Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Escapadas

Pequeña guía de la toscanidad

Pan sin sal, calles que inspiraron el cine, el acento local y los agroturismos. Diez claves para captar la esencia de la región italiana, más allá de las colinas y los colores cálidos

La terraza del restaurante Boccon Divino, en Montalcino.
La terraza del restaurante Boccon Divino, en Montalcino.

Esto no es una guía de la Toscana, sino por la toscanidad. Los nombres clave de esta región del centro de Italia están escritos y repetidos hasta la saciedad por todos los que un día llegamos allí, nos enamoramos y quisimos contarlo sin importarnos cuántos millones de veces se ha escrito antes sobre su campiña infinita y los colores cálidos de sus ciudades. Coja un avión a Pisa o a Florencia, alquile un coche y piérdase sin preocuparse de más. Conduzca, conduzca sin rumbo… a Siena, a Perugia, a las termas de Petriolo o las de Saturnia, a pueblos diminutos como Murlo, Buonconvento o Vinci, lugar de nacimiento del genio Leonardo. En la Toscana no hay posibilidad de error. Lea lo mucho que se ha escrito y documéntese hasta que se sacie, porque la historia de esta región siempre será más larga que su curiosidad porque se remonta a los etruscos. La toscanidad es un conglomerado de pequeñas cosas cuyo significado es imperceptible a ojo del forastero recién llegado. He aquí unas pocas claves para captarla cuando la tenga delante.

La campiña toscana. ampliar foto
La campiña toscana.

1. Un supermercado llamado Coop

En su viaje por la Toscana hacia ninguna parte, quizá esté conduciendo entre Empoli y Vinci, o entre Certaldo, la ciudad medieval donde nació Bocaccio, y la limítrofe Castelfiorentino, cuando se fije por primera vez en las letras rojas de un supermercado llamado Coop. Encontrará su logotipo por toda la región en formato de hipermercado o supermercado local. La Coop es la cadena de supermercados más grande de Italia. Su sede está en Bolonia, pero en Toscana la Coop es una institución para las familias. Es una cooperativa formada por 115 grupos de consumo en toda Italia y merece la pena darse una vuelta, ver sus estantes llenos de fiambre (y comprar) y pasear por los pasillos exclusivamente dedicados a los mil tipos de pasta…

2. Ces que no se pronuncian

Verán la Coop mil veces, pero jamás escucharán su nombre en las calles si esperan que suene algo así como koop. El dialecto toscano tiene la singular característica de aspirar las ces entre vocales por lo que en las calles de Florencia será más común oír algo así como vado alla ‘hope’ (voy a la Coop). Ellos mismos bromean sobre este rasgo de su acento con una broma: pedir una coca-cola con una pajita corta, corta. En italiano sería: “Una coca-cola con la canucia corta, corta”, y en toscano hablado, “una hohahola hon la hanucia horta, horta”. Otro rasgo de su fuerte personalidad hablada es la sutil ce dulce, una ce que suena como una sh. Es seguramente menos reconocible que la hache aspirada para un oído que no esté hecho al italiano, pero prueben a afinar el oído y conocerán cómo suena la toscanidad.

3. Siena, suspendida en la Edad Media

La Piazza del Campo de Siena, escenario de la famosa fiesta del Palio. ampliar foto
La Piazza del Campo de Siena, escenario de la famosa fiesta del Palio.

Ingleses y alemanes sueñan con su bella vita toscana para su jubilación, pero para quienes nacieron allí ese esplendor forma parte de la cotidianeidad. Rodeados de arte e historia, las condiciones en que viven los habitantes de Siena son sorprendentes. Desvíese a la ciudad cuando vea su nombre escrito en las señales de la autopista. Pequeña y mansa, se quedó suspendida en la Edad Media y cualquiera que viva dentro de sus muros dormirá, estudiará y hará la compra sobre piedras históricas puestas allí entre los siglos XIII y XV.

Deje el coche fuera de la muralla porque le multarán si cruza sus puertas. La ciudad es pequeña, no le faltará tiempo para ver el Duomo y la Piazza del Campo y la Torre del Mangia, así que no le preocupe desviarse un rato de la ruta turística para entrar a las universidades. Vaya a la biblioteca de Lettere, la universidad de Filosofía y Letras donde hasta hace unos años el fallecido escritor Antonio Tabucchi impartía clases de literatura. La Universidad degli Studi di Siena es una de las más antiguas de Europa, con 772 años de actividad académica a las espaldas. Sus estudiantes reciben clases en iglesias medievales recicladas en aulas. Cuélese. Es un espacio público y verá a profesores y alumnos en clase como si nada bajo antiquísimos frescos.

4. La vida secreta de los barrios y sus contradas

Una calle de Perugia. ampliar foto
Una calle de Perugia.

El acento de la Toscana, la Coop y la universidad son accesibles a cualquiera que tenga ganas de descifrarlos, pero hay algo arraigadísimo en la cultura local que es impenetrable a cualquier forastero: la vida de contrada. Muchos pueblos medievales de esta región están divididos en barrios identificables por sus símbolos y la pertenencia a ellos se vive casi como una religión cuya mayor celebración es el Palio. Ser de una contrada es algo así como pertenecer a un clan muy cerrado. Es muy posible que, caminando por los pueblos, vea comidas de contrada, niños entrenando a lanzar sus banderas al aire o sonido de tambores por el festejo de alguna ocasión en la contrada. Fisgonee lo que pueda, mire y escuche, pero no espere ser invitado a la mesa. La contrada es una cosa de la Toscana solo para toscanos.

