Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guía ‘El Viajero’ de Seattle

La ciudad del 'grunge' y del primer Starbucks bulle con una inagotable oferta de ocio. Rodeada de bosques inmensos, es, probablemente, el secreto mejor guardado de los estadounidenses

La Torre de Seattle (Space Needle).
La Torre de Seattle (Space Needle).

LA CIUDAD

Hablar de Seattle es hablar de música, café, aviones y software. Sin embargo, la ciudad y sus alrededores ofrecen atractivos lo suficientemente interesantes como para hacer una escapada desde los tradicionales circuitos de la costa Oeste de Estados Unidos.

La ciudad de Seattle está enclavada en el extremo noroeste de lo que se conoce como lower States, siendo la ciudad más importante del estado de Washington el cual no hay que confundir con Washington DC. Fue fundada por el hombre blanco hace poco más de 150 años donde antes no había más que frondosos bosques, lagos de agua cristalina y una riqueza faunística sin igual. Esta riqueza natural era muy bien conocida por los nativos que habitaban estas tierras y a uno de sus líderes, el jefe indio Seattle de quien la ciudad tomó el nombre, se le atribuye el famoso manifiesto que es considerado como el primer gran manifiesto ecologista de la Historia.

Hoy, Seattle es una pujante ciudad que, incluso en el actual periodo de crisis económica, es capaz de ofrecer a propios y visitantes, toda una enorme y variada oferta de ocio la cual iremos perfilando y seguro que fracasaremos en el intento de trasladar todo lo que aquí se esconde. Así que sin más dilación descubramos hoy el secreto mejor guardado de los estadounidenses: Seattle y su entorno.

DORMIR

Hoteles

Seattle no es una ciudad de mochileros que tenga una amplia oferta de hostales baratos. Más bien al contrario, de hecho la ciudad ofrece una oferta más que razonable de hoteles de gama media y alta. Aunque la visita sea corta, si el presupuesto es ajustado lo mejor es alojarse en los alrededores (Redmond, Bellevue, Fremont, Ballard, University District) y alquilar un coche para realizar escapadas y conocer de primera mano la naturaleza salvaje.

Para visitantes no muy exigentes recomiendo reservar en cualquier motel (unos 70 dólares la noche) que se puede asemejar a un hostal tres estrellas de carretera español y utilizarlo sólo para dormir. En el barrio de Belltown (donde se encuentra el Space Needle) puedes encontrar buenos precios aunque no esperes lujo. Los alrededores del aeropuerto internacional ofrecen bastantes plazas pero están muy lejos del centro de Seattle

  • Inn at the Market (86 Pine St.). Probablemente el mejor situado de la ciudad. Excelente terraza con vistas a la bahía y a Pike Place Market.
  • Hotel 1000 (1000 First Avenue). Para aquellos que quieren buena situación en el centro, con un ambiente chic y un estupendo bar para cenar y quedar con gente.
  • Green Tortoise Hostel (Pike esquina 1st, justo frente a Pike Place Market ). Este es el destino de los mochileros que visitan la ciudad. Limpio, barato, céntrico y con desayuno y wifi gratis. ¿Qué más quieres?
  • City Hostel Seattle (2327 2nd Ave) es otro destino perfecto para jóvenes con bajo presupuesto. Situado entre el Space Needle y el centro histórico, en pleno Belltown lugar de intensa vida nocturna.
  • Warwick Seattle Hotel (401 Lenora Street) es nuestro favorito: bien situado, excelentes vistas urbanas y buena relación calidad/precio.

COMER

Cangrejo gigante y cerveza local

En Seattle destacan los productos del mar: el King Crab (cangrejo gigante), el Alaskan salmon, el hallibut (una especie de mero) y las ostras de Hood Canal son indispensables en la mesa. Por supuesto regado con caldos del Columbia Valley, una de las principales regiones productoras de vino de Estados Unidos o cualquier cerveza local (Mack & Jacks, Redhook). Aunque hay algunos restaurantes españoles en la ciudad os recomiendo dejarlos para los que desde aquí añoramos nuestra patria y os centréis en la gastronomía local.

