Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guía ‘El Viajero’ de Buenos Aires

La gigantesca urbe suramericana bulle de creatividad desde el futbolero barrio de la Boca al polifacético Palermo, con tango, literatura y amor a la carne de vaca. Aquí tú eres vos.

La avenida Corrientes, en Buenos Aires.
La avenida Corrientes, en Buenos Aires.

LA CIUDAD

Buenos Aires, la capital de la República Argentina, despereza su bullicio suramericano a orillas del Río de la Plata, ancho como un mar, y es un lugar al que vas a querer volver. Su efervescencia creativa la distingue como “ciudad faro” en materia de diseño, publicidad y artes, y su imponencia le hizo decir al francés André Malraux al conocerla que era “la capital de un imperio que nunca existió”. El Plata y el Riachuelo son sus límites naturales hacia el este y el sur. La avenida de circunvalación General Paz, que bordea la ciudad de norte a oeste, completa sus límites. Viven en ella tres millones de personas que trepan a 13 si se considera el conurbano bonaerense, convirtiéndola en una de las quince megalópolis más pobladas del mundo.

Los habitantes de la ciudad se llaman a sí mismos “porteños” (en alusión a su condición de urbe portuaria), aunque gran parte de sus habitantes provengan del resto del país y de naciones limítrofes. Derrocha clima amable y días de sol; el comercio atiende entre las 10 y las 18 y la vida nocturna es una costumbre arraigada. En Buenos Aires no serás “tú” sino “vos” y te “vosearán” en cada esquina. Es e-nor-me (202 kilómetros cuadrados de superficie) así que tómatelo con calma y empaca lo único que no puede faltarte, zapatos cómodos. Tiene 48 barrios, desde la Boca, tierra de fútbol apasionado, hasta el polifacético Palermo con restaurantes y tiendas sofisticadísimos, que suma tantos apellidos como talantes (Palermo sensible, Palermo Soho, Palermo Queens…), pasando por el joven Puerto Madero, tierra de lujosas torres, preferida por políticos gobernantes y nuevas fortunas. Más segura que otras capitales latinoamericanas, puede recorrérsela sin temor, aunque con prudencia creciente. Es un destino “gay friendly” con ofertas culturales, hoteleras y de diversión específicamente pensadas para gays y lesbianas.

Sus restaurantes ascienden a más de 3.500, de todos los estilos imaginables y si bien la carne sigue siendo la vedette (la vaca se come desde la lengua hasta las vísceras, que muchos señalan como un manjar), se ha desarrollado afición por el sushi y la comida fusión. Hay 6 líneas de subterráneos (“subtes”) y más de 100 de autobuses (“colectivos”): el valor de los pasajes es absurdamente bajo medido en términos internacionales (una de las razones que explica la falta de mantenimiento). Los taxis son una buena opción.

Librerías abiertas hasta la madrugada, museos (imperdible, el Malba, de arte latinoamericano), ferias, cine al aire libre (en verano), cafés para charlar por horas y recorridos culturales gratuitos organizados por el Ayuntamiento sobre ciertos barrios y su relación con escritores y artistas (Borges, Cortázar…) enriquecen la oferta de esta ciudad escenario, cuya actividad teatral es la cuarta en importancia a nivel mundial: ¡hay más salas que en Nueva York!. Música y baile también tallan: en Palermo es posible escuchar grupos en vivo por pocos pesos o “milonguear” en los boliches tangueros de Almagro, abiertos hasta la madrugada. ¿Bailamos?

DORMIR

Hoteles de lujo, bohemios o con 'personal shopper'

  • Cadenas internacionales como Sheraton, Four Seasons, Holyday Inn, Intercontinental, Marriott, Caesar e Ibis tienen hoteles en Buenos Aires que podrán darte techo. Pero la ciudad ofrece innumerables opciones con sabor y atrevimiento local para todos los presupuestos. Aquí van algunas.
  • Faena Hotel + Universe (www.faenahotelanduniverse.com, 4010-9000, calle Martha Salotti, 445). Corazón del distrito artístico del mismo nombre, el Faena Hotel es un cinco estrellas diseñado por Philippe Stark: territorio barroco donde mandan el rojo, el oro y el negro.
  • Bonito Buenos Aires (www.bonitobuenosaires.com, 4362-8451, calle Juan de Garay, 458) Dos edificios reciclados, uno en San Telmo (bed and breakfast de siete habitaciones) y otro en el barrio de Monserrat (hotel boutique de cinco habitaciones) desarrollan el concepto de estos alojamientos singulares, que invitan a artistas locales a intervenir y personalizar sus habitaciones. Bohemia artística y calidez.
  • Livian Guest House (www.livianguesthouse.com.ar, 4862-8841, calle Palestina, 1184). Una clásica casona estilo francés de la década de 1920 cobija este hospedaje informal, que incluye entre sus servicios adicionales, desde masajes hasta el asesoramiento de un “personal shopper”.
  • Malabia House (malabiahouse.com.ar, 4833-2410, calle Malabia, 1555). Practicidad y estilo contemporáneo para rehabilitar un convento del siglo XIX en pleno Palermo Viejo (que el marketing y los desarrolladores urbanos rebautizaron como Palermo Soho). Líneas netas y decoración luminosa en sus 11 habitaciones.
  • Axel Hotel Buenos Aires & Urban Spa (http://www.axelhotels.com/buenosaires/, 4136-9393, calle Venezuela, 649. San Telmo) Cuatro estrellas pensado por y para la comunidad gay aunque “heterofriendly”. Ambiente chic.
  • BoBo Hotel (www.bobohotel.com, 4774-0505, calle Guatemala, 4870). Su nombre surge de apocopar “bourgeois bohemian” y es toda una definición: para bohemios y burgueses que buscan un toque de clase.
  • Mansilla 3935 B&B (www.mansilla3935.com, 4833-3821, calle Mansilla, 3935) Bed & breakfast atendido por sus dueños, en Palermo y a metros del boulevard Charcas, zona de restaurantes, muy bien comunicada con el resto de la ciudad.
  • Che Telmo Guest House (www.chetelmo.com, 4187-8944, calle Adolfo Alsina, entre Bolivar y Defensa, junto a la Plaza de Mayo). Un bed & breakfast económico en el corazón de San Telmo.

