Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

A Perú sin mochila

Sábanas de algodón para los aventureros sibaritas que quieran descubrir el país inca

En ningún lugar está escrito que los aventureros no puedan llevar maleta de ruedas. La mochila suele ser la segunda piel del turista en Perú. Pero también hay aventureros sibaritas, así que aquí van unas propuestas para aquellos que no quieren perderse lugares como la Amazonía o el Cañón del Colca pero quieren hacerlo con un buen hotel con vistas de lujo en el que regalar al cuerpo un buen spa tras un día de caminata.

El lago Titicaca

El lago que une Perú y Bolivia es uno de los mayores atractivos turísticos de Perú. Situado en el departamento de Puno y a 3.809 metros sobre el nivel del mar, es el lago navegable más alto del mundo. El Titicaca tiene 41 islas y muchas de ellas todavía conservan el modo de vida tradicional de los indígenas, con sus casas hechas de totora, una especie de junco que aún se emplea para construir pequeñas embarcaciones. De hecho, una de las excursiones más habituales es a las islas flotantes de los uros, en la Reserva Nacional, donde se puede ver cómo siguen manteniendo sus costumbres ancestrales.

Cerca de allí, en una solitaria península privada y rodeado del sosiego del lago se encuentra el Hotel Titilaka, un hotel de diseño. Tiene 18 cómodas suites donde reponer fuerzas y con vistas de 270 grados al Titicaca.

Merece la pena pasar unos días en este lugar y disfrutar de las posibilidades que ofrece su ubicación, como navegar en medio de los totorales, visitar la playa de Socca o acercarse a Sillustani, la península en la que se conservar restos de lo que fuera un cementerio inca.

El cañón del Colca

El tranquilo y silencioso Valle del Colca, en el suroeste de Perú, es aún un lugar poco explorado por el turismo de masas. El valle está presidido por el impresionante cañón del Colca, uno de los más profundos del mundo, llegando a alcanzar los 3.000 metros de caída vertical. Normalmente las excursiones para visitar el valle parten de Arequipa y los alojamientos suelen ser muy sencillos.

Pero muy cerca de Chivay se encuentra el alojamiento de lujo rural Las Casitas del Colca, un conjunto de casas individuales con piscina, spa y huertas con las que se autoabastece el hotel. Su emplazamiento estratégico ahorra al viajero tiempo de desplazamiento para visitar el cañón y llegar hasta el mirador de la Cruz del Cóndor, donde se goza de buenas vistas del Colca y del vuelo de los cóndores. Es aconsejable ir acompañado de un guía para las rutas por el cañón. Aunque las hay de diversos grados de dificultad, es fácil desorientarse. Las Casitas ofrece también la posibilidad de rutas a caballo a lugares que de otro modo no son accesibles.

Crucero de lujo en el Amazonas

Explorar todos los atractivos de la selva amazónica y adentrarse en ella rodeado de todas las comodidades es otra de las propuestas. Los cruceros Aqua realizan travesías hasta la Reserva Nacional de Pacaya Samiria, conocida como la selva de los espejos. Esta reserva es uno de los lugares con mayor riqueza biológica del mundo.

Las rutas a bordo de este barco, con 12 lujosas suites arrancan en Iquitos. Esta ciudad situada en el corazón de la Amazonía y conocida como la perla del Amazonas, es normalmente el punto de partida para conocer los atractivos de la zona. A bordo del Aqua el viajero se adentra durante el día, en pequeños botes, en la exuberante vegetación del Amazonas, en el bosque tropical de la reserva, en sus lagos y lagunas, y también en los pequeños poblados.

A la llegada al barco, nada como observar los atardeceres de la selva, disfrutar de una cena con la mejor cocina peruana en platos de porcelana y finalmente, al día siguiente, despertarse en medio del paisaje del río.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información