Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Búscame ahí

Fruterías flotantes en Tailandia

Mercado flotante de Damnoen Saduak, al suroeste de Bangkok (Tailandia). Ampliar foto
Mercado flotante de Damnoen Saduak, al suroeste de Bangkok (Tailandia).

Pitayas, rambutanes, mangos, plátanos, guayabas, lumyais, mangostanes, manzanas de agua, santols, snake fruits (frutas serpiente), lichis y durianes (fruta espinosa de punzante olor) aportan color al mercado flotante de Damnoen Saduak, en Ratchabury, a unos ochenta kilómetros al suroeste de Bangkok. Damnoen Saduak apareció como escenario de una frenética persecución de fuerabordas en la película de James Bond El hombre de la pistola de oro (1974), y desde entonces es una excursión que incluyen todos los circuitos turísticos por Tailandia.

Además de frutas exóticas, los más audaces pueden probar delicatessen locales como cucarachas o gusanos de seda fritos. Una alternativa más auténtica, aunque no tan colorista, son los klongs de Bangkok, los canales que se extienden a lo largo del río Chaopraya.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.