Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VIAJEROS URBANOS

Los ‘hot dogs’ que arrasan en Gran Canaria

Este local junto a la playa de Salinetas ofrece 20 variedades distintas del clásico perrito caliente

El local está en el numero 37 de la calle Américo Vespuccio de Telde.
El local está en el numero 37 de la calle Américo Vespuccio de Telde.

"Si no pringa, no es un perrito caliente." La frase la pronuncia el propietario José Antonio González mientras te extiende un ramillete de servilletas sobre el mostrador del establecimiento situado a un minuto de la playa de Salinetas, en el municipio de Telde (este de Gran Canaria). Un viernes a las diez de la noche la cola te puede hacer esperar hasta veinte minutos para recibir tu pedido. ¿Tan buenos están? En el alboroto un coche blanco tuneado se detiene delante del local interrumpiendo la circulación. El conductor grita: "¡Los mejores perritos de Gran Canaria!" y se pierde calle arriba haciendo rugir los motores. La clientela oscila entre los 14 y los 35 años. Pero llegan de todas la edades. Y de todos los puntos de la isla. La mayoría se lleva una abultada bolsa como para suministrar a toda la familia.

González se decidió en tiempos de crisis por un local de hot dogs siguiendo un consejo de su padre, fallecido hace seis años. “Cuando paseaba con él me decía que, si algún día tuviera que ganarse la vida, un puesto de perritos era éxito garantizado”. Así está siendo. Los Perritos de Salinetas, situados en el numero 37 de la calle Américo Vespuccio de este barrio residencial costero, nació en agosto de 2010. Hoy, con una carta que suma 20 variedades distintas sobre la clásica ecuación compuesta por pan bombón, salchicha danesa hervida, keptchup, mostaza, alioli y cebolla cruda, ya es la marca #Salinetas Hot Dog. Abre de 18.30 a 01.00 horas de lunes a domingos. De jueves a domingos también por las mañanas, entre las 12.00 y las 16.00 horas.

El éxito de la iniciativa está en el talento para innovar en un producto popular de gran arraigo en Canarias desde el boom turístico de los años 60 del siglo pasado. El punto de inflexión en la carta fue el Connie Island, puesto en circulación en octubre de 2010. “Cuando vivía en los Estados Unidos me comía el perrito con carne típico de allí. Tomé la idea y la mejoré. Es un hot dog americano con virutas de queso edam y cheddar gratinadas con soplete de cocina. Además tiene carne picada hecha al estilo tex-mex, base de mostaza dulce, cebolla deshidratada y salsa de barbacoa. El nombre es en honor al primer sitio donde se empezó a comercializar el producto en Nueva York.”

González asegura que todas las creaciones son originales, inspiración propia, sin buceos en Internet. Y de elaboración artesanal. “Hay veinte en la carta, pero he testado más de 40 variedades. Por ejemplo, de trasponer el famoso Big Mac surge el Valseca Hot Dog, que tiene salchicha, cebolla caramelizada, carne al estilo tex-mex, queso edam, queso cheddar fundido, escarola cortada en tiritas, dados de tomate natural, un toquito de sweet chili y una pincelada decorativa de keptchup y alioli”. El Sweet Hot Dog lleva cebolla caramelizada, mostaza dulce, mostaza a la miel, vinagreta francesa, pesto genovés y un toque de sweet chili. Y el Salinetas Hot Dog, queso edam gratinado, cebolla crujiente, papas paja, keptchup, mostaza, queso cheddar fundido y un toque de alioli.

El trabajo en redes sociales es a destajo. Los Perritos de Salinetas tiene página en Facebook, Twitter, Google+, Pinterest, Tuenti y Foursqare. La batalla de González en el mundo virtual se desarrolla a diario cuerpo a cuerpo, cliente a cliente. “Conseguí captar por Twitter a un turista británico que estaba en el aeropuerto de Heathrow (Londres) a cinco minutos de embarcar a Gran Canaria. Él lo escribió en un tuit y yo le respondí ofreciéndole gratis un combo (perrito con nachos y una bebida). Al día siguiente vino a recogerlo. Sin conocer nada de la isla se recorrió más de 20 kilómetros para probarlo.”

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.