Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VIAJEROS URBANOS

Las tres orillas de Zaragoza

Tres terrazas de la ciudad aragonesa al borde del Ebro, del Huerva y del Canal Imperial

Le Pastis lleva siete años animando el paseo de la ribera del Ebro. Ampliar foto
Le Pastis lleva siete años animando el paseo de la ribera del Ebro.

Sacar las sillas y el abanico a la puerta de casa cuando aprieta el calor es una costumbre ampliamente arraigada en nuestro país. En la ciudad, las clásicas terrazas nos ofrecen una versión más sofisticada del asunto. Pero si en lugar de tomarnos algo con vistas al asfalto, podemos hacerlo al aire libre, rodeados de arbolitos y cerca de un río o un canal, la cosa mejora notablemente. Zaragoza lo sabe, y saca partido a sus orillas (las que bordean el Ebro, el Huerva y el Canal imperial) con tres terrazas coquetas y asequibles que nos permiten tomar cañas, cócteles y algo de picoteo mientras soñamos con destinos más lejanos y exóticos.

El Ebro se viste de Sena

El mítico Le Pastis (Paseo de la Ribera (0034) 976960302), que lleva ya siete años animando el paseo de la ribera del Ebro en su margen izquierdo (junto al Puente de Hierro), no es la única terraza a orillas del río, pero en ninguna se siente uno tan soñador y parisino mientras mira la luz del atardecer cayendo sobre sus aguas. Gracias a Yann Leto, con regularidad se pueden escuchar conciertos acústicos gratuitos (Bigott, Remate, Gangpol & Mit...) y disfrutar de música de ayer y de hoy acompañados por los más variados Djs. Junto a la oferta habitual de bebidas veraniegas, en la terraza se sirven cócteles y el consabido licor anisado que da nombre al lugar. Además, en días señalados, el chef Justo nos puede ofrecer como plat du soir unas crêpes, un surtido de sushi o un cordon bleu acompañado por una fricassée de champiñones por unos 6 euros. El año próximo se anuncia un “nuevo Pastis” con más conciertos, un nuevo espacio cubierto y más “chefs invitados”.

El tesoro del Canal Imperial

El viaje aventurero de Michael Douglas y Kathleen Turner a la selva colombiana fue la inspiración que llevó a sus dueñas a convertir El corazón verde (África, 8. (0034) 976371370) en la joya del embarcadero del Canal imperial. Los conciertos de los miércoles (desde el retro-pop de San Marino, al rockabilly del escandinavo Jan Svensson pasando por los inclasificables Hillbilly Mongows) están presentes en la agenda de los zaragozanos desde hace más de un año. Ideal para tomarse el primer café de la mañana en verano mirando a los patos, o para alargar el aperitivo de los domingos comiendo paella a ritmo de Dj. Su programación no se detiene en invierno, y se puede seguir disfrutando de las vistas al canal a través de sus amplias cristaleras desde el interior del local.

Aires de Toscana junto al Huerva

Y para los espíritus tranquilos, que buscan un lugar apartado donde esconderse cerca del casco histórico de la ciudad, Anabel y Pablo abrieron recientemente a orillas del río Huerva el Villa Felice (Calle de Salvador Madariaga (0034) 685 54 52 13), en el antiguo parque del canódromo, hoy parque de Villafeliche. La fórmula es algo diferente: modificando ligeramente el nombre al pueblo de Calatayud, con música relajada, enredaderas y colores claros, resultó un ambiente all'italiana donde se pueden tomar platos fríos con un toque diferente (un bocadillo de verduras asadas con queso azul; una ensalada de patata, salmón y aliño de mostaza; o un sorbete de mandarina), siempre por menos de 5 euros. Con ellos tendremos terraza hasta el mes de octubre, y se preparan para ofrecer menús diarios y brunchs los fines de semana con la misma fórmula económica y refrescante.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.