Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
VIAJEROS URBANOS

Paseo por un Miami de película

Ruta por la ciudad a través de tres films: 'Goldfinger', 'El precio del poder' y 'Algo pasa con Mary'

Tres, dos, uno, acción: WELCOME TO MIAMI BEACH. Con la pancarta roja ondeando en el cielo azul de Miami junto a las notas musicales de Into Miami os doy la bienvenida a Miami. Una ciudad que todo el mundo conoce bien, aunque no haya estado. Este es un recorrido por la ciudad a través de tres películas muy conocidas.

Goldfinger (1964). ¿Queréis hospedaros en el hotel en que James Bond recibía sus masajes y se zambullía en las cristalinas aguas de su piscina y no sabéis la dirección?. Tan fácil como pedir al taxista que os acerque al 4441 de Collins Avenue en Miami Beach. Allí os encontraréis a la entrada del mítico hotel Fontainebleau, abierto desde 1954 y considerado desde entonces uno de los hoteles más lujosos de Miami Beach. En la actualidad destaca por poseer una de las discotecas de acceso más difícil y exclusivo en la playa. Si te aburre la espera, siempre puedes tomarte un cóctel en su espectacular lobby bar.

Algo pasa con Mary (There's something about Mary) (1998). ¿Quién no recuerda la famosa gomina que usa Cameron Diaz para peinarse? Esta hilarante escena se rodó en el Cardozo Hotel situado en Ocean Drive, la archiconocida avenida de los patinadores junto al océano. Propiedad de Gloria Estefan y su marido Emilio, es uno de los exponentes de la arquitectura art déco de Miami.

Aparte de hacerte una foto en otro escenario de Algo pasa con Mary, también podrás comer una de las hamburguesas más sabrosas de la playa en el restaurante Big Pink situado en la 157 Collins Avenue, Miami Beach. Es aquí donde Sully recoge al detective contratado por Ted en su descapotable acompañado de su perro en el asiento trasero.

El precio del Poder (Scarface) (1983). No conoceréis la verdadera historia de Miami si no veis esta película. El director Brian de Palma, el guión de Oliver Stone y la interpretación de Al Pacino, crearon una de las joyas cinematográficas de la década de los ochenta. Os invito a que la descubráis antes de viajar a Miami para así poder reconocer en 728 Ocean Drive, el hotel, reconvertido en una agencia de modelos, donde se escenifica una de las escenas más sangrientas del cine, cuando Al Pacino atado de pies y manos es testigo de cómo su compañero es descuartizado con una motosierra.

También podréis visitar en 485 W. Matheson Dr, Key Biscayne o Cayo Vizcaíno, vecindario de Miami, la mansión donde en su ascensor acristalado desciende Michelle Pfeiffer con su espectacular vestido azul turquesa a recibir a Al Pacino.

TO BE CONTINUED… (continuará).

 

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.