Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
VIAJEROS URBANOS

Sinterklaas, el Papá Noel español

Para los niños de Ámsterdam, San Nicolás acaba de llegar en barco desde... Madrid

Momento de la llegada de Sinterklaas a Ámsterdam, el pasado domingo, en el barco "España". Ampliar foto
Momento de la llegada de Sinterklaas a Ámsterdam, el pasado domingo, en el barco "España".

Con la Navidad a la vuelta de la esquina las calles de Ámsterdam ya están engalanadas con luces multicolores y los amsterdamers se afanan con las compras navideñas. A los de fuera quizá nos parezca que comprar regalos con tanto adelanto es un poco precipitado, pero todo tiene su explicación: la llegada del Papá Noel español, Sinterklaas.

A pesar de que la festividad de Sinterklaas (San Nicolás) se celebra la noche del 5 y la mañana del 6 de diciembre, el personaje en cuestión llega a los Países Bajos a mediados de noviembre; en concreto, este año ha entrado en Ámsterdam el día 18 de noviembre. A partir de esa fecha, los niños ponen zanahorias en calcetines para el caballo de San Nicolás por si se deja caer cualquier noche con un regalito. Sí, 18 días en los que los niños creen y fantasean con el personaje español más popular.

Pero, ¿quién es Sinterklaas? Si en España los personajes favoritos de los niños en las fechas navideñas son Papá Noel, los Reyes Magos o ambos para los más afortunados, en Holanda el personaje más popular es Sinterklaas, un obispo gordinflón con barbas blancas que llega con sus ayudantes, los Zwarte Pieten (Pedros Negros), desde Madrid en barco, sí, como lo digo, ¡en barco!

Tras investigar un poco, se entiende la compleja ruta de navegación que plantea esta tradición. No es que España sea un exótico paraíso ni que la remodelación del cauce del Manzanares haya dado ya tanto de sí, la explicación tiene que ver con una particular interpretación de datos históricos que han beneficiado mucho a la reputación de los españoles entre los niños holandeses.

El barco de vapor con la bandera de España por los canales de Ámsterdam. ampliar foto
El barco de vapor con la bandera de España por los canales de Ámsterdam.

Se piensa que Sinterklaas o San Nicolás nació en el año 280 en Patara (Licia, Turquía) en tiempos del Imperio Bizantino. El señor en cuestión se convirtió en obispo de Mira, la capital de Licia y murió el 6 de diciembre 342. Tras ser convertido en santo por la Iglesia Católica y con la invasión de los musulmanes, la Iglesia decidió trasladar los restos a Bari, en el antiguo reino de las Dos Sicilias, donde el emperador Carlos V más tarde sería rey. En el momento en que Felipe II, su hijo, heredó los Países Bajos, España y las Dos Sicilias, el enclave era territorio español y de ahí la confusión de que San Nicolás (Sinterklaas) llegue de España y, por simplificación, de Madrid.

San Nicolás es, entre otras cosas, el patrón de los niños, de la ciudad de Ámsterdam y de los marineros, y este estrecho lazo con los marineros explica que llegue a Holanda desde España en barco de vapor.

Y ahora, ¿quién son los Zwarte Pieten? Los Zwarte Pieten o Pedros Negros son los ayudantes de San Nicolás y su función principal es entretener a los niños y repartir golosinas, pepernoten (una galleta con forma irregular y sabor a anís) y regalos para los niños que han sido buenos.

El hecho de que los ayudantes que llegan de Madrid sean negros da también mucho de que hablar. Hay quien asegura que los niños están manchados de negro por el hollín de las chimeneas por las que bajan para dejar los regalos y otros que simplemente son negros. Las tradiciones son tradiciones y a los niños que se pintan la cara de negro para disfrazarse de Zwarte Piet no les importa tanto la exactitud de la historia.

La llegada de Sinterklaas tiene algunos beneficios para los turistas que viajen a Ámsterdam: Sinterklaas se celebra el 5 de diciembre, y a partir de ese día empiezan las rebajas. Acaba de llegar el invierno y todas esas prendas de abrigo ya están casi a mitad de precio. Mi consejo: viajar a Ámsterdam en el puente de diciembre. Con lo que se ahorra uno comprando los regalos de Navidad se paga el billete de avión y un hotelito asequible.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.