Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VIAJEROS URBANOS

El mirador de los Juegos

La escultura de Kapoor, en la Villa Olímpica, quiere convertirse en un nuevo icono de la ciudad

Escultura mirador Arcelor Mittal Orbit, creada por el artista indio Anish Kapoor en Londres Ampliar foto
Escultura mirador Arcelor Mittal Orbit, creada por el artista indio Anish Kapoor en Londres

El alcalde de Londres, Boris Johnson, dice que la mastodóntica estructura metálica que se acaba de incorporar al horizonte del barrio de Hackney es “una invitación vertical a los juegos”. Imposible no verla: es grande, agresiva y contorcida. Hagan una nota en sus bitácoras de viaje porque ese amasijo rojo de tubos metálicos quiere convertirse en el nuevo icono de la ciudad del Támesis y meterse en nuestras retinas tan profundamente como el Big Ben o el London Eye. Con 22 metros más que la Estatua de la Libertad, es ya de la escultura más alta de Reino Unido, diseñada por el escultor indio Anish Kapoor y el diseñador británico Cecil Balmond.

Su silueta se puede ver desde 20 kilómetros y no hay londinense que no haya perdido unos minutos comentando si aporta belleza el paisaje o lo contamina con su incomprensible forma. En la calle todos comentan la ‘escultura de Kapoor’ pero sólo algunos saben que es un mirador a dos alturas y aún menos conocen su nombre oficial “Arcelor Mittal Orbit”.

Orbit es el nombre que los artistas escogieron para la obra. La compañía siderúrgica Arcelor Mittal esponsorizó a medias con la municipalidad de Londres la estructura y, como tantas otras marcas en estos juegos en tiempo de crisis, quiere que su nombre vaya por delante.

Al contrario de muchos de los edificios de la Villa Olímpica, que serán desmantelados después de los Paralímpicos, la torre de Kapoor ha nacido para permanecer y “asistir a la regeneración del área de Stratford” según describe el arquitecto.

La escultura, a la que se puede subir en ascensor o caminando a través de una plataforma en espiral, abrirá durante los Juegos Olímpicos pero cerrará en septiembre con la clausura del evento y no se reincorporará entre las actividades turísticas de la ciudad hasta Semana Santa de 2014. Durante este verano la entrada costará 15 libras (casi 20 euros) para los adultos y 7 libras (9 euros) para los niños.

¿Lograrán las contorsiones de Anish Kapoor convertirse en un icono de Londres tan reconocido como el Big Ben o el London Eye? “Quizá en unos años cuando esté oxidado y usado y forme parte del paisaje de la ciudad lo vea como algo indispensable. Ahora me parece horrible pero sé a estas cosas hay que darles tiempo”, comenta un vecino de Hackney.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.