Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
24 horas en... Xàtiva

Un día a cuerpo de Borgia

Habitaciones con vistas al castillo, un cuadro de Felipe V colgado bocabajo y, para comer,

arroz al horno en la villa valenciana en la que nació el papa Alejandro VI

Cuadro de Felipe V colgado bocabajo en el museo del Almodí, que ocupa una antigua lonja de trigo de Xàtiva.
Cuadro de Felipe V colgado bocabajo en el museo del Almodí, que ocupa una antigua lonja de trigo de Xàtiva.

Dos papas: Calixto III y Alejandro VI. Una envenenadora: Lucrecia. Un fratricida: César. Y un santo: Francisco. De todo hubo en el clan de los Borgia (los Borja, antes de que italianizaran su apellido en Roma). En la variedad está el gusto. Y en Xàtiva, el origen de aquella entretenida familia, que 500 años después sigue muy viva, inspirando best sellers, películas, series televisivas e incluso videojuegos (Assassin’s creed).

9.30 Pinos carrascos

Detalle de la portada de la iglesia de Sant Feliu, en el cerro del castillo de Xàtiva. ampliar foto
Detalle de la portada de la iglesia de Sant Feliu, en el cerro del castillo de Xàtiva.

Es buena hora esta para subir al castillo. Lo mejor, lo más sano e instructivo es hacerlo a pie, aspirando el bálsamo de los pinos carrascos y parándose para contemplar por el camino las ruinas de un palacio islámico -1- del siglo XII, la iglesia de Sant Feliu -2-, de 1265, y la ermita de Sant Joseph -3-. Desde el mirador del Bellveret, que está al lado de esta última, se ve, como sobre un mapa, la vieja Xàtiva que acunó a los Borja. En el castillo -4- (962 27 42 74; de 10.00 a 19.00; 2,40 euros), erigido sobre restos ibéricos, romanos y árabes, hay una sala donde se explica la historia de esta familia. En el mismo cerro, pegado a la muralla que une la ciudad con el castillo, está el hotel Mont Sant -5- (www.mont-sant.com; 962 27 50 81; desde 83 euros), una antigua alquería fragante a azahar y jazmín, y silenciosa como una cripta, donde se duerme a pierna suelta. Otra opción, más económica (desde 48 euros) y minimalista, es La Maga Rooms -6- (www.grupolamaga.com; 962 28 82 92).

11.00 Tesoros de la Seo

Sendas esculturas en bronce de los dos pontífices Borja flanquean la entrada de la Seo o Colegiata de Santa María -7- (www.seudexativa.org; 962 27 38 36), en cuyo museo (10.30-13.00; 2 euros) se exhiben, entre otros tesoros, el cáliz gótico de Calixto III y el retablo de santa Ana que este papa encargó en 1452 a Pere Reixach. Enfrente, el antiguo hospital, del siglo XV, completa una noble plaza, antaño escenario de proclamaciones reales, procesiones y corridas de toros, siempre con los Borja en primera fila.

Bajando por la calle de la Corretgeria se llega en tres minutos al Museo del Almudín -8- (www.xativa.es; 962 27 65 97; de 10.00 a 14.00 y de 16.00 a 18.00; sábados y domingos, solo por la mañana; 2,20), antiguo almudín o lonja de trigo donde pueden verse más recuerdos de los Borja, así como varios lienzos de Ribera, otro hijo ilustre de Xàtiva. El cuadro que más atrae, sin embargo, es un retrato de Felipe V pintado por un tal José Amorós. No vale mucho, artísticamente, pero un día alguien se acordó de que el rey había mandado quemar la ciudad durante la guerra de Sucesión y lo colgó bocabajo, para hacerle un feo póstumo. Y así se quedó.

