Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VIAJEROS URBANOS

Guía ‘El Viajero’ de Los Ángeles

Pocos sitios hay como la ciudad de las autopistas en la que estén tan al alcance las estrellas

Guía ‘El Viajero’ de Los Ángeles Ampliar foto

LA CIUDAD

Pocos son los españoles que caen en Los Ángeles sin gruñir. El gruñido típico del que critica al gringo pero compra Levi’s a pares, calza Nike porque como dice Cervantes “just do it” y se pirra por una hamburguesa “de las ricas”. Que si es todo asfalto, que si no se puede hacer nada sin el coche, que si mira lo gordos que están, claro todo el día comiendo comida basura, que si Nueva York es diferente. Todo es cierto. Pero el morbo puede. El morbo y ese algo más que atrajo a los pioneros que se cruzaron el continente para llegar a esta ciudad de ángeles y demonios hace poco más de dos siglos. La misma magia que cien años más tarde atrajo a esos otros pioneros, los del cine, a hacer de esta ciudad su meca.

Será el sol siempre presente o la falta de estaciones, una falacia porque sí las hay: hace bueno y menos bueno. O la amplitud de miras, una ciudad donde hay de todo bajo un horizonte bien extenso. No sólo hablo de razas. La ciudad de las autopistas entrecruza laderas donde es fácil divisar ciervos, coyotes y hasta osos, si me apuras, entre las señales de tráfico. También es fácil ver estrellas, o eso desea el que viene. De las de arriba en una ciudad horizontal donde todavía se disfruta del firmamento y de las de abajo si sigues los parpadeos fugaces de los paparazzi. Claro que los hay gordos, muchos, pero también están los cuerpos más esculturales y frente a esos retocados por la silicona están aquellos que sólo consumen orgánico. Ciudad de extremos que ofrece grandes placeres con una costa, su espina dorsal, que va desde Malibú hasta perderse en el puerto de Los Ángeles, y enormes quebraderos de cabeza, en especial la primera vez que te sumerges en sus autopistas. ¿No querías aventura? Entonces déjate llevar, ponte tu gorra, tus gafas de sol y tu botella de agua para ir de local y disfruta del verdadero sabor americano. Porque así gruñas, lo estabas deseando.

DORMIR

Hoteles

  • Four Seasons (www.fourseasons.losangeles/ 300 S Doheny Dr. (866) 599-6674): Como hotel es de lo mejor de Beverly Hills pero lo que te interesa es chismorrear en su cafetería, por sus jardines, en la piscina del cuarto piso y sobre todo en el ascensor porque será raro que no pilles un famoso de primera en este centro de encuentros con la prensa.
  • Beverly Hilton (www.beverlyhilton.com/ 9876 Wilshire Boulevard (310) 274-7777): Con sabor a Mad Men en su diseño y en el corazón de Beverly Hills el hotel claro que te suena: es donde anualmente se celebran los Globos de Oro. Tristemente también fue aquí donde murió Whitney Houston, en la 434, ahora la habitación sin número.
  • Hotel Beverly Hills (www.beverlyhillshotel.com 9641 West Sunset Boulevard (310) 276-2251): También conocido como “el hotel” o “el palacio rosa” todavía sabe a la época dorada de Hollywood, a martini y a Marilyn, donde se bañaron los Beatles y el grupo The Eagle se inspiró para su Hotel California. Un hotel con solera que acaba de cumplir los cien años.
  • Beverly Wilshire (www.fourseasons.com/beverlywilshire/ 9500 Wilshire Boulevard. (310) 275-5200): Frente por frente a Rodeo Drive se alza este hotel que inmediatamente hará sonar en tu cabeza la cancioncilla de Pretty Woman porque es aquí donde se rodó esa nueva versión de la Cenicienta que trae a más de uno a Hollywood.
  • Casa del Mar (www.hotelcasadelmar.com 1910 Ocean Way Santa Mónica (310) 581-5533): Aquí el mar es la estrella. También hay famosos, no lo dudes. Pero el lujo de este hotel son sus ventanas al Pacífico y ese paseo ¡andando! por Venice Beach, la playa que te recordará que estás en California.
  • W Hollywood (www.whollywoodhotel.com 6250 Hollywood Boulevard (323) 798-1300): Porque llegado el lujo no todo es Beverly Hills, porque hay que apostar por lo nuevo, porque Hollywood también es música. Eso es lo que se defiende aquí con un estilo innegable en el corazón del Hollywood más cutre. Y si no, tómate una copa en su azotea.

