Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
VIAJEROS URBANOS

El Londres bajo tierra

En el subsuelo de esta ciudad se pueden visitar antiguos búnkeres de la guerra o túneles en desuso convertidos en teatros

Interior del refugio de Churchill War Rooms. Ampliar foto
Interior del refugio de Churchill War Rooms.

En el mundo subterráneo de Londres, la realidad parece, muchas veces, más propia de una novela negra. Cuando el fotógrafo David Moore consiguió entrar en el búnker que el Gobierno británico terminó de construir a principios de los años 90, ya había visto otros túneles y refugios de la Guerra Fría y la II Guerra Mundial. Sin embargo, sintió una inquietud diferente ante los pasillos de puertas blindadas y se preguntó cuál era la verdadera razón por la que el Ministerio de Defensa le dejaba reproducir algunas imágenes de aquel lugar.

A David Moore solo le permitieron fotografiar ciertas salas y el estudio de televisión fantasma que, con sus micrófonos y cámaras apagados, parecía preparado para la llegada del fin del mundo. Su serie, The Last Things, es uno de los pocos documentos accesibles del complejo Pindar. Pero en Londres existen otros lugares históricos bajo tierra que, a pesar de su pasado confidencial, están ahora abiertos al público. Desde fortalezas oficiales hasta túneles en desuso convertidos en teatros, abundan los espacios donde imaginar un mundo paralelo con secretos y criaturas que nunca han visto la luz.

El refugio de Churchill War Rooms es sin duda el más sorprendente (Clive Steps, King Charles Street, SW1A 2AQ). Dispuesto en un laberinto de corredores estrechos, el sótano del edificio del Tesoro sirvió de escondite al gobierno y sus cientos de empleados durante los seis años de bombardeos nazis. Telegrafistas, secretarias, radio operadores y hasta Ministros vivían y trabajaban en este escondrijo, del que apenas salían unas horas cuando oscurecía para respirar aire fresco.

El inquietante mundo de las galerías de The Old Vic Tunnels.
El inquietante mundo de las galerías de The Old Vic Tunnels.

Entrar en las War Rooms es como colarse en una película de espías. Gracias al buen estado en que se conservan las habitaciones, resulta fácil revivir la tensión de Churchill ante los avances de las tropas enemigas en los mapas que se despliegan por la pared. O evocar a sus hombres y mujeres intentando dormir unas horas o fumando en sus escritorios llenos de informes, a la espera de las noticias que a través de los grandes teléfonos llegaban del exterior.

El subsuelo de Londres oculta además otros destinos. El Greenwich Footpath, el túnel para peatones que cruza el río, invita a un paseo por debajo del Támesis; The London Bridge Experience (4 Tooley Street, SE1 2SY) ofrece una especie de casa embrujada por las criptas de una de las zonas más antiguas de la ciudad, y The Old Vic Tunnels (Station Approach Road , London SE1 8SW), el hermano gótico del reputado teatro Old Vic, esconde tras su puerta discreta el inmenso recinto de túneles abovedados de la estación de Waterloo. Un marco que envuelve cualquier obra de un ambiente clandestino.

No hace falta mirar muy lejos para encontrar el mundo subterráneo y secreto de Londres. El metro, por ejemplo, esconde lugares que cada día pasan inadvertidos a millones de viajeros. Las estaciones que se han cerrado con el tiempo constituyen también una fuente inagotable de historias y leyendas. Así que la próxima vez que se encuentren en un vagón, acerquen la nariz al cristal de la ventanilla y cuando vean unos andenes vacíos recuerden que quizá, en realidad, ocultan una misión todavía sin desvelar.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.