Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
VIAJEROS URBANOS

Microteatro itinerante y económico por Córdoba

Corto Circuito ofrece tres piezas breves en tres sitios distintos de la ciudad

Una de las tres micropiezas: 'Un mal momento'.
Una de las tres micropiezas: 'Un mal momento'.

Conscientes de que corren tiempos sin tiempo para nada, tiempos también de bolsillos vacíos, y ante la falta de oportunidades y espacios que impiden a las compañías cordobesas trabajar en su ciudad, los impulsores de Corto Circuito apuestan por la cercanía. Mirando de reojo al teatro de bolsillo o el microteatro, sin olvidar que se trata de un "concepto ya realizado en los 60" -como señala Paco Nevado, portavoz de la iniciativa-, Corto Circuito ofrece tres breves piezas escénicas por siete euros.

En grupos de 20 personas y con dos pases por noche, una actriz guía el camino entre tres escenarios diferentes en la ciudad. El recorrido comienza a las 21.30 -el segundo grupo accederá quince minutos más tarde- en el sótano de la tienda de bicicletas Duri Baik (calle de Sevilla, 13), quizá en un guiño al carácter underground de la propuesta. Aquí, Círculo Teatro, en colaboración con otra compañía de la ciudad, Estigma Teatro, presentan Cenar… o no, con la que pretenden responder -o todo lo contrario- a una mitad pregunta, mitad provocación: "¿De verdad nos enseñan en la escuela cómo tiene que comportarse una persona normal en la mesa?"

La ruta prosigue en Mundano (calle del Conde de Cárdenas, 3), un bar en el que lo mismo se toma un vino que un té o una copa, dependiendo de la hora, y dependiendo de la estancia se charla en la barra o se gana intimidad en torno a una mesa o se presencia, en una habitación privada, Un autor busca cuatro personajes. Aunque su título nos invita a pensar en Pirandello, su desarrollo la revela como versión libre de Brecht: en este monólogo de Pichincha Homeless, las acciones duelen tanto como las palabras.

La última parada de Corto Circuito se abre a la danza contemporánea. La Casa Azul (calle de Muñoz Capilla, 15), que acoge diversas actividades de carácter multicultural y solidario -la principal es el fomento de los productos ecológicos-, envuelve Un mal momento, de La Pública Producciones, con la incorporación de Irene Lázaro, que analiza los cambios inesperados que quiebran la monotonía.

La microescena, sin embargo, no es solo para el verano. Corto Circuito pretende "asentar un programa estable que mutará cada estación" y regresará con nueva programación a principios de octubre. Mientras tanto, los amantes de lo cultural desconocido tienen una cita cada jueves hasta el 16 de agosto. Las entradas pueden reservarse por correo electrónico (cortocircuito.microescena@gmail) o teléfono (637 26 12 09).

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.