Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:TROTAMUNDOS | Carlos Urroz - Director de Arco | EL VIAJERO HABITUAL

'Brunch' con Tracey Emin

Carlos Urroz (Madrid, 1966) considera el arte como una excusa perfecta para elegir destino. El director de la feria de arte madrileña Arco, que debuta este año en el cargo (del 15 al 19 de febrero), estuvo el pasado septiembre en la Bienal de Arte de Estambul.

¿Es Estambul un referente del arte contemporáneo?

La cita celebraba su 20º aniversario. En este tiempo la capital turca se ha modernizado; ha creado su propia modernidad. En ella se citan los coleccionistas de Dubái y de muchos países árabes con sus homólogos europeos. Es una ciudad bisagra y, por lo tanto, un foco de creación.

Supongo que visitaría muchas galerías.

Hice un tour por los espacios que habían abierto en los últimos cinco años. Me pasé, por ejemplo, por Galerist, galería situada en un barrio alejado del centro, en la zona asiática.

¿Cómo llegó?

En coche. Tras un rato conduciendo, apareció un vecindario con casas bajitas. En medio hay un edificio del siglo XIX que alberga un local impresionante. También estuve en la Rampa Gallery, en la tercera planta de un antiguo garaje, y en la afamada galería Istambul Modern, que ocupa un antiguo almacén del puerto, al lado de la bienal.

¿Este año, dónde se celebró?

Uno de los centros de exposición era el Mercado de los Manufactureros, un edificio de los años sesenta. Otra, el almacén portuario número tres. Ambas sedes fueron intervenidas por el estudio de arquitectura japonés Sanaa.

¿Tuvo tiempo para comer?

Nos recomendaron el restaurante Karaköy Lokantassi y allí nos encontramos con un galerista de Nueva York que organizaba una cena para la artista británica Tracey Emin. Al final acabamos bailando con ella en medio de la calle.

¿Cómo acabaron?

Haciendo un brunch con especialidades turcas en el barrio de Beyoglu.

¿Fue una gran fiesta?

El gran cóctel tuvo lugar en Eczabasi House, una casa de cuatro plantas con vistas a la torre Galata y obras de Damien Hirst y de los Chapman.

Y después, ¿a bailar?

Aunque la capital destila una vida nocturna muy activa, no salí ninguna noche por locales de marcha; me lo reservo para la próxima visita.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.