Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VIAJEROS URBANOS

Berlín fusiona arte, fotografía y tradición culinaria

La antigua escuela femenina judía de la Augustrasse es ahora un innovador proyecto cultural

Fotografía de Steven Klein, que expone en la CWC Gallery hasta el 8 de septiembre.
Fotografía de Steven Klein, que expone en la CWC Gallery hasta el 8 de septiembre.

En 2006, en la Bienal de Arte de Berlín, los visitantes tuvieron acceso por primera vez para esta ocasión al edificio que alojó la antigua escuela femenina judía de la Augustrasse en Mitte. Quien estuvo ahí se quedó impresionado al visitar las obras colocadas en las aulas abandonadas, en los aseos comunes y en los pasillos de ese edificio fascinante de arquitectura expresionista, realizado por el arquitecto Alexander Beer en los años veinte.

Entre los visitantes de la bienal estaba entonces el coleccionista de arte Michael Fuchs, quien recuerda ahora su primera vez en el edificio y asegura: “Me quedé absolutamente impresionado”. Cuando la comunidad judía dio a conocer que estaba buscando un inquilino para este lugar, Fuchs no dejó escapar la oportunidad. “El edificio se caía a pedazos, llovía dentro, durante años no había sido reformado”, recuerda. Aún así, no se echó para atrás.

La antigua escuela, Ehemalige Jüdische Mädchenschule (Auguststraße 11-13), ha sido convertida desde el pasado mes de febrero en La casa de la nueva cultura del arte y la comida, un innovador concepto que fusiona arte contemporáneo y fotografía con la tradición culinaria alemana y kosher.

Las 14 clases para las alumnas, un gran gimnasio en el tercer piso y un jardín en el techo habían sido realizados por Speer en el estilo de la Nueva Objetividad (Neue Sachlichkeit). Era un edificio moderno en su época y una de las escuelas más vanguardistas de la ciudad. Sin embargo, la progresiva represión de los judíos en Alemania por el régimen nazi terminaron con el cierre de la instalación.

En los últimos diez años la escuela fue utilizada esporádicamente para alojar eventos artísticos, debido a su ubicación en el corazón del barrio de las galerías en Berlín. Su historia dramática y su fascinación de lugar abandonado la convertían en un escenario perfecto. Pero el descuido amenazaba la estructura entera.

La restauración rescató la escuela al respectar su estructura original. En la planta baja con las ventanas en la Augustrasse se abren la cafetería Mogg & Melzer, un típico “Deli” en su tradición judío-americana, mientras el restaurante Pauly Saal recrea la tradición culinaria de los años veinte en Berlín.

Entre la primera y la tercera planta se encuentran las galerías Michael Fuchs, la CWC Gallery de arte gráfica y fotografía y la Eigen + Art Lab. Mientras el proyecto se completa con el restaurante-escuela kosher classroom, donde se pueden comer especialidades de la tradición kosher, así como seguir cursos de cocina.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.