Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VIAJEROS URBANOS

El vaporetto del arte

Desde junio, un moderno barquito ofrece una nueva forma de visitar Venecia. Se detiene en ocho de los principales museos

El nuevo vaporetto del arte de Venecia. Ampliar foto
El nuevo vaporetto del arte de Venecia.

Hace algún tiempo, caminando por Venecia con una amiga de la televisión española; su colega no dejaba de lamentarse: sus pies no aguantaban más. Le decía, “aquí deberían poner caballos para los turistas”. El mejor modo para descubrir los tesoros de esta vieja urbe es a pie. Desde el 1 de junio existe un nuevo medio de transporte para quienes aman la cultura y no desean agotarse demasiado. El vaporetto del arte, un modernísimo barquito recorre la principal arteria, el Gran Canal y se detiene en ocho de los principales museos (Fundación Prada, Peggy Guggenheim, Fundación Giorgio Cini, Museos Cívicos de Venecia, Palacio Grassi-Punta de la Dogana, Bienal de Venecia y Teatro de La Fenice).

En cada asiento, el pasajero se encuentra delante de una pantallita similar a la de los aviones y una dulce voz explica el espléndido panorama que se asoma por la ventanilla. Funciona desde las 9 de la mañana y hasta las 8 de la noche, todos los días. Cuesta 24 euros para los adultos y los niños menores de 12 años pagan 15 euros. Sale cada media hora de la estación de trenes Santa Lucía y la última parada es la Isla de San Giorgio. Presentando el billete del vaporetto del arte en los museos, se obtienen descuentos y se evitan las colas, que, por lo general suelen ser enormes. En el vaporetto del arte una se siente como en un barco exclusivo, sin gente que te empuja al momento de desembarcar. Y eso es mucho en Venecia.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.