También puedes dormir en:

COMER

Restaurantes

  • El extranjero (www.elextranjeroteatro.com, 4862-7400, Valentín Gómez 3378, Abasto). Este espacio teatral incluye un restaurante –Delia- con staff rotativo de chefs, opción vegetariana y actores que apadrinan platos. Sólo 35 cubiertos y decoración escenográfica. El salmón rosado con cebollas caramelizadas, rúcula y manteca de hierbas es un plato ganador.
  • Fervor (Posadas 4804-4944, 1519. Recoleta). Brasas de campo y mar en una parrilla gourmet regada con vinos boutique. Vedettes: el ojo de bife y la parrillada de mariscos.
  • Pippo (www.pipporestaurant.com.ar, 4374-0762, calle Montevideo, 341, Centro). Manteles de papel definen el estilo popular de esta “tradición porteña”. No te vayas sin probar los “Vermichellis tuco-pesto”: combo de fideos con dos salsas, típico de la casa.
  • Museo Evita (www.museoevitaresto.com.ar, 4800-1599, calle Juan María Gutiérrez, 3926, Palermo) Pisos en damero y un patio soñado distinguen al primer restaurante “pet friendly” de la ciudad. Pruebe el Menú Evita, puro “nac & pop”, y zambúllase en el museo que recuerda a la legendaria primera dama argentina.
  • Olsen (4776-7677, calle Gorriti, 5870). Devenido en clásico de Palermo Hollywood y con sucursal en Madrid. Cocina escandinava y brunch los domingos. Vodkas de todo el mundo, smorrebrod (tapas) y una terraza a puro verde.
  • Almacén de pizzas (www.almacendepizzas.com, 0810-888-2562) Es una cadena de pizzas gourmet, con sucursales en diversos barrios, que acepta pedidos telefónicos y hace envíos. La gran influencia italiana en la cocina argentina se evidencia en el peso de las pastas y la pizza, que suelen ser de calidad muy aceptable. No dejes de probarlas antes de volver a casa.
  • Otras pistas. Tarquino, Paraje Arevalo, Hernan Gipponi (Hotel Fierro) y Restó (Sociedad General de Arquitectos) son establecimientos de lo más recomendables. Una de las mejores parrillas es La Brigada, que se junta con la más famosa, Cabrera.

Turno para las tapas

  • Pan y Arte (www.panyarte.com.ar, 4932-4299, calle Boedo, 880) Abierto del desayuno a la cena. Luces bajas y “picadas” (tapas) para antes y después del teatro (la sala está al lado). Obras de artistas plásticos locales y días de milonga. Algo distinto: el “chivito a la vendimia”.
  • Gran Bar Danzón (www.granbardanzon.com.ar, 4811-1108, calle Libertad, 1161, Recoleta). Carta breve pero sólida, que incluye sushi. Apuestan por difundir los mejores vinos argentinos; anímese con cualquier malbec.
  • Sandino Bar (155 7637257, calle Bolívar, 624. San Telmo) Dos pisos de descanso. Punto de encuentro entre turistas y amantes de la noche porteña. Dj en vivo, cocina “estilo americano con toques autóctonos”. Buena coctelería y un partido de ping pong como final del día.
  • Milion (www.milionargentina.com.ar, 4815-9925, calle Paraná, 1048. Recoleta). Tragos, tapas, restaurante y un maravilloso patio. Cocina internacional y mediterránea. Experimentan también la fusión de sabores orientales y latinos. Visitar la casa de estilo neoclásico ya es un plan.