Purple Café  (206.829.2280, 1225 4th Ave). Para tomar vinos en un ambiente urbano, muy típico del Seattle joven y un poco JASP .

Ivar’s Acres of Clams (206 624-6852, 1001 Alaskan Way). Un clásico de la ciudad con un ambiente familiar, su fundador fue un conocido personaje al que aún recuerdan con cariño.

The Crab Pot  (206 624 1890, 1301 Alaskan Way, Pier 57). Cómo llenar una mesa de marisco fresco con sus famosas feasts.

Café Flora (206 325 9100, 2901 E. Madison St). Un lugar de ambiente vegetariano, junto al Arborettum.

Pink Door (206 443 3241, 1919 Post Alley, Pike Place Market). No tiene carteles en la puerta. Busca una puerta rosa, ábrela y pasa. Junto al Pike Place Market, es muy conocido entre la fauna seattlelita que se encarga de llenarlo casi todos los días. Música en directo a la hora de las copas.

Serafina (206.323.0807,  2043 Eastlake Ave E). Ambiente adulto, música en vivo y una cocina italiana de rechuparse los dedos. Lejos de las grandes cadenas de restauración norteamericanas, ofrece máxima calidad y una excelente carta de vinos, incluyendo españoles.

Wild Ginger (206.623.4450, 1401 Third Avenue). Quizás el mejor thai de la ciudad. Su bar es estupendo y ofrecen unos satays de rechupete.

How to cook a wolf (206 838 8090, 2208 Queen Anne Ave N). Para mezclarse con los seattlelitas en un ambiente joven, desenfadado pero a la vez con una estupenda carta y una calidad insuperable.

Il corvo pasta (206 622 4280, 1501 Western Ave). Junto a los muelles, tienen un estupendo marisco y unas excelentes vistas al Puerto.

Dahlia Lounge (206 682 4142, 2001 4th Ave). Los mejores pasteles de cangrejo de la ciudad los encuentras aquí.

SkyCity  (206 905-2100, 400 Broad St). Está situado en lo más alto del Space Needle. En oposición a lo que se puede pensar, es visitado frecuentemente por no turistas y recomendamos el brunch de los fines de semana. El menú incluye la entrada al observatorio. Un poquito alto de precio, pero las vistas son inigualables y la comida junto con el servicio son excelentes

LA NOCHE

La ciudad del 'grunge'

The King Cat Theater (206 448 2829, 2130 6th Avenue). El bar donde ofrecieron muchos conciertos tanto Pearl Jam como Nirvana es hoy un activo local que sigue en el candelero.

The Crocodile (206 441 4618, 2200 Second Ave). Aprovecha que acaban de reabrir el Crocodile, que es a Nirvana y Pearl Jam lo que The Cavern en Liverpool es a los Beatles. En el animado barrio de Belltown, un histórico local que vio actuar al grupo de Kurt Cobain bajo el nombre de Pen Cap Chew.

Moe’s Mo’roc’n Cafe (206 323 2373, 925 E. Pike St). Local histórico donde actuaban regularmente The Presidents of the United States of America, se reconvirtió en un bar de ambiente gay llamado ARO.Space (206 320 0424), enfocado hacia la música electrónica donde se dan cita algunos cazatalentos a ver si ven alguna mina sin explotar. 

Off Ramp (109 Eastlake Ave. E). Hoy conocido como Graceland o El Corazón de Seattle sigue funcionando y dando conciertos.

Weathered Wall (1921 Fifth Ave). Rebautizado como I-Spy ya cerró sus puertas por problemas financieros.

