Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La hamburguesa más 'trendy' de Manhattan

Jugar con la comida ya no está prohibido en los nuevos restaurantes tecnológicos donde el cliente diseña su menú, consulta la información nutricional de su plato y puede hacer el pedido a través de Twitter

Pantallas táctiles para seleccionar los menús, proyectores que muestran cómo queda la receta escogida en el plato o pedidos que se encargan a través de Twitter... ¡sentados a la mesa! Son algunas de las iniciativas que los restaurantes alrededor del mundo están implantando. La comida sabrosa y sana ya no es suficiente y los negocios buscan en la tecnología un factor que les diferencie y llame la atención de los clientes.

Las 'trending burguers' de Nueva York

Entre la 40 y Madison, en pleno centro de Manhattan, se encuentra el restaurante 4Food,(http://4food.com), donde la comida rápida se encarga a través de Twitter, un concepto pensado para los que no pueden separarse del móvil ni siquiera a la hora de comer.

Esta iniciativa permite ahorrar tiempo a los hombres y mujeres de negocios que trabajan en una de las zonas más concurridas de día en Nueva York. El pedido se puede realizar desde el móvil o la web y luego pasar a recogerlo. Cada cliente diseña su propia hamburguesa con los ingredientes que desea, desde la tradicional carne de vacuno, el queso y los vegetales, hasta torta de arroz prensado, hummus o frutas.

Una vez hecha la combinación, se puede publicitar a través de la red de microblogging, de forma que si otros clientes encargan ese menú, se consiguen puntos para gastarlos en el local. Incluso hay una pantalla que muestra en tiempo real las actualizaciones del perfil de 4Food (@4foodnyc) y los trending burguers con los platos más demandados.

» 40th Street y Madison Avenue, Nueva York. http://4food.com

Mesas interactivas en Chamberí

Barrio de Chamberí, Madrid. Hace apenas dos meses que en un restaurante el cliente puede, a través de unas mesas interactivas, ver reflejados los platos de la carta como si fuera un mantel. También se puede seleccionar el estampado del mismo o consultar en profundidad qué ingredientes lleva cada receta.

El sistema que integra Eatperience (www.eatperience.com) utiliza proyectores situados en el techo que dibujan en la mesa algo parecido a la pantalla de un ordenador, pero con aspecto de mantel. Mediante un puntero en forma de pintalabios se puede consultar el menú, la carta de vinos y las sugerencias del chef. Además, llegarán "pronto nuevos desarrollos en los que estamos trabajando para complementar el servicio, como instalar una webcam en el parque para vigilar a los niños", comenta uno de los propietarios, Sergio Prieto.

Aparte de la cocina mediterránea, en este local ofrecen una recomendación semanal con sus platos más extraordinarios a un precio nada desorbitado. Un entrante de risotto, por ejemplo, ronda los 10 euros y un entrecot de buey cuesta unos 19 euros.

Los tres fundadores vienen del mundo de la ingeniería y la arquitectura, y se pusieron manos a la obra con el proyecto tras una cena entre amigos en la que "era imposible descifrar lo que ponía la carta", dice Prieto. Así que decidieron aplicar sus conocimientos tecnológicos al sector de la restauración con el objetivo de que "el cliente experimente sensaciones, que investigue en un sitio diferente".

» Santa Engracia, 169, Madrid. www.eatperience.com

Información nutricional en cada plato

Las mesas son a la vez carta y camarero en el llamativo restaurante Inamo, (www.inamo-restaurant.com), Soho londinense. Aquí, el control de la experiencia gastronómica está completamente en manos del usuario. Su sistema interactivo permite ver las diferentes opciones de los menús y se pueden pedir directamente a la cocina. Sus creadores confían en perfeccionar su tecnología, para que el cliente pueda elegir plato a partir de variables como, por ejemplo, su estado de ánimo.

Cada combinación incluye información sobre los ingredientes y el valor nutricional de los menús de su peculiar cocina de fusión con influencias japonesas, coreanas, tailandesas y chinas. Además, se puede ver la suma de la cuenta a medida que se hacen pedidos, para revisar hasta el presupuesto. También tienen una webcam para seguir la evolución de cada plato, desde que se pide hasta que lo sirven y se plantean nuevos servicios que redondeen la experiencia, como pedir un taxi desde la propia mesa al finalizar la velada.

» 134-136 Wardour Street, Londres. www.inamo-restaurant.com

Reinventar el 'self-service'

El restaurante 's Baggers (www.sbaggers.de), ubicado en las afueras de Nuremberg, mantienen la premisa de que "lo bueno viene de arriba", así que sus platos, ordenados a través de una pantalla táctil, llegan a la mesa transportados por carritos robóticos desde la parte alta del restaurante, donde se encuentra la cocina.

La misma tecnología se aplica a los menús que propone: poca grasa y bajos en calorías. Utilizan ingredientes frescos, muchos de los cuales son los productos orgánicos, directamente de la región local. Sus creaciones más populares son el Fränkische Kanneloni, un bollo relleno de carne picada con especias, y el filete de cadera orgánico con mostaza y rábano picante.

» Am Steinacher Kreuz, 28, Nuremberg. www.sbaggers.de

iPad en lugar de carta

Con una carta de más de 650 vinos, el restaurante South Gate de Nueva York (www.154southgate.com) decidió organizarse para que sus camareros no se volvieran locos. Y Para ello, ficharon el iPad de Apple, como medio ideal para acceder a toda la información necesaria del caldo que mejor acompañe al almuerzo o cena seleccionados: denominación de origen, cosecha, mejores maridajes, etc. Además, el programa hace sus propias recomendaciones según los platos escogidos y la temperatura adecuada para saborear cada una de las propuestas de su amplia bodega.

La misma idea se aplica en el local australiano Mundo Global Tapas (www.mundo.com.au/north-sydney), que ha sustituido la carta de papel por una aplicación en iPad que muestra imágenes de cada plato, sugiere el vino más adecuado y la salsa que mejor va con cada alimento. Además, cuando algún plato se agota, desaparecen del menú. Su concepto de restaurante está comprometido con la personalización máxima hasta tal punto, que se recomiende comida según el clima y el estado de ánimo de cada persona.

» 154 Central Park South, Nueva York. www.154southgate.com

» 54 McLaren Street, Sydney Norte. www.mundo.com.au/north-sydney

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.