Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VAJEROS URBANOS

Un museo para el humor argentino

Acaban de abrirse las puertas en Buenos Aires del Museo del Humor

Viñeta de Quino (Museo del Humor).
Viñeta de Quino (Museo del Humor).

A los porteños, el tango nos hizo fama de grises y melancólicos, sin embargo existe una gran tradición de humor en Buenos Aires que acaba de encontrar una sede. Hace una semana, se inauguró el Museo del Humor (MUHU es el mugido que se eligió como un no muy feliz acrónimo) en el imponente edificio de la vieja Cervecería Munich (avenida de los Italianos 851, Costanera Sur), diseñado en los años 20 por el arquitecto húngaro Andrés Kalnay, quien dejó su huella en el leve kitsch centroeuropeo que se percibe en la ornamentación del lugar. Su nombre peca de bravucón ya que, al momento, el museo incorporó sólo una de las variantes del humorismo: la gráfica.

Apadrinado por los historietistas Quino (creador de Mafalda), Mordillo y Garaycochea, el ilustrador Hermenegildo Sabat y el animador Manuel García Ferré (Hijitus), cuenta con una colección permanente de unas 100 obras, que incluye originales de los mencionados, además de Landrú, Basurto, Dante Quinterno (creador de Patoruzú) y otras leyendas del humor gráfico argentino. Aun para quienes no sientan el mínimo interés en las tiras cómicas, el edificio, remedo de la Buenos Aires rica y cosmopolita de la primera mitad del siglo XX, vale por sí mismo una recorrida. El Museo del Humor abre de lunes a viernes, entre las 11 y las 18 y los fines de semana y feriados, de 10 a 19. Lunes, martes y miércoles la entrada es gratuita. El resto de los días cuesta $10 (€1.75).

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.