Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
TROTAMUNDOS

Cerveza con Shakespeare

El director teatral Ernesto Arias se fue a Londres para acudir a una función en el shakespeariano Globe Theatre

Ernesto Arias se fue a Londres para ver teatro. El director, que tiene en cartel Enrique VIII hasta el 23 de septiembre en Teatros del Canal, en Madrid, acudió a una función en el shakespeariano Globe Theatre para entender la puesta en escena del siglo XVI.

El director de teatro Ernesto Arias ampliar foto
El director de teatro Ernesto Arias

¿Por qué le fascina el Globe?

El espacio es una pasada; un escenario isabelino ideal emplazado muy cerca de donde estuvo el original. Theo Crosby fue el arquitecto que lo recreó.

Y las obras se ven de pie…

Hay 700 sitios de pie; otros no. La relación entre la escena y la platea es completamente diferente del teatro actual. Se puede entrar y salir a discreción o gritar ante lo que ocurre en el escenario, que está a cielo descubierto. El intercambio de energía entre los actores y el público es muy fuerte.

¿A qué representación acudió?

Estaba en cartel Bien está lo que bien acaba, una comedia de Shakespeare que vi mientras tomaba una cerveza, también se puede beber durante la función. Tras la obra, el productor me enseñó el espacio para ayudarme en la adaptación que estaba preparando.

Al final estrenó allí.

Sí, y disfruté de una acogida estupenda. El Globe es una factoría teatral inigualable. Genera un ambiente cultural muy interesante a la vez que es un punto de atracción de turistas y mitómanos; el teatro aparece en muchas películas isabelinas como Shakespeare in love. El director del teatro nos contó que, justo al lado, pretenden construir una réplica de un teatro jacobino, de la época posterior a Isabel I, cubierto y donde las escenas se iluminan con velas.

¿Celebró el éxito en el barrio de Southwark?

Antiguamente, la zona era un suburbio donde abundaban los escenarios y los prostíbulos. Con el tiempo ha cambiado mucho y los alrededores están llenos de locales muy animados. Muy cerca está el Borough Market, un mercado tradicional donde compra el chef Jamie Oliver. También hay multitud de bares como Cantina Vinopolis, una vinoteca a orillas del Támesis bajo uno de los arcos victorianos típicos de la zona del río.

¿Qué sensación se llevó?

Volví a casa, caminando por la ribera mientras pensaba en la obra. Pasé junto a la Tate Modern, crucé varias terrazas y me paré a ver el imponente Teatro Nacional, del arquitecto Denys Lasdun. Hacía una noche estupenda, los edificios tenían una luz muy agradable, acababa de estrenar en el Globe y había gustado. No me lo podía creer.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.