa del centro de Detroit.

19.00 Pizza de masa fina

En el distrito histórico de Eastern Market está una pequeña pizzería llamada Supino (12), célebre entre los residentes de la ciudad, casi un secreto. Sus cocineros preparan una pizza de masa muy fina, que los diarios locales han votado en varias ocasiones como la mejor de Detroit. Enfrente se halla la estructura del mercado, construido en 1891, que todos los sábados bulle con centenares de vendedores.

21.00 Al estilo Las Vegas

Para recuperarse, Detroit ha apostado por convertirse un Las Vegas del Norte. Hay en la ciudad tres grandes casinos: el MGM Grand M (13), el Greektown (14) y el Motor City (15). Son grandes complejos con hoteles en su interior donde jugar algunas manos de póquer o blackjack. Puede ser una buena forma de cerrar una ruta iniciática por esta ciudad en la que surgió Iggy Pop y a la que cantó Patti Smith: “Amor en mi corazón, / la noche para explotarla, / 25 pisos sobre Detroit, / y más cosas / ahí arriba, ahí arriba, ahí arriba”.

 

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.