5. Arezzo y otros escenarios de película

Arezzo, a 70 kilómetros de Siena, es el más famoso de los escenarios de película en la región. Se ha convertido en sitio de peregrinación de los turistas por ser el lugar donde se rodó La vida es bella (de Roberto Benigni, 1997). La Toscana aparece en muchas películas como El paciente inglés (Anthony Minghella, 1996) o Belleza robada (Bernardo Bertolucci, 1996). Algunas secuencias de la última entrega de James Bond, Quantum of Solace (Marc Forster, 2008), fueron rodadas en las calles de Siena. Florencia aparece en Gladiator (Ridley Scott, 2000) y también en el filme de 1985 Una habitación con vistas (del director James Ivory).

6. Roberto Benigni, una voz al mundo

El director y protagonista de La vida es bella es el mejor transmisor contemporáneo de ese concepto abstracto que llamamos toscanidad. El actor, nacido en Castiglion Fiorentino, provincia de Arezzo, caricaturizó con maestría en Berlinguer ti voglio bene (1977) otra característica de la lengua toscana: las palabrotas. En una escena mítica el protagonista, Mario Cioni (Roberto Benigni), enlaza una y la siguiente maldiciendo el momento en que su madre se ha tenido que morir justo el día que él había logrado acercarse a la chica que le gusta.

Guía

Pequeña guía de la toscanidad

Cómo ir

» Iberia (www.iberia.com) vuela a Pisa desde Madrid y Barcelona, solo desde Barcelona lo hacen Ryanair (www.ryanair.com) y Vueling (www.vueling.com). Vueling une además Madrid y Barcelona con Florencia.

» Las principales compañías de alquiler de coches tienen oficina en esos aeropuertos, aunque a veces sale más barato contratar una agencia local; portales como www.autoeurope.es permiten comparar precios.

Dormir

» Toprural (www.toprural.com) recoge cientos de casales y alojamientos de agroturismo en la Toscana. Existen otras páginas donde mirar, como Agriturismo (http://es.agriturismo.net/) o Agriturismo (www.agriturismo.it).

Citas

» El palio de Siena. La competición hípica entre las contradas de Siena es un gran acontecimiento que tiene lugar dos veces al año: el 2 de julio (en honor de la Virgen de Provenzano) y el 16 de agosto (por la Asunción de la Virgen). Más información, con datos prácticos, en la web del Ayuntamiento de la ciudad: www.comune.siena.it (en italiano).

Información

» Florencia (www.comune.firenze.it).

» Luca (www.comune.lucca.it).

» Pisa (www.comune.pisa.it).

» Arezzo (www.comune.arezzo.it).

» San Gimignano (www.sangimignano.com).

» Vinci (www.comune.vinci.fi.it).

» Volterra (www.comune.volterra.pi.it).

» Petriolo (www.turismoinmaremma.it) para información sobre turismo termal gratuito y al aire libre en la cascada del Mulino.

» Isla de Giglio (www.consorziomaremmare.it).

» Murlo (www.murlo.info).

» Buonconvento (www.comune.buonconvento.siena.it).

» Vino toscano: www.vinit.net.

» Turismo de la Toscana (www.turismo.intoscana.it).

El cómico representa además el espíritu de izquierdas que distingue a la Toscana y es frecuente encontrarle encaramado a los escenarios de las plazas de media Italia dando discursos cómicos contra Berlusconi y la política nacional en general. La Toscana es, junto con Emilia Romaña, uno de los bastiones clave del partido socialdemócrata PD.

7. Charla política en el Circolo Arci

Si quieren hablar de política, y husmear en las tertulias cotidianas, entren en un Circolo Arci, acrónimo de Asociación Recreativa Cultural Italiana. Al contrario que en las contradas, aquí es muy posible que acaben compartiendo una birra o un chato de vino chianti con los paisanos. Son centros de reunión tanto de jóvenes como de pensionistas que se encuentran por todo el país. La asociación dice de sí misma que se reconoce “en los valores democráticos nacidos de la lucha de liberación contra el nazifascismo, valores que encuentran pleno reconocimiento en la constitución de la República”.

8. “Probarás cuán salado sabe el pan de los demás” (Dante)

Y de la política a la mesa. Si viene de España advertirá al primer bocado que el pan toscano es insípido. Un motivo es que la gastronomía de la región es salada y muy sabrosa y el pan soso contrarresta esa sensación. La segunda razón nos arrastra de nuevo a la arena política y a la historia… “Deriva de las consecuencias de las luchas entre Pisa y Florencia del siglo XII que llevaron a la ciudad portuaria de Pisa a bloquear el comercio de sal hacia el interior. Como toda respuesta, los florentinos decidieron comenzar a hacer pan sin sal. Según otra tradición, la sal era sencillamente demasiado cara y por lo tanto los florentinos decidieron ahorrársela”, explica en su web la Oficina de Turismo de Florencia. Doscientos años después de esa guerra Dante escribió en la Divina Comedia: “Probarás cuán salado sabe el pan de los demás”.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.