También puedes dormir en:

  • Farmers Daughter (www.farmersdaughterhotel.com 115 S. Fairfax (323) 937-3930): Más chic y menos posh este motel venido a más es el perfecto centro de un Los Angeles multicultural desde el que se puede andar y conducir además de soñar con una carrera como la de Charlize Theron que comenzó aquí, como muchas otras, su vida angelina.
  • Elaine’s Hollywood Bed and Breakfast (www.Elaineshollywoodbedandbreakfast.com. 1616 No. Sierra Bonita Avenue (323) 850-0766): Es una tradición más británica que americana pero por algo Elaine es inglesa. Por lo demás la experiencia no puede ser más Hollywood y casera. Además de económica y familiar.
  • Airstream en casa (http://www.airbnb.com/rooms/91758 Pacific Avenue Los Angeles): Versión californiana del bed & breakfast pero cambia el desayuno por tu “apartamento” dentro de uno de los iconos más clásicos de la cultura californiana, los Airstream, esa bala plateada en la que estarás de camping sin salir de Los Angeles ni tener que conducir.
  • Oakwood Apartments (www.oakwood.com 3600 Barham Boulevard (323) 851-3450): Por si quieres estar más tiempo estos son los apartamentos más populares y de los pocos amueblados, con piscina, gimnasio y tan seguros y bien situados que, para bien o para mal, son el centro de los niños prodigio (y sus madres) en busca de una carrera.

COMER

Restaurantes

  • The Counter (www.thecounterburger.com 7919 Sunset Boulevard (323) 436-3844): Cada vez son más por la ciudad porque son la respuesta de este milenio a la hamburguesa de toda la vida. Aquí lo escoges todo, la carne, el tamaño, los aderezos, los complementos y el sabor sólo mejora mientras las colas para entrar aumentan.
  • Pink’s (www.pinkshollywood.com 709 North La Brea (323) 931-7594): Hablando de colas siempre verás una frente a este cutre chiringuito donde no vas por la estética sino por sus perritos calientes, famosos desde 1939 y que incluso motivaron la parada de Barack Obama de vuelta de una cena en casa de Antonio Banderas.
  • Paradise Cove (www.paradisecovemalibu.com 28128 Pacific Coast Hwy Malibu (310) 457-2503): Para los que buscan ese chiringuito de playa, sin acordarse de que aquí los colonos vinieron desde el interior y construyeron de espaldas al mar. La comida, fritanga; el lugar, pura vida. Y te da la perfecta excusa para reconciliarte con Malibú después de no haber visto más que los cubos de basura de las casas apostadas en sus playas privadas.
  • Yamashiro (www.yamashirorestaurant.com 1999 Sycamore Ave (323) 466-5125): Antigua embajada japonesa reconvertida en restaurante, el lugar es impresionante, sus vistas de Hollywood, embriagadoras, y su sushi, bueno lo hay mejor, pero en ningún otro lado puedes comerte a Darth Vader en rollito.
  • San Pedro Fish Market (www.sanpedrofishmarket.com 1190 Nagoya Way San Pedro): Pon diversidad en tu viaje y vete a México sin cruzar la frontera, en este ruidosamente adorable merendero de puerto donde escogerás tu pescado y te lo pasarán por la parrilla en un ambiente de mariachis y cerveza donde los gringos brillan por su ausencia.
  • Urth Café (www.urthcaffe.com 8565 Melrose Avenue (310) 659-0628): Aquí todo es orgánico y pijo pero también bullicioso. Lugar de encuentro continuo para los modernitos de Hollywood y que tuviste oportunidad de conocer en esa serie poco vista pero muy honesta con lo que significa vivir en Los Ángeles llamada El séquito (Entourage)
  • The Ivy (www.theivyla.com 113 North Robertson B. (310) 274-8303): Es “EL” sitio. Una institución en el Los Ángeles de las estrellas. Y también uno de los restaurantes más caros de la ciudad. Aquí se viene a ver y ser visto. El número de paparazzi y guardaespaldas indicará el volumen de famoso por metro cuadrado.

LA NOCHE

Copas

  • Supperclub (www.supperclub.com/html/losangeles/ 6675 Hollywood B (323) 466-1900): El nombre lo dice todo. Es super y también dan cenas. Una experiencia que comenzó en Amsterdam y se está extendiendo por todo el mundo, aquí con Ashton Kutcher y Rhianna como habituales y Orson Welles o Hemingway presentes en espíritu, a los que les iba la marcha y acostumbraban a escribir en ese mismo local cuando era otro tipo de club.
  • The Edison (www.edisondowntown.com 108 W. 2nd (213) 613-0000): Imaginación y música, invención, industria y cocktails en la primera central eléctrica de Los Angeles reconvertida en uno de los centros de la noche angelina en un espacio tan increíble como lo son sus bebidas.
  • R Bar ( 3331 W 8th St. (213) 387-7227): Entra dentro de la denominación de garito o antro. Santo y seña en la puerta (lo puedes encontrar en Twitter) y un interior de cueva de pirata sin ventanas donde sólo puedes imaginarte lo peor. El karaoke te hace daño a los oídos. Y por alguna razón, el que va, repite.
  • The Varnish (http://213nightlife.com/thevarnish 118 East & 6th Street (213) 622-9999): Aquí se viene a beber y los cocktails es lo suyo. Ambiente retro sin artificio. La magia está en la mezcla que hace historia líquida con sabor a ley seca pero en una era en la que se puede beber de manera legal.
  • The Viper Room (http://viperroom.com 8852 West Sunset B (310) 358-1881):  Digamos que un clásico del que Johnny Deep es parcialmente responsable y donde fue a morir la leyenda de River Phoenix. Desde sus turbulentos comienzos, el garito se mantiene como encuentro de buena música metal y punk rock y famosos que se dejan ver tipo Leonardo Di Caprio o Jennifer Aniston hasta Adam Duritz, que llegó a trabajar de camarero.

