Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Dormir

En torno a una fuente

PARADOR DE ALBACETE, una quintana de fuerte sabor manchego

Patio central del parador de Albacete.
Patio central del parador de Albacete.

Es un clásico, aunque puede desilusionar a quien ande buscando un enclave con historia. El de Albacete no es un parador de referencia por mucho que el arquitecto Alejandro Sainz de Vicuña quisiera presentarlo en 1970, año de su inauguración, como una quintana manchega de las más típicas en la tierra del Quijote. Atributos pintorescos los tiene, desde luego. No hay más que ver su conformación pegada al suelo, la linealidad de su fachada, el corral o patio arbolado, con una fuente central de tres vasos, alrededor del cual orbitan las instalaciones hoteleras. Y el baño de luz que reciben los ventanales, según la posición del sol.

Puntuación 6,5
Arquitectura 6
Decoración 4
Estado de conservación 6
Confortabilidad habitaciones 6
Aseos 6
Ambiente 7
Desayuno 6
Atención 8
Tranquilidad 8
Instalaciones 8

Al parador se tiene que llegar necesariamente en coche. Cinco minutos escasos del centro, por la carretera de Chinchilla. Esto, que incomoda a quien pernocta por necesidad de trabajo, se convierte en un aliciente para el aluvión de cazadores que van aterrizado desde todos los rincones del planeta. Unos y otros gozan de un recibimiento amable. Incluso más cercano que el acostumbrado en muchos establecimientos de la red. ¿Será por el templete instalado en la entrada, que invita a una liturgia de purgatorio o de desempolvamiento simbólico del camino? Tras los trámites se accede a la habitación. Es cuestión de recorrer un largo pasillo, y ya está. Entre tanto, saltan los espacios comunes, aliviados de la atosigante presencia de muebles castellanos de Artespaña, floreros de quita y pon, así como de los variopintos óleos que exhibía el parador antes de su última reforma. Un Antonio López parece que fue a parar al museo de Albacete.

Categoría: cuatro estrellas. Dirección: carretera CN-301, km 251. Albacete. Teléfono: 967 24 53 21. Fax: 967 24 32 71. Reservas: 902 54 79 79. Web: www.parador.es. Instalaciones: jardín, piscina, campo de golf de 9 hoyos, tenis, salón, 6 salas de reuniones (850 personas), cafetería, restaurante. Habitaciones: 2 individuales, 66 dobles. Servicios: algunas habitaciones adaptadas para discapacitados, no admite animales. Precios: desde 96,76 la doble; desayuno, 16 + 10% IVA.

El diálogo ambiental es integrador y ameno. Hasta encontrarse dentro del dormitorio, lo más caduco del lugar. Ahí volvemos a oler a viejo, a reconocer los añejos cabeceros, los sillones rústicos, los entelados pretendidamente aristocráticos, las lámparas de mesa y floreros cerámicos con motivos campestres, archipresentes aún en muchos paradores. Apretadas unas, algo más espaciosas la mayoría, en predominantes colores azul, caldero y crudo, son aquellas con terrazas abalconadas las que gozan de la preferencia de la clientela.

Terraza del parador de Albacete.
Terraza del parador de Albacete.

Sin mucho alarde, el bufé de desayuno convence y despereza. Porque a ciertas horas el batiburrillo de mesas no contribuye mucho al sosiego. Los amantes del golf tienen a su disposición un pequeño campo de nueve hoyos para practicar las distancias cortas en un recorrido diseñado por el mismo cuadro técnico que firmó el afamado golf del parador de El Saler.