Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL VIAJE DE... ALBERT BOADELLA

"Mi única droga son los buenos vinos"

El dramaturgo Albert Boadella sólo está 'enganchado' al borgoña y a los viajes en tren

Albert Boadella acaba de publicar un libro junto a Fernando Sánchez Dragó y el próximo año celebra los 50 años de su compañía, 'Els Joglars'. Se ha recorrido medio mundo sobre raíles, le encanta el borgoña y con quien nunca se cansa de viajar es con Dolors Caminals, su mujer.

MÁS INFORMACIÓN

Dios los cría...

Albert Boadella acaba de presentar el libro "Dios los cría..." escrito al alimón con su amigo Fernando Sánchez Dragó. Boadella ha disfrutado plenamente de esta colaboración, han hablado de lo divino y lo humano sin ningún tipo de cortapisas y con total libertad. Lo mejor es que estas agradables charlas se han entretejido en dos entornos idílicos, la casa que tiene Sánchez-Dragó en el pueblecito soriano de Castilfrío, y en la masía de Boadella y de la compañía 'Els Joglars' en el Empordà. No están de acuerdo en todo, pero les une su peculiar sentido del humor.

Viajero de tren

Boadella reconoce no haber viajado con Sánchez Dragó, no por falta de ganas, si no por su pánico a los aviones. El fundador de 'Els joglars' le tiene miedo irracional a los aeroplanos. "Tengo fobia a los aviones". Así de contundente se mostró Albert Boadella al preguntarle por su manera de viajar. "Para ir a Estados Unidos tengo que utilizar el barco, tengo que hacer unas combinaciones increíbles para llegar a cualquier lugar". Esta fobia le ha convertido en un gran viajero de trenes, se conoce todas las líneas férreas de medio mundo. Esta pasión por los trenes se acrecienta aún más al admitir que, además, le trastorna cambiar rápidamente de un entorno a otro, "me gusta que los viajes sean lentos, pasar de un paisaje a otro con mesura, poder parar y experimentar el cambio". No hay nada mejor que viajar en tren.

Borgoña y otros vinos

"Nunca me he fumado un porro, mi única droga son los buenos vinos". Albert Boadella se deleita con los caldos de calidad. Como buen amante de los viajes en tren, Boadella, ha recorrido la región de Borgoña en Francia, donde no sólo ha saboreado sus excelentes vinos, sino que también se ha deleitado con los hermosos paisajes de los viñedos. "Los vinos blancos de Borgoña son los mejores del mundo", en cuanto a tintos, Boadella además de los de esta zona destaca los de Burdeos y, unos grandes olvidados, como son los vinos alsacianos. En esta región, en Estrasburgo vivió Albert Boadella en su juventud, ahí estudió teatro en el Centre Dramatique de l'Est, y su memoria le lleva a pensar en cómo los días allí eran siempre nublados, sin intermitencia los cielos estaban encapotados: "La niebla me mataba, tenía que salir disparado e ir hacia el Sur porque era insoportable, aunque tengo muy buenos recuerdos de aquella época".

"Nunca viajaría con políticos"

Albert Boadella no ha dudado ni un segundo en responder con quién le gusta viajar: "con mi mujer, con Dolors, con ella es siempre un placer extraordinario, cada vez es una experiencia maravillosa, es muy culta artísticamente, muy sensible y observadora". De igual modo que sabe que con el amor de toda su vida hace siempre los mejores viajes, tiene muy claro que no viajaría nunca con los políticos, sin especificar ninguna agrupación, sólo con los que desempeñan esa profesión, el motivo no es otro que el hastío que le producen, "son muy pesados, son gente que sólo está concentrada sobre sí misma y sobre su actividad".

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.