13.00 Mercadillos y dulces

Mapa de Xàtiva ampliar foto
Mapa de Xàtiva

En tiempos de los Borja se celebraban dos mercados, uno los martes para los cristianos y otro los viernes para los moros. A los moriscos se los echó de mala manera en 1609, pero el trapicheo bisemanal se mantuvo y esos mismos días, por la mañana, los tenderetes abarrotan la plaza del Mercat -9-, la más popular y de más añejo sabor de la villa, con sus soportales y sus viejas casas. A 20 metros de la plaza está Forn de Pla -10- (Noguera, 11; 962 27 63 70), buen lugar para comprar el arnadí, dulce de calabaza típico, y la almoixàvena. Tampoco es mal sitio Dulces Campos -11- (Alameda de Jaime I, 36; 962 27 49 60), un obrador bicentenario famoso por sus hojaldres y su crema de Xàtiva.

14.30 Un arroz muy poco ‘light’

La otra pata de la gastronomía setabense, la salada, es el arroz al horno, que lleva morcilla, panceta, garbanzos y nabos. Plato de mar no es (la costa queda a 40 kilómetros). Ni de régimen. Lo bordan desde 1950 en Casa La Abuela -12- (Reina, 17; www.casalaabuela.es; 962 28 10 85), donde hay un menú típico por 21 euros. También tienen fama los arroces de La Forca -13- (Abad Pla, 7; www.laforca.es; 962 27 34 02). Refinados son Canela y Clavo -14- (Alameda de Jaime I, 6; www.canelayclavo.com; 962 28 24 26) y Carpanel -15- (San Francisco, 38; www.tavernacarpanel.com; 962 28 15 85).

16.30 Escapada a Gandia

Merece la pena acercarse a Gandia -16- para conocer otros dos monumentos asociados al recuerdo de los Borja: la iglesia parroquial gótica (www.colegiatagandia.org; entrada gratuita), a la que Alejandro VI otorgó el rango de colegiata, y el elegantísimo palacio ducal (www.palauducal.com; 962 87 14 65; 6 euros), donde vivió Francisco de Borja.

19.00 Mil fuentes

Fuente de los 25 caños, en Xàtiva. ampliar foto
Fuente de los 25 caños, en Xàtiva.

Antiguamente, los novios iban mucho al jardín del Beso -17-, no hace falta decir para qué. Se está de vicio en este sombrío pensil, recordando con los ojos entornados lo que Apollinaire contaba de la bella Lucrecia. Al lado corre la fuente de los 25 caños, una de las mil que, según dicen, hay en Xàtiva. Tantas puede que no haya, pero atravesando la ciudad vieja por las calles de San Pedro, del Ángel y de Moncada -18- se descubren tres monumentales: la de Aldomar, frente a la casa en que nació Alejandro VI; la de la Trinidad, de estilo gótico, y la barroca de San Francisco, junto al templo homónimo en el que fueron enterrados muchos de los Borja.

21.00 Tapas y cerveza

Después del arroz hipercalórico del mediodía, el cuerpo pide una tregua nocturna en forma de ensalada o tapa ligera, como los canelones de berenjena de Euniss -19- (Hostals, 6; 963 11 49 05). En la vinoteca, delicatessen y tapería El Gourmet del Socarrat -20- (Trobat, 5; 962 27 27 90) se picotean productos selectos. Aunque para informal, la cervecería El Tiradoret -21- (Mercat, 10; 962 27 63 54), con tiradores en las mesas para que cada cual se sirva sus propias cañas. Quienes prefieran el zumo de malta embotellado pueden probar las cervezas artesanas locales La Socarrada (www.lasocarrada.com) y Bellveret (www.bellveret.com).

No hace falta ir lejos para hallar diversión nocturna, porque las terrazas del Mercat y las calles adyacentes -22- son el sitio. La Posada (Mercat, 46) es uno de los locales más antiguos, grandes y rebosantes, sobre todo de veinteañeros. Los hermanos mayores van al Café del Mercat-The Dubliners (Mercat, 4) y a Sabor Saiti (Pescadería, 7). Mientras que los más jóvenes son fieles a Paradero (Mossen Urios, s/n). La Fontana (Mercat, 35) la frecuentan adictos al rock y a la cerveza. Y El Minibar (Botigues, 8), los que piensan que la ginebra es la reina de la coctelería.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.