Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
AIRE LIBRE

Bosques perfectos para un paseo

Nueve espacios naturales para pasear que reflejan la diversidad geográfica y arbórea de la Península y Canarias

Adentrarse por un bosque viejo, donde la mano del hombre no haya tocado (o, siendo realistas, haya tocado poco) tiene una magia especial. Entre selvas de hayas y especies abetales únicas del sur de España, hemos seleccionado con la ayuda de los expertos de la Sociedad Española de Ciencias Forestales nueve espacios naturales para visitar esta primavera, que reflejan la diversidad geográfica y arbórea de la Península y Canarias.

01 Mayo en la umbría (Aragón)

Los bosques de hayas huelen a tiempo, y son umbríos, porque la disposición de sus ramas no permite que entre mucha luz. La primavera es junto con el otoño la mejor época del año para visitar éste de la Selva de Oza, en el Valle de Hecho (Pirineo aragonés): ejemplo representativo de estos árboles de hoja caduca, salpicados de abetos, que hacen que cada estación tenga un color diferente.

» www.valledehecho.net

02 El hayedo-abetal de Irati (Navarra)

La Selva de Irati es el segundo hayedo-abetal más extenso y mejor conservado de Europa tras la Selva Negra alemana. Ocupa más de 17.000 hectáreas del Pirineo oriental navarro, en una cuenca rodeada de montañas que se despliega por los valles de Aezkoa y Salazar. Hayas, abetos blancos, rumor de agua y la sensación de que la naturaleza te envuelve.

» www.turismo.navarra.es/esp/organice-viaje/recurso/Patrimonio/3041/Selva-de-Irati.htm

03 La selva de Tarzán (Canarias)

En los barrancos del norte de La Palma crecen bosques de laurisilva, subtropicales, brumosos, propios de lugares húmedos y cálidos. El más importante es quizás el de los Tiles, compuesto por laurel, til, madroño, viñátigo, palo blanco. Y helechos gigantes allí donde apenas llega la luz del sol y la humedad es mayor.

» www.lapalmabiosfera.es

» www.lapalmaturismo.com/index.php?option=com_content&task=view&id=68&Itemid=469

04 Donde crecen los pinsapos (Andalucía)

Dentro de las más de 50.000 hectáreas del Parque Natural de la Sierra de Grazalema, a caballo entre las provincias de Málaga y Cádiz, se encuentra la Sierra del Pinar y, en su cara norte, un magnífico bosque de pinsapos (abeto español). Recorrer estos fósiles vivientes que solo crecen a más de 1.000 metros de altura requiere una autorización (consultar en los centros de visitantes).

» www.juntadeandalucia.es/medioambiente/servtc5/ventana/mostrarFicha.do?idEspacio=7411

» www.andalucia.org/espacios-naturales/parque-natural/sierra-de-grazalema

05 Perderse en un bosque mediterráneo (Extremadura)

Parque Nacional de unas 18.000 hectáreas en el centro de la provincia de Cáceres, Reserva de la Biosfera y ejemplo de bosque mediterráneo. Monfragüe lo forman encinas, alcornoques y especies de ribera al pie de sus ríos y arroyos: alisos, sauces, fresnos un poco más alejados del agua, algún almez, parras silvestres, rosales, zarzas, tamujas. En el entorno del Parque abundan las dehesas.

» www.monfrague.com

06 Una extensa mancha de pino (Castilla La Mancha)

El Parque Natural de la Serranía de Cuenca mancha de verde más de 73.000 hectáreas de 11 municipios del noreste de la provincia de Cuenca. Es una de las masas forestales más extensas de España, dominada por el pino negral o laricio, que deja el testigo a los pinares de albar a partir de los 1.500 metros.

» www.turismocastillalamancha.com/naturaleza/parque-natural-serrania-de-cuenca

07 Entre rebollos y castaños (Castilla y León)

El Parque Natural de las Batuecas-Sierra de Francia, ocupa casi 32.000 hectáreas al suroeste de Salamanca, en las estribaciones occidentales de la Cordillera Central. Ofrece zonas de rebollo en cuyo sotobosque crecen acebos, serbales, arce menor y castaños. En las manchas de robledal más frías, húmedas y orientadas al noroeste pueden encontrarse abedulares.

» www.turismosierradefrancia.es

08 Variedades atlánticas (Galicia)

Las devesas son bosques de tipo atlántico orientados al norte. La de la Rogueira, en Folgoso do Caurel (Lugo) tiene gran variedad de especies, con encinas en la base y hayas, tejos y abedules en la parte alta: 30 kilómetros cuadrados de bosque primario mojado por riachuelos que bajan formando cascadas.

» www.turgalicia.es

09 La casa del roble albar (Asturias)

La Reserva Natural Integral de Muniellos, en el extremo suroccidental asturiano, está cubierta por bosques maduros de roble albar en sus tres cuartas partes. Está considerado el mayor robledal de España y uno de los mejor conservados de Europa. Las visitas están restringidas a 20 personas al día; los permisos pueden solicitarse telefónicamente o a través de la web del Principado de Asturias.

» www.asturias.es

» www.fuentesdelnarcea.com

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.