Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VAMOS A... MÉXICO

Veinte pesos bajo cuerda por subir al campanario

La torre de la catedral de Puebla, la más alta de México, domina una ciudad de placeres y sorpresas, barroca, colonial y encantadora

Llegar al Zócalo de la ciudad de Puebla precisa de unos diez minutos de taxi desde la estación de autobuses. Algo menos cuando la sosegada charla en español del conductor ameniza el trayecto y sirve de bienvenida. Nada especial, salvo que al detener el vehículo el taxista suelta sin inmutarse: "¿Y ustedes de dónde son, americanos, no?"

El sorprendente carácter de su paisanaje es uno más entre los reclamos que esta ciudad mexicana, ubicada a unos 130 kilómetros de la capital, reserva al viajero. Un recorrido por su centro histórico, puro y colorido retrato de la época colonial, los balazos prerrevolucionarios que todavía conserva alguna fachada, abrasarse el paladar en un auténtico deleite gastronómico o contemplar el volcán Popocatepetl desde alguna azotea, completan la paleta.

01 'Mordida' en la catedral

"Tengan cuidado al entrar, pues varios hombres les ofrecerán una explicación de la Catedral pero no son guías autorizados". Una amable señora alerta al turista en la entrada del principal templo de Puebla, un mastodonte de cantera gris y estilo barroco, que ocupa todo un lateral de la Plaza del Zócalo. Se puede perder la cordura intentando digerir por completo la decoración interior o disfrutar de una panorámica excepcional desde lo alto de la torre, la más alta del país: 70 metros hacia el cielo poblano, con el cuadriculado casco histórico justo debajo. No está permitido subir, pero con algo de discreción y una donación de 20 pesos por persona, la misma mujer que advierte de guías piratas abre el acceso al campanario. Esto es México , qué grandes vistas.

02 Balazos en la fachada

Sillones rajados con bayonetas y la fachada agujereada a balazos. El germen revolucionario en la ciudad de Puebla se gestó en el número 206 de la calle 6 oriente. En 1910 era el número 4 y domicilio de Aquiles Serdán, designado para prender la mecha insurgente en la ciudad. Bajo la acusación formal de repartir propaganda contra el entonces presidente Porfirio Díaz, la policía asaltó la residencia Serdán a tiro limpio para sesgar el intento golpista.

Convertida en Museo Regional de la Revolución en 1960, la casa está ambientada como en tiempos pre revolucionarios, incluido un espejo roto por una bala perdida en el salón y el sotanillo de la planta baja donde Aquiles permaneció oculto varias horas. Un inoportuno ataque de tos truncó la maniobra y un certero disparo acabó con su vida instantes después.

03 De patio en patio

Conviene pasear sin demasiado rumbo por los alrededores del Zócalo. Calles de sempiterno empedrado trazadas con tiralíneas; fachadas ahora naranjas, ahora amarillas y rosa pálido al llegar a la esquina; el contraste gris de los muros de la Catedral y edificios públicos... Un ejercicio muy interesante es intentar colarse en los cuidados patios de los edificios más añejos. En algunos casos la entrada es libre, en otros no tanto. Hacia oriente o poniente de la Avenida Reforma, algunos resultan imprescindibles, como el Patio de los Azulejos. Otros son recomendables por la llamativa historia que esconden, como la Casa del que mató al animal, del siglo XVI.

04 Un palco para la función

Lleva más de 250 años en pie y es el teatro en activo más antiguo de Latinoamérica. Tiene su mérito: fue arsenal de guerra, se quemó severamente en 1902 y hasta acogió ¡festejos taurinos! en su interior tras la Independencia. La sobriedad y blanca elegancia de su interior, inspirada en los coliseos europeos de mediados del XVIII, deslumbra especialmente al asomarse al patio de butacas desde alguno de sus palcos, que conforman un encantador y semicircular mosaico de abovedas celdas, contemplados desde la platea. Es posible recorrer los entresijos del Teatro Principal de Puebla también los días que no hay función, cuando se encuentra en un absoluto y estremecedor silencio.

El contraste se encuentra en el exterior, a pocos pasos, sin salir del Barrio del Artista. Se trata del comedido bullicio de El Parián, un coqueto mercado de artesanías de arquitectura típicamente poblana, azulejos de talavera incluidos en sus fachadas, levantado en 1800. Pero además de poso histórico, sus locales ofrecen de todo: dulces típicos, bordados, vidrio, objetos de barro, trabajos en popotillo y las citadas talaveras.

05 'Elevador' decimonónico, piscina futurista

Tranquilito, tranquilito. El elevador del Hotel Colonial no se desmarca del tópico ritmo vital que suele asociarse a los mexicanos. En su caso, está justificado: lleva en servicio desde 1895, siempre con ascensorista de riguroso uniforme a los mandos. Además, presume de peso histórico (desde sus balcones habló el presidente Madero tras el triunfo revolucionario), de luminoso patio interior y de privilegiada ubicación, a espaldas de la Iglesia de la Compañía, y con inmejorables vistas a la Catedral y el humeante perfil del Popo desde el tejado.

La Purificadora, cercano y coqueto hotel boutique, también luce azotea. Piscina cool de transparencias con solárium aledaño, calculado gimnasio para sudar lo justo y una terraza donde gozar de un aperitivo con vistas a la Iglesia de San Francisco, o para mezclar copas con la agradable brisa nocturna de la madrugada poblana.

Más propuestas e información en la Guía de México

GUÍA

Comer

» La Zanahoria (calle 5 Oriente, 206). Telf.: (+52) 222 232-4813. Restaurante vegetariano en el Barrio del Artista.

» Mesón La Sacristía de La Compañía (6 sur 304, Callejón de los Sapos) - www.mesones-sacristia.com. Gastronomía y arte se mezclan para que abrasarse el paladar resulte delicioso. Cocina local con el mole poblano como estrella de la carta.

» Microbito (6 sur 306, Callejón de los Sapos) - www.elmicrobito.com. Su amplia y polivalente terraza muda de café a tapería al atardecer, y a lounge bar ya entrada la noche.

Dormir

» La Purificadora (Callejón de la 10 Norte 802, Paseo de San Francisco, Barrio el Alto) - www.lapurificadora.com

» Hotel Colonial (4 Sur 105, Colonia Centro) - www.colonial.com.mx

» Casa del Callejón (3 oriente 603, Barrio de Los Sapos) - www.mexonline.com/callejon.htm

Información

» Oficina de Turismo de Puebla (Calle 5 Oriente, 3. Col. Centro). Telf.: (+52) 222 246-2044.

» www.puebla.gob.mx

» www.turismopuebla.gob.mx

» www.visitmexico.com

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información