Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
VIAJEROS URBANOS

Tres rutas por Los Ángeles de la mano de un grafitero

Recorrido por los murales y grafitis de la ciudad californiana guiado por el artista urbano Duce

'History is Myth', mural de Rip Cronk en el Venice Hotel de Speedway. Ampliar foto
'History is Myth', mural de Rip Cronk en el Venice Hotel de Speedway.

Duce es un artista urbano que ha sellado su impronta en los edificios y muros de Los Ángeles desde hace 25 años. Con el permiso de figuras de renombre como Jackson Pollock o Andy Warhol, entre otros muchos, se aventura a sostener que "el grafiti es la única expresión artística que EEUU ha exportado al resto del mundo". No le falta algo de razón, aunque no las tenga todas consigo.

La evolución de esta forma de expresión, la cual miramos de soslayo en este artículo, nos lleva a Los Ángeles, año 2012; una ciudad en la que se ha gestado un arte urbano plasmado a base de acrílicos, sprays, cartelismo... y que, como dice Duce, se ha exportado al exterior (con el permiso de Nueva York), siempre de la mano de la música, el skateboard, la cultura de barrio, la creatividad y, en ocasiones, de la violencia callejera.

"Antes, todo era mucho más underground. Era difícil dar con los artistas callejeros porque las obras se relacionaban con el mundo de las bandas y no querían que se les reconociera. Ahora todo ha cambiado. Todo es más visible gracias a Internet y muchos artistas desean ese nivel de exposición; otros, en cambio, continúan sin querer que se les adore", comenta.

Son las 7 de la mañana en la zona norte del Este de Los Ángeles. El sol ya muestra sus credenciales sobre una ligera bruma de contaminación y Duce se dispone a enseñarnos una de las tres rutas grafiteras que sugerimos más adelante, al tiempo en que nos habla del pasado, el presente y el futuro de este arte en la sombra antaño y, en ocasiones, valorado en exceso en la actualidad.

"Hace décadas, había que buscar los grafitis; ahora es más accesible", comenta tras recordar unos orígenes de jóvenes pandilleros dibujando sus nombres en abstracto sobre autobuses de la zona del Downtown. "Había una diferencia entre el Oeste de la ciudad, con mucha influencia de artistas que se instalaron en los años 80 provenientes de Nueva York; y el Este, con gran poder de las bandas callejeras".

Mural de varios artistas entre los que se encuentra Duce (en una esquina de 2643 N Figueroa). ampliar foto
Mural de varios artistas entre los que se encuentra Duce (en una esquina de 2643 N Figueroa).

Menciona a pandilleros como los Back Street Kings (BSK) o Second To None (2TN) alrededor de esta zona; y a West Coast Artist (WCA) en el Oeste; y no olvida a clásicos como Poison Panic; el artista de los pósters, Robbie Conal o el también cartelista y polifacético Shepard Fairey.

Ha llovido mucho desde aquellas impresiones abstractas y personalizadas con letras que se doblaban sobre sí mismas hasta los murales con personajes, a la postre reconocibles, que colman las calles de Los Ángeles. La delgada línea de la legalidad y la ilegalidad sigue vigente, "aunque con más concesiones y permisos", afirma Duce; y es que, la sombra de Banksy es alargada. "El show Banksy es positivo por un lado y negativo por otro", apunta. Algo que se nota en cómo miran los ojos del resto de la gente a este arte idiosincrásico en Los Ángeles.

"Aunque se pueden conseguir permisos, hay que tener cuidado porque hay gente que sigue viendo esto como un acto vandálico. Aún llaman a la Policía cuando te ven creando", asegura. Aunque todo depende de la técnica. Duce da unas pautas: cuando es con spray, saltan las alarmas automáticamente; con acrílicos, lo mejor es dar tonalidad a los muros y dejar la creación de los personajes para los días finales, cuando la gente ya se ha acostumbrado a verles trabajar. Cuando ven a artistas con los rollos y la cola para pegar impresiones, piensan que están colocando publicidad y se ve como normal.

Y es que si algo ha potenciado la "normalización" de la situación, eso ha sido la proliferación de exponentes de renombre en las calles y el aumento de esta técnica en la publicidad. En su opinión, el documental Enter Through the Gift Shop (2010) popularizó el arte callejero y dio protagonismo a muchos artistas como Space Invader. Por otro lado, dejó fuera a otros muchos, y es que no todos son partidarios de hablar tan alto. "Al final, los que aparecen en los libros y otros medios son los de siempre, y no tienen que ser los mejores necesariamente. Entre todos, incluido Obey (pseudónimo utilizado por Fairey), le empezaron a dar sentido a este arte y mostraron otra manera de contemplarlo, sin élites de vino y queso. Cualquiera lo podía apreciar, aunque al final todo evoluciona a lo mismo", puntualiza. Es decir, a obras vendidas por miles de dólares y colas interminables en galerías que supieron ver el efecto Banksy de color verde billete.