LA NOCHE

Coctelerías y clubes

  • El preferido (4774-6585, calle Borges, 2108. Palermo Hollywood). Tiene más de medio siglo de vida y entrar es garantía de comer y beber como un porteño. Pruebe el Pineral con tónica y una rodaja de naranja. Lo sirven con una bandeja pepinos, jamón, queso Mar del Plata, aceitunas, coliflor y, a veces, corazones de alcaucil.
  • Dill & Drinks (www.dillanddrinks.com, 4515-0675, calle San Martín, 986, Microcentro). Propuestas mediterráneas con coctelería, vinos de alta gama y notas distintivas de la cocina contemporánea de autor. Mucho pescado y marisco en pinchos y tapas. Cerrado los domingos.

Para disfrutar tras la caída del sol

  • La Catedral (www.lacatedral.club, Reservas al móvil 15-5325-1630, calle Sarmiento, 4006, Almagro). Tango con espíritu rockero. Clases de baile y milonga todos los días, desde las 20 hasta las 4. Comida naturista; para carnívoros, revancha en alguna parrilla.
  • Museum (www.clubmuseum.com.ar, 4771-9628, calle Perú, 535. San Telmo). Viernes y sábados a partir de las 22. El edificio, diseñado por Eiffel (¡sí, el mismo de la Torre!) ya vale la pena. Música de los 80 y 90, Dance, Pop, Disco. ¡Vaya!
  • Ultra (www.ultrapop-ar.blogspot.com.ar/, 4312-5605, San Martín 678. Microcentro). Bohemia, tragos y buena música. Bandas en vivo y clásicos bailes del siglo XXI, todos los viernes y sábados. Para moverse hasta que los huesos digan basta.
  • Bar La Oreja Negra (http://cluborejanegra.blogspot.com.ar/, 2053-3263, calle Uriarte, 1271, Palermo). Se define como una “fábrica de arte, tragos y besos”. Mucho ambiente, comida simple y casera. Espectáculos de martes a domingos, del rock al folclore.
  • Otras pistas. Para tomar un cóctel, La Florería Atlántico, Pony Line (bar de Four Seasons) o Verné.

QUÉ HACER

  • Extracto de Buenos Aires: si sólo tienes pocos días para llevarte un vistazo de la ciudad, no dejes de visitar el Obelisco en la Avenida 9 de julio (donde también se recuesta el fastuoso Teatro Colón, una de las salas líricas más prestigiosas del mundo; San Telmo (tierra de anticuarios) y la Boca, dos barrios emblemáticos del sur de la ciudad; la Costanera Sur, vecina del reciente y lujoso Puerto Madero; el Cementerio de la Recoleta, casi una síntesis de la historia político social del país (allí se encuentra la tumba de Eva Perón, entre otras) y Palermo, un barrio que integra leyendas de cuchilleros y lo más moderno del diseño y la gastronomía. Recorridos y mapas en la Web de Turismo de la ciudad (www.buenosaires.gov.ar).
  • Bares notables: la charla de café es parte de la cosmovisión del porteño. Del fútbol a la política, pocillo de por medio, se arregla el mundo. Desde el lujoso bar del Alvear Palace Hotel (Av. Alvear 1891), en Recoleta, un 10 en distinción afrancesada, hasta los billares de La Academia (Callao 368) en Balvanera, pasando por lo pintoresco de El banderín (Guardia Vieja 3601, Almagro), nacido en la década del 1920, la ciudad se cuenta y recrea en sus mesas. Imperdibles también, Las Violetas (Av. Rivadavia 3899, Almagro) y el Tortoni, en Avenida de Mayo 825 (Monserrat).
  • Palermo, entre dos plazas: hoy es el barrio que define Buenos Aires. Caminarlo y descubrir sus innumerables tiendas de ropa y diseño, cafés, bares, boliches, restaurantes, terrazas y sitios de vagabundeo puede hacerse andando entre las plazas Campaña al Desierto y la Plaza Cortázar, núcleo de la movida que convirtió a este barrio en territorio de savoir vivre cosmopolita (www.gopalermo.com.ar/guia/sitio.html). Las opciones gastronómicas son infinitas.Il Ballo del Mattone es un italiano memorable en Gorriti 5936 (www.ilballo.com.ar). En la esquina de Costa Rica y Armenia, comida con onda en Mamarracha y, muy cerca, un Deli al estilo neoyorquino: Mark’s (Armenia y El Salvador).
  • La Milla de los museos: 15 espacios culturales, del arte a la tecnología, protagonizan este paseo cultural entre los barrios de Retiro y Palermo. Cada uno puede escoger destino según sus intereses. A lo largo de 48 horas, se recorren todos, en bus, andando o en bici (http://www.buenosaires.gob.ar/areas/cultura/millamuseos/).
  • Buenos Aires en bicicleta: Una opción saludable y reciente es recorrer la ciudad en bicicleta usando una red de ciclovías protegidas y gracias al sistema público y gratuito que, previa registración on line, te presta una “bici” por una hora, pudiendo devolverla en alguno de los 22 puntos habilitados para ello (http://mejorenbici.buenosaires.gob.ar/).

----------------------------

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información