Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VAMOS A... LA COSTA AZUL

Perfume de carnaval y Dom Pérignon

De Mónaco a Grasse, ruta de cinco días entre batallas de flores, casinos de etiqueta absoluta y las últimas estribaciones de los Alpes Martítimos

Saint Vallier de Thiey, una pequeña localidad donde un apagado Napoleón volvió a pisar el continente en 1815 tras su destierro en la isla de Elba, se encuentra a escasos kilómetros de Niza, Cannes, Grasse y Mónaco. Donde el arco alpino agoniza en su descenso hacia el mar, el ajetreo urbano de tan encantadoras ciudades se combina sabiamente con el omnipresente aroma a lavanda de esta región del sur de Francia, con algunas de las playas más coquetas del Mediterráneo.

01 Batalla de flores en Niza

Destino obligado de la Costa Azul, especialmente en febrero, cuando una explosión de color inunda la ciudad. La incontenible alegría de su carnaval totalmente laico se mezcla perfectamente con la arquitectura medieval en sus calles, y en torno a elegantes edificios de estilo neoclásico como el Palacio de Justicia. La Batalla de las Flores marca un punto álgido de la fiesta pagana en Niza, cuando desde las carrozas que desfilan por el casco histórico se inunda todo de pétalos y mimosas, símbolo de la ciudad. El paseo marítimo y una playa de agua cristalina refuerzan los argumentos para dedicar, al menos, un día a Niza, y a pasear por la plaza Massena y los jardines de Alberto I, contemplar la catedral de Notre- Dame y acercarse al puerto. Una perfecta armonía en forma de ciudad a orillas del Mediterráneo.

02 Huellas en Cannes

Sólo el torbellino de celebridades que arrastra cada año el prestigioso Festival de Cine de Cannes rompe la tranquilidad que se respira el resto del año en este pequeño pueblo de la costa sur francesa. Sin tanto ajetreo se pueden recorrer con calma La Croissete, el paseo de la fama donde han inmortalizado su presencia los grandes artistas que desde 1946, año de inauguración del festival, se han dejado ver por la capital del cine europeo. Este epicentro del celuloide, jalonado por los grandes hoteles como el Martínez, el Palacio Stephenie (Noga Hilton) o el Carlton Intercontinental, se prolonga en sus calles adyacentes, como la Rue de Antibes o la Rue Meynadier, no sin una extraña mezcla de escaparates: frente a las grandes firmas internacionales de la moda, lonjas tradicionales exhiben sus encantos típicos, con los quesos y vinos de La Provenza como principal reclamo.

03 Rojo, par y pasa

Mónaco resulta un destino algo extraño en la Costa Azul. A medio camino entre Francia e Italia, el principado es uno de los paraísos fiscales de Europa y el lujo y la ostentación resultan sumamente evidentes en las calles de Montecarlo. Fortunas de grandes deportistas mundiales que tienen allí fijada su residencia, el circuito con más glamour de la Fórmula 1, el gran casino del viejo continente, un clima suave y seductor durante todo el año, espectaculares acantilados sobre el Mediterráneo... Una mezcla excéntrica, atractiva y palpable en su flamante puerto deportivo, el Palacio del Príncipe o el Museo Oceanográfico.

04 El perfume de Grasse

Grasse es la capital de la Provenza Oriental. Situado en plena montaña, es uno de los pueblos más bonitos y míticos de Francia. Perfumes y fragancias son aquí el producto típico, y también el imán turístico en plenos Alpes Marítimos. Sus calles empedradas sirvieron de escenario para la famosa novela El perfume de Patrick Süskind, y en la realidad acogen pequeños y encantadores comercios en un ambiente envuelto de agradables olores. Las tres grandes firmas de perfumes locales (Fragonard, Galimard y Molinard) organizan visitas donde los maestros muestran sus propios museos así como el proceso de elaboración de las fragancias. El visitante abandona Grasse con el morado de la lavanda natural impreso en la retina y, por qué no, un recuerdo en forma de colonia o jabón artesanal en el bolsillo, gracias a los razonables precios de tan olorosos souvenirs.

Más propuestas e información en la Guía de Francia

GUÍA

Comer

- La Petite Maison (Rue Saint François de Paule, 11. Niza). www.lapetitemaison-nice.com

- Le Chantecler (Promenade des Anglais, 37. Niza). www.hotel-negresco-nice.com

- La Coupole (avenida Princesse Grâce 1, Monte Carlo, Mónaco). www.hotelmirabeau.abcsalles.com

Dormir

- Hotel Relais Imperial (Route Napoléon 85, Saint Vallier de Thiey). www.relaisimperial.com. Entre sus paredes Napoleón se alojó durante su regreso a Francia, en 1815. Cercano a Cannes, Niza y Montecarlo, es una elegante elección para el descanso en la Costa Azul

- Hotel Martinez (La Croisette 73, Cannes). www.hotel-martinez.com

Visitas

- Perfumerías Fragonard (Boulevard Fragonard 20, Grasse). www.fragonard.com

- Galimard (Route de Cannes 73. Grasse). www.galimard.com

- Molinard (Boulevard Victor Hugo 60, Grasse). www.molinard.com

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información