Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VIAJEROS URBANOS

Teleférico en el East End

El Emirates Air Line, levantado en el East London, cruza de un lado a otro del Támesis

Este teleférico es más una atracción turística que un medio de transporte.
Este teleférico es más una atracción turística que un medio de transporte.

Si el West London ya tenía su London Eye, el East London, donde se sitúan la Villa Olímpica y el Parque Olímpico Queen Elizabeth, no podía ser menos. Cuando uno se encuentra en algún punto cercano al O2 Arena, en North Greenwich, o en algún lugar entre Canary Warf y Royal Victoria Docks, solo tienen que mirar hacia el Támesis y podrá ver la atracción/servicio que Londres ha montado para dar la bienvenida a los Juegos Olímpicos. Es el Emirates Air Line, un cable aéreo que atraviesa el río y que ya está funcionando como teleférico.

Para aquéllos que se pregunten por qué lleva el nombre que lleva, Emirates Air Line, deberían echarle un vistazo a las cuentas y a los patrocinadores. La aerolínea emiratí aportó 36 de los 45 millones de libras que costaron las obras. Es el primer teleférico urbano de Gran Bretaña, una obra de ingeniería que, lo más probable, las autoridades londinenses mantengan una vez pasados los Juegos.

De un lado al otro del Támesis, recorre aproximadamente un kilómetro a una altura de 90 metros, y tarda unos 5 minutos desde que se pone en marcha hasta que volvemos a pisar tierra. Quizá, también como el London Eye (cuya poca utilidad como medio de transporte salta a la vista), no sea muy práctico a los londinenses como alternativa al metro o al autobús. En realidad está incluido en la red del London Tube, lo que quiere decir que puedes utilizarlo usando la Oyster Card (el abono del metro y el bus), pero el precio ronda los £4. No saldrá gratis, demasiado para alguien que tenga que hacer uso regular de un transporte público ya de por sí caro. Además, las dos estaciones que cubre el trayecto, North Greenwich y Royal Victoria, ya están suficientemente conectadas con el DLR (Docklands Light Railway) y la Jubilee Line. Esto no quita, sin embargo, que sea una buena atracción turística. El alcalde, Boris Johnson, declaró: “Es la manera más increíble de ver la ciudad”.

 

 

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.