Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VIAJEROS URBANOS

Noche en la azotea grancanaria

Las Palmas de Gran Canaria ya tiene terraza en lo alto de un hotel: Roof Terrace by Hotel Cantur

En la terraza pinchan DJ`s que rotan cada fin de semana.
En la terraza pinchan DJ`s que rotan cada fin de semana.

Atardece y no tenemos escapatoria. Estamos rodeados de horizonte, en pleno centro del itsmo de Santa Catalina de Las Palmas de Gran Canaria. Desde el oeste nos llegan los rugidos del mar de la playa de Las Canteras. Al este, las mastodóndicas grúas para contenedores del puerto de La Luz parecen monstruos dormidos de la serie de dibujos animados Mazinger Z. Mirando hacia las montañas de La Isleta, en el norte, nos topamos con la torre Woermann de los madrileños Ábalos y Herreros; al sur, más alto aún, el hotel AC Bardinos del canario Pedro Massieu. Los edificios parecen mirarnos de reojo mientras dialogan entre ellos. Más allá, la ciudad se estira como desperezándose para afrontar la noche, que no tardará en caer.

A la Roof Terrace by Hotel Cantur se accede por la misma entrada principal del hotel Best Western Plus Hotel Cantur (Sagasta, 28; 928 273 000), en cuya azotea se ubica. Empezar la marcha veraniega en Las Palmas de Gran Canaria puede tener su primer punto de encuentro en una terraza abierta en lo alto de un hotel. Por fin. Es la primera de la ciudad. Sus vistas son inmejorables. Mirando a pie de asfalto la fachada del hotel nadie diría que esconde ese tesoro en lo más alto. Con DJ`s que rotan cada fin de semana, entre ellos los canarios DJ Ridoo y Liano Malafama, el catalán El Especialista y los madrileños Oink Oink (David Kano y Luis Bautista), abre de 19 a 24 los viernes y sábados durante la temporada de verano. Estará al menos hasta el 30 septiembre. Conviene llegar a la cita con luz natural. Es probable que disfrutemos de un atardecer espectacular.

La terraza es muy amplia. Mide 480 metros cuadrados. El suelo es de moqueta verde y madera. Marcan su contorno una hilera de camas, butacones y tumbonas blancas alrededor de mesas coronadas por farolillos que se encienden cuando la noche avisa. Dos barras, una zona con mesas y sillas de madera de terraza y tres piscinas con el agua color azul turquesa completan el conjunto. Hay clientes del hotel, sí, pero se mezclan con locales. La mezcla es enriquecedora. Todos frecuentan el espacio entre copas clásicas, cócteles y los long drinks más de moda. También se puede cenar –y bien- en plan picoteo.

El Best Western Plus Hotel Cantur fue renovado totalmente en 2007. El hotel posee en las habitaciones servicio permanente de hielo, agua, café gratuitos. También la caja de seguridad. 114 habitaciones, entre ellas dos suites, y la posibilidad de encontrarse con los artistas internacionales que estos días de verano visitan la ciudad para participar con su Festival de Teatro, Música y Danza. Se alojan aquí.

Tras el correspondiente gin tonic, mojito de fresa, o el ron blanco con bebida energética si queremos aguantar hasta muy tarde, podemos continuar la marcha sin salir de la zona explorando dos posibilidades. La más convencional, caminando hasta la cercana terraza Kopa (planta baja del centro comercial El Muelle), abarrotada los fines de semana por una fauna variopinta en traje de domingo nocturno. Después, continuar en la discoteca Fortuni (Isla de Cuba, 6) o el pub Delta 79 (Ruiz de Alda, 14), cuyos sótanos dan cobijo a los más canallas. La ruta alternativa sería patear la avenida de la playa hasta la otra punta y ocupar entre rastas y surferos una de las mesas de la terraza Tiramisú (Lepanto, 29), en la plaza del Pilar del barrio de Guanarteme. Si hay taconazos mejor coger un taxi. Después, podremos seguir en los bares Ibex 35 y Mojo Club de la plaza de la Música, junto al Auditorio Alfredo Kraus, el faro erigido por el arquitecto Óscar Tusquets que en esta ciudad ilumina también a los más noctámbulos.

 

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.