QUÉ HACER

Pescados al aire y el primer Starbucks

  • Pike Place Market. ¿Has visto alguna vez ese documental donde los pescadores del mercado se lanzan los pescados al aire? Este mercado es una institución nacional. Se salvó de la especulación inmobiliaria gracias a las donaciones de los seattlelitas quienes compraron el edificio para la ciudad y cuyos nombres están reflejados en cada una de las losas que cubren el suelo del recinto. Piérdete en el mercado y transpórtate a los tiempos de la fiebre del oro del Yukón.
  • Space Needle. Si vienes un par de días, no debes descartar una visita al gran protagonista del skyline de Seattle. Puedes aprovechar para comer en su restaurante giratorio y tanto de día como de noche las vistas son espectaculares.
  • Los muelles. Pasear por ellos durante los atardeceres de verano garantiza fotos y momentos inimaginables: la silueta de los barcos recortada por el sol, el constante trajín de las gaviotas luchando por las migajas, incluso podrás ser testigo con cierta facilidad de la presencia de focas e incluso orcas.
  • Starbucks. En Pike Place Market puedes visitar la primera tienda de la cadena, abierta en los años 70, y que se parece a un Starbucks cualquiera lo que un grano de café a la raíz cuadrada de dos.
  • Microsoft. El cuartel general del imperio Gates, el campus de Redmond, está a unas millas pocas del centro de Seattle, por la congestionada SR-520. Muy cerca del Space Needle se pueden visitar las instalaciones de la Fundación Bill & Melinda Gates.
  • Museum of Flight. Boeing conserva aquí su principal fábrica de aviones. Seattle alberga uno de los mejores museos de aviación, y es el único que cuenta con un avión presidencial y un Concorde, ambos visitables por dentro.
  • Uwajimaya. Uno de los mejores mercados orientales de la costa Oeste, al sur de la ciudad, en el llamado International District, que no es otra cosa que el barrio chino. No te pierdas los puestos de frutas y verduras. Hay premio para el que identifique todas las variedades.
  • Seattle Aquarium. Muy interesante si viajas con niños. Podrán conocer de primera mano toda la fauna de la región. Te lo pasarás bomba… y ellos también. Déjales en manos de los voluntarios.

Barrios y puntos de interés

El centro de la ciudad te cautivará por su arquitectura, sus tiendas, su animación, sus cafés, su vida nocturna. Pasadas las primeras horas es cuando te das cuenta que necesitarás meses para vivir la ciudad. Algunos seguimos en ello. Y si te va lo alternativo total, repasa The Stranger, el medio imprescindible para estar al día de las últimas tendencias creativas de esta ciudad sin límites.

  • Capitol Hill. Mucho ambiente y locales alternativos. El punto caliente está en E Pike Street con Madison y la zona de restaurantes de E Olive Way con Broadway.
  • Belltown. Para aves nocturnas. Zona de copas y clubes alrededor de la 2nd Avenue con Bell Street, pero anda con precaución.
  • Pioneer Square. Música en vivo, ambiente joven y desenfadado.
  • Safeco Field. Para amantes del béisbol, y para conocer el auténtico ambiente americano, hay que sacar entradas para ver a los Mariners en su estadio, el Safeco FIeld.

Por aquí cerca

Parques nacionales. El Estado de Washington es conocido como el Evergreen State. Y es verdad, interminables bosques se extienden por gran parte del Estado, acogiendo a tres grandes reservas naturales (Olympic Peninsula, North Cascades y Mount Rainier). Paraíso de senderistas, ciclistas, alpinistas, pescadores, escaladores, amantes del camping y de la vida natural en general. Encontrarás lagos de aguas azules, cascadas, humedales y bosques de centenarios árboles donde la vida salvaje habita en armonía y en paz.

Mount Rainier. Siempre nevado, este volcán sigue activo. También el St. Helens, que en 1989 provocó un buen disgusto.

Escenarios cinematográficos. En las cataratas de Snoqualmie Falls se rodó la serie Twin Peaks, en el pueblo de Roslyn, escenario natural de Doctor en Alaska. La novela Twilight (Crepúsculo) se inspira en el pueblo de Forks, junto al húmedo Olympic Park, donde debes vigilar cada dos pasos no tropezarte con un oso o con ciervos que se cruzan en tu camino (aparte de los vampiros, claro).

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información