QUÉ HACER

No te puedes perder:

  • Las letras de Hollywood (www.hollywoodsign.org): Seas friki o no, la foto con las letras de Hollywood es obligada. Lo demás sería como ir a París y no ver la Torre Eiffel o irte de Londres sin ver el Big Ben. La diferencia es que son mucho más pequeñitas de lo que parece en el cine y no están, repito, no están,  iluminadas por la noche. La solución es la de siempre, si la montaña no viene a Mahoma… Es ilegal acceder a las letras por el escarpado pero te puedes acercar a lo que fue un cartel publicitario de una inmobiliaria desde el 3000 de Canyon Lake Driver. Las vistas son estupendas y si paseas por la zona (aparcando el coche donde debes, o los vecinos serán rápidos amargado el día a los curiosos con una multa) encontrarás pronto un cortafuegos que te acercará aún más para una foto mejor.
  • Observatorio Griffith (www.griffithobs.org/ 4730 Crystal Springs Dr. (323) 913-4688): Hablamos de Los Ángeles como la ciudad de las estrellas y este es el mejor lugar para ver las del firmamento. Por supuesto que sabe a cine con un edificio añejo donde se rodó Rebelde sin causa. Pero has venido a disfrutar de las vistas, las de arriba y las de Los Ángeles.
  • Hollywood Bowl (www.hollywoodbowl.com/ 2301 North Highland (323) 850-2000): Si fue bueno para los Beatles es bueno para ti. Se trata del corazón de las noches al aire libre de Los Ángeles donde podrás escuchar de todo, desde Plácido Domingo y Dudamel al día del Mariachi pasando por los Beach Boys, Norah Jones, Liza Minelli, Juanes o John Williams. Llévate el picnic y échate una rebequita a la cesta, que por las noches refresca que dirían las madres.
  • Farmer’s Market (www.famersmarketla.com 6333 West 3rd St. (323) 933-9211): Es un centro turístico por excelencia donde te podrás olvidar del coche y pasear por un mercado de frutas y verduras entremezclado con tiendas de todo y restaurantes variados mientras a su lado se levanta esa galería comercial que con el nombre de The Grove saciará tu sed consumista y donde también encontrarás la muy de moda Abercrombie & Fitch. Pintoresco y funcional en una misma manzana. Y si te animas, deja el coche y toma el autobús, una experiencia en si misma, para asomarte al Miracle Mile en Wilshire Boulevard, donde están algunos de los museos más conocidos de Los Angeles, entre ellos el LACMA y su última adquisición, una piedra gigante. No bromeo.
  • Warner Bros (vipstudiotour.warnerbros.com/ 3400 Riverside Drive Gate 6 Burbank (818) 972-8687): También pueden ser los estudios Paramount o los más conocidos estudios Universal. Pero estos últimos son un parque de atracciones, que también recomiendo, aunque esté en todas las guías. Y los de Paramount dan menos por tu dinero. Los estudios Warner te sacan el dinero a base de bien por abrirte sus puertas pero te hacen sentir VIP y además de sus hangares de rodaje y los sets permanentes te enseñarán ese museo donde las joyas de la corona van del piano de Casablanca al sombrero de Harry Potter y todo lo que hay en medio en la historia del cine.
  • Rose Bowl (www.rgcshows.com/RoseBowl.aspx 1001 Rose Bowl Dr. Pasadena): Si te van los rastros y mercadillos mata dos pájaros de un tiro y paséate por el Rose Bowl. Así verás el estadio de fútbol americano donde se celebra el comienzo del año en EEUU, del que sale la cabalgata de flores con la que los americanos se despiertan cuando en Europa resuenan los valses de Viena y donde el segundo domingo de cada mes tiene lugar el mayor rastro del mundo. Para que luego digan de Portobello Road. En América todo es a lo grande.
  • Getty center (www.getty.edu 1200 Getty Center Dr. (310) 440-7300): Uno no viene a Los Angeles desde Madrid a meterse en un museo. Lo siento. Para eso tienes el Prado. Pero en el Getty, más que del contenido, buscas disfrutar del continente, un edificio que nació a la vez que el Guggenheim de Bilbao pero que es todo piedra, sobriedad y también calma, unos maravillosos jardines de cactus, rosas y otras plantas y unas vistas que se pierden en el océano. Además de un restaurante agradable desde donde disfrutarás del atardecer antes de volver a meterte en el coche.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información