El presente del arte callejero en este lado del mundo habla varios idiomas. Hay un exponente imperdible que está llenando los rincones de Los Ángeles de rostros cargados de realismo y a veces esperpento. Junior (JR), es un artista parisino laureado en la ciudad tanto como en su tierra natal, y que fue aclamado con todos los honores en la exposición que el Museo de Arte Contemporáneo de Los Ángeles le dedicó al arte callejero en agosto de 2011. Se trató de la primera vez que el museo le dedicó un monográfico a estas disciplinas callejeras y el rol de la ciudad en la evolución del arte de ladrillo y cemento. En la exposición se dio cabida a artistas locales como Craig R. Stecyk III, Chaz Bojórquez, Mister Cartoon, RETNA, SABER, REVOK o RISK.

Las innovaciones a escala mundial dibujan el futuro con enormes relieves taladrados sobre el ladrillo u obras nacidas a base de explosiones como las del portugués, Alexandro Farto, uno de los artistas coetáneos que Duce reconoce admirar mientras nos enseña algunos de los rincones imperdibles de la ciudad.

Primera ruta: Sunset Blvd/Downtown

Éste fue el emplazamiento elegido para la conversación con Duce. Abarca desde el cruce entre Santa Mónica Blvd con Sunset Blvd callejeando hasta el Downtown, con un desvío opcional y recomendable en Glendale Blvd. Se recomienda ir en coche y las paradas son continuas. Numerosos artistas dejan su impronta en edificios antiguos, muros ocasionales y parkings descuidados.

Rostros bajo el puente de Glendale BlvdReservoir St. ampliar foto
Rostros bajo el puente de Glendale Blvd/Reservoir St.

Atención a los rostros realizados por el muralista Kent Twichelle y localizados en el túnel de Glendale Boulevard y Reservoir Street; a la pared (Chiken Wall) de Sunset Blvd entre Coronado y Waterloo Street, con trabajos de Cache, los gatos de Rey Cordones o los personajes inexpresivos de EYE. Los rostros femeninos en Park y Sunset Boulevard, el parking y museo al aire libre del abandonado Club Bahia donde Duce tiene una presencia activa (1130 West Sunset Blvd), los perfiles de Junior y, en la misma acera, el Studio Number One de Sherpard Faire, con una de las reconocibles creaciones de Space Invader. La oferta es inacabable en esta zona.

Yendo de Sunset dirección al Downtown, se llega con facilidad a Santa Fe Avenue y Traction Avenue, a la 1st Street, Broadway... toda esa zona está infestada de graffitis y murales. Es muy recomendada el área desde la 1st hasta la 4th Streets y Alameda St hasta Santa Fe Av. Por esa zona también se pueden visitar las galerías de arte callejero, 'The Hold Up Gallery' (2nd Street, entre Central y San Pedro) y 'Crewest Gallery' (Winston y Main).

Segunda ruta: al este de Echo Park

Puede ser una ruta alternativa desde Sunset Blvd, en lugar de ir al centro de la ciudad, se sigue al Este. Si nos situamos al Norte de la esquina de Cesar Chavez y Alameda hay una localización interesante (1648 North Spring Street). Hay varios murales enormes al igual que si acerca al puente de Spring Street. Este emplazamiento queda al Este de Echo Park, una zona marcada por la gentrificación en la actualidad y conocida por la actividad de bandas callejeras hace unos años. Se trata de uno de los espacios más prolíficos de la ciudad.

Tercera ruta: Venice Beach

El atractivo de este itinerario reside en la cercanía de los murales entre ellos, lo bien que se complementan con la playa (sobre todo cuando cae el sol en unos atardeceres eternos) y el estilo que desprende el artista fetiche de la zona: Rip Cronk. Suyas son muchas de las icónicas obras que se pueden ver en esta ruta sin principio ni final.

'Touch of Venice', mural de Jonas Never en Windward Avenue, Venice ampliar foto
'Touch of Venice', mural de Jonas Never en Windward Avenue, Venice

Situándose en Windward Avenue (la calle donde se puede ver el luminoso de Venice) se contempla un mural finalizado recientemente que ocupa la enorme pared del aparcamiento. El artista es Jonas Never y en 'Touch of Venice' retrata la misma calle a mediados del siglo XX, inspirado en la película Sed de Mal (Touch of Evil) de Orson Welles.

Jim Morrison no pasa desapercibido en la dirección 1811 Ocean Front Walk (Speedway con la calle 18). Rip Cronk inmortalizó en 1991 al vocalista de The Doors, que aparece erguido, sin camiseta y con un micrófono. El artista se encuentra inmerso en el proceso de rehabilitación del mural y con suerte se le puede ver retocando la nueva puesta de sol que acompaña a uno de los exponentes locales de los que más orgulloso se sienten en Venice.

Jim Morrison (1811 Ocean Front Walk, 18th St) ampliar foto
Jim Morrison (1811 Ocean Front Walk, 18th St)

Gestada por el mismo Cronk y muy cerca de ahí, se encuentra la obra de 1989, History is a Myth, concetamente en el Venice Beach Hotel. Se trata de una particular versión de El Nacimiento de Venus, de Sandro Botticelli; mientras que unos metros más al Norte aparece otro mural que refleja un paseo de máscaras carnavalescas en un edificio de la Venecia italiana (Venice Horizon Suites, Horizon Avenue 15). Ciervos bailando en Ocean Front, una réplica de Van Gogh, Homage to a Stary Knight (Ocean Front y Wavecrest) y los murales de Venice (Venice Murals) situados a escasos metros del skatepark completan un paseo indispensable por la historia del arte callejero en Venice, que aún guarda sorpresas en cada rincón.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.