Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

En el Matterhorn no hace calor

Zermatt, un paraíso alpino donde guarecerse de la ola de calor. Una villa alpina que no permite la entrada de coches

Hay un lugar en Suiza que condensa todos los tópicos de este país. Coquetas casas de madera oscurecida por el sol, paisaje alpino de un verde intenso, enormes lagos rodeados de bucólicos paisajes...Zermatt es una postal real de Suiza. Y para colmo, la villa alpina está bajo los pies de lo que los suizos consideran su Torre Eiffel, el Matterhorn. La montaña, de 4.478 metros, no sólo presume de ser la montaña más fotografiada, sino también uno de los sueños de todo alpinista. Desde casi cualquier rincón de Zermatt, uno puede despertarse con vistas a la fotogénica pirámide.

Dormir con manta en pleno verano

En verano Zermatt regala al visitante cosas impagables. Noches de chaqueta, manta en la cama y días soleados con máximas entre los 21 y 23 grados (las mínimas suelen estar entre los 8 y los 10), un lujo cuando en España estamos soportando temperaturas que rondan y hasta superan los 40 grados. Y además de fresquito, sin humos. Los coches nunca han estado admitidos en esta villa del Valais, donde sólo está permitido el paso de ambulancias y coches de emergencia, además de unos pocos coches eléctricos que utilizan los hoteles para recoger a sus clientes en la estación de tren. La mejor manera de moverse andando, en coche de caballos o en autobús eléctrico (muy útil para no tener que acarrear los esquíes durante la temporada), aunque las distancias en Zermatt no son grandes.

A la cima en tren

Zermatt es un lugar para el descanso, recorrer los pueblos del Valais y dar paseos por la montaña. Los alpinistas menos experimentados tienen 400 kilómetros de caminos y senderos de fácil acceso alrededor de Zermatt con rutas para poder hacer un picnic junto a un lago alpino o terminar la mañana degustando un contundente rösti en uno de los numerosos pequeño restaurante de montaña que rodean los senderos. De cualquier manera, hay una visita que es ineludible: subir al mirador del pico Gornergrat. Desde allí, a 3.089 metros de altura, se pueden ver 29 de los montañas más altas de Suiza.

Como no podía ser menos en este país de trenes que funcionan como un reloj, al mirador se accede desde Zermatt en un tren cremallera. Al bajar del tren la primera imagen es la de decenas de japoneses haciendo cola para hacerse la foto con los San Bernardos, conocidos por su habilidad en los rescates en alta montaña, y armados de paciencia para posar con el pequeño barrilete de whisky al cuello. Pero la vista no tarda en desviarse hacia el impresionante panorama. Desde allí hay numerosas rutas en bici o caminando y la ventaja es que siempre se puede recurrir al Gornergrat Bahn cuando las piernas no dan más de sí y bajar a Zermatt cómodamente en tren.

Otra opción es coger el tren hasta una parada más cercana a Zermatt, como Riffelalp, y desde allí descender por un sencillo sendero. Antes de subirse al tren, merece la pena admirar el paisaje con vistas al Cervino y al Monte Rosa con tranquilidad tomando algo desde la terraza del hotel más alto de Suiza, a 3.100 metros de altura, y que también hace las veces de observatorio.

El Kulmhotel Gornergrat tiene poco más de 50 habitaciones. En el propio hotel se informa de que para quienes no estén acostumbrados a estas alturas, a los huéspedes les puede costar aclimatarse la primera noche. Dormir en la suite en régimen de media pensión cuesta 500 francos suizos, unos 370 euros.

La montaña de Homer Simpson

En el capítulo King of the Hill de Los Simpson, Homer corona la cima del Matterhorn, aunque los guionistas la llaman la Murderhorn o Cuerno de la Muerte y la trasladan de Zermatt a Springfield. Sutilmente, el capítulo hace mención a la oscura historia de la primera conquista de la cima del Matterhorn, en 1865. En el descenso, los siete montañeros de la expedición iban atados a la misma cordada. Uno de ellos se deslizó, arrastrando con él a la muerte a otros tres compañeros. ¿La cuerda se rompió o alguien la cortó? ¿Cómo lograron sobrevivir Whymper, Taugwalder y su hijo? Los rumores se siguen alimentando hoy en día y de hecho, la cuerda utilizada en esa expedición se conserva en el museo de Zermatt.

Glacier Express

Los suizos llaman al Glacier Express el 'tren rápido más lento del mundo'. El tren panorámico que une Zermatt con St. Moritz se toma su tiempo (unas siete horas) para llegar al destino final. Y tiene toda la lógica del mundo. Más que un recorrido en tren es un largo paseo que atraviesa los Alpes pasando por gargantas, viaductos, lagos y bosques. Además, la ruta del Glacier Express es flexible y se puede optar por hacer un recorrido más corto . El tren está operativo todo el año, con lo que también se puede disfrutar del paisaje cubierto con nieve. El pasaje cuesta 88,65 euros en segunda clase y 147,35 en primera (más 22 euros de suplemento en verano y 49 con comida). Los niños de hasta cinco años viajan gratis y de 6 a 16 años tienen un 50% de descuento. Subirse al Glacier Express es cerrar el viaje cumpliendo con otro de los tópicos de Suiza: subirse a un tren y comprobar que funciona como un reloj...suizo, claro.

GUÍA PRÁCTICA

Cómo llegar:

SWISS ofrece vuelos diarios a Zúrich desde Barcelona, Madrid, Málaga, Palma de Mallorca y Valencia. Y desde Barcelona vuelos diarios a Ginebra. Se ofrecen enlaces por tren a Zermatt con salida desde los propios aeropuertos de Zúrich y Ginebra. Barcelona a Ginebra desde 56 Euros y a Zúrich desde 197 Euros o de Madrid a Zúrich desde 187 Euros. Precio final, todo incluido. Información/Reservas 901 11 67 12, www.swiss.com/spain

Webs de referencia:

Turismo Suiza: www.MySwitzerland.com dispone de información sobre todos los destinos y ofertas turísticas en Suiza en español. (http://www.myswitzerland.com/es/inicio.html)

Turismo Zermatt: www.zermatt.ch

Horarios de los autobuses eléctricos: http://geneubde.zermatt.ch/ebus.

ALOJAMIENTO: Zermatt tiene una amplia oferta de hoteles típicamente alpinos y la mayoría de ellos, familiares. Todos ellos están preparados tanto para el turismo de nieve como para los excursionistas que llegan en verano. myswitzerland.com ( ofrece una lista de alojamientos en Zermatt. También hay una amplia oferta para alquiler de casas y apartamentos en la zona.

Cuándo ir: Las mejores épocas son el invierno, coincidiendo con la temporada de esquí, y el verano, cuando se puede disfrutar de las rutas de montaña y los paisajes verdes. La temporada baja es el otoño, cuando muchos hoteles aprovechan para reformar sus instalaciones.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información