Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:FIN DE SEMANA

La cocina de Aída y otros secretos

Buenos, pintorescos y baratos, 13 restaurantes populares para dar la vuelta a Gran Ganaria

Existen lugares en Gran Canaria que ofrecen lo mejor de la gastronomía casera en espacios llenos de autenticidad, poco conocidos por los visitantes. Sitios donde el viajero puede comer por menos de 20 euros y cuyo carácter pintoresco -un collage kitsch de tendencias pasadas y presentes- divierte y sorprende. Interesante es también su ubicación, en sitios estratégicos del paisaje insular.

01 Papas fritas XXL

A Casa Josefina se llega tras desviarse de la carretera que conduce desde Almatriche hasta San Lorenzo en el interior agreste -y desconocido- de Las Palmas de Gran Canaria. Nos reciben con mendrugo de pan de campo, dados de queso tierno y alioli. La estrella es la pata de cordero acompañada con papas fritas XXL y una salsa levemente picante a base de ajo, almendras, orégano y cebolla. De postre, el de la casa: en una tarrina se superponen capas de nata, bienmesabe, crema pastelera y mousse de chocolate.

» Casa Josefina (928 35 24 80). Tindaya, 7. El Zardo. Las Palmas de Gran Canaria.

02 Gofio junto al 'green'

Veinticinco años lleva Los Geranios en uno de los más hermosos rincones de la isla, la caldera de Bandama. A los pies de la carretera que conduce al campo de golf más antiguo de España, creado en 1891 gracias al empuje de la colonia inglesa, Los Geranios ofrece al mejor precio gofio escaldado, garbanzada, carne de cochino frito y los hermosos caracoles pardos que pueblan el monte cercano.

» Los Geranios (928 35 55 77). Carretera de Bandama, 38. Santa Brígida.

03 La cocina de Aída

Fuera de ruta, en la estrecha carretera que conduce desde La Atalaya de Santa Brígida hasta El Madroñal, la veterana cocinera Aída Armas ofrece en Bernardino suculento codillo, ensalada alemana y el chicharrero plato de costillas, papas y piña acompañado de mojo verde de cilantro. Abre de viernes a domingos durante todo el día. Judiones, garbanzada, potaje de jaramago, berenjenas en miel de palma y champiñones rellenos son otros platos de su siempre cambiante carta.

» Bernardino (928 64 13 15). Cruz del Gamonal, 150, Santa Brígida.

04 Croquetas de berro

Fácil de encontrar, en una casa antigua junto a la iglesia de Valsequillo, Hermanos Monzón (también conocido por Ca' Eusebito) es un negocio familiar fundado en 1949 donde cada nuevo bote (propina) se anuncia a golpe de cencerro. Tolón, tolón. Ofrece croquetas de berros y espinacas con nueces y montaditos de cochinillo con una lámina de vegetal.

» Hermanos Monzón (928 70 50 43). Plaza de San Miguel, 3, Valsequillo.

05 Mucha carne

Si continuamos hacia el interior montañoso, el cercano pago de Las Vegas esconde un tesoro para los amantes de la carne, El Guajara, que sirve solomillo neozelandés, entrecot uruguayo y costillas de cochino del país acompañados siempre de papas arrugadas con mojo y una irresistible ensalada de berros, aguacate, millo, atún, cebolla y tomate.

» El Guajara (928 70 54 79).

06 Solomillo en Firgas

Potaje de berros y solomillo de cerdo de gama alta pueden saborearse en El Chiringuito de Firgas, el pueblo de las aguas embotelladas con mejor bouquet de Canarias.

» El Chiringuito de Firgas (928 61 61 01). Manuel Hernández Quintero, 2.

07 Pulpo frito con mojo

Si de camino a las playas del sur el estómago no da para más, la salida de la autopista siguiente al aeropuerto (Carrizal de Ingenio) nos lleva a Mi Mar, casa terrera donde ofrecen buenas raciones de pulpo frito con mojo verde y chocos de calamar. La sequedad del lugar y su umbral de ruidosas esteras nos hace sentir como si entráramos en el bar de un western.

» Mi Mar (928 12 47 68). Las Majoreras, 51. Carrizal de Ingenio.

08 Junto al mar

Autopista adelante, a diez metros del mar sobre el paseo de la playa de Arinaga, en la costa sureste, habitualmente ventosa y soleada, las tres hijas de Encarnita recuperan recetas caseras en la terraza Ka'yuco. Ofrecen como plato estrella una excelente ropa vieja casera, condumio clásico a base de garbanzos, papas, carne, pimiento, cebolla y perejil. De postre, crepes rellenas de helado de vainilla, con nata y caramelo.

» Ka'yuco (928 18 80 69). Avenida de los Pescadores, 29. Playa de Arinaga, Agüimes.

09 Buen pescado

El menú es siempre el mismo en el bar David, en el barrio costero de Castillo del Romeral, último núcleo de población local antes del sur turístico multinacional. Ensalada mixta, papas sancochadas con mojo rojo y una parrillada de pescado. Eso sí, del mejor pescado de la zona, recién pasado por la lonja. Gallo, vieja, breca, sargo, chopa, sama, jurel o cabrilla. Lo que toque. La calidad es excelente.

» Romeral (928 73 21 92). Párroco Román Navarro, 7. Castillo del Romeral.

10 Al norte

En la autovía del norte, que une la capital con Agaete, una parada puede salvarnos con nota de un apuro. El Mirador del Atlante es una terraza situada a treinta metros sobre el mar donde no fallan la sartén de lapas con mojo verde o almejas al vapor. Ambiente joven y atardeceres espectaculares.

» El Mirador del Atlante (691 23 86 56). Carretera del Rincón, s/n.

11 Ante las olas saltarinas

Ya en Arucas, La Gran Playita Chica, terraza de paredes con callaos pintados en negro en el remodelado paseo de El Puertillo, ofrece a precios espectaculares paella de marisco, calamar sahariano y sardinillas que pueden terminar con la tarta de zanahoria, canela y nata. Hermosas son las vistas de las olas saltando al golpear contra la masa rocosa que protege la frágil cala de arena rubia.

» La Gran Playita Chica (630 31 26 47). Avenida del Puertillo, 9. Arucas.

12 ¡Qué ensaladilla!

La última parada antes de Agaete es en El Altillo de Moya, en la costa con más surferos por metro cuadrado de la isla. El Oleaje lleva 16 años ofreciendo una de las mejores ensaladillas rusas de la isla. Pata de cerdo asada, setas a la plancha, ropa vieja de pulpo y churros de pescado son más recomendaciones de su carta.

» El Oleaje (646 58 47 04). El Altillo, 37.

13 Ensaladas tropicales

El valle de Agaete es uno de los más hermosos de Canarias. Su verdor exuberante recuerda a la isla Nublar, donde Spielberg puso a caminar a sus dinosaurios en su trilogía jurásica. En una terraza cerrada con lona para salvarnos del trasiego de tiranosaurios y otros bichillos del valle, Casa Lolo lleva 42 años ofreciendo ensaladas tropicales con melón y papaya y grill de carnes, calamares y pulpo.

» Casa Lolo (928 89 83 29). Carretera de Los Berrazales, 3.