Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VAMOS A...

Benarés, la lágrima del Ganges

Muerte y vida se conjugan con gran naturalidad en una ciudad a la que peregrinan miles de hindús

Benarés o Varanasi es una de las siete ciudades santas del hinduismo en el estado de Uttar Pradesh (a más de 700 kilómetros de Delhi). Conviene ir de noviembre a marzo para evitar las lluvias y la humedad del lugar, al que acuden miles de peregrinos cada año para purificarse en sus aguas. En esta pequeña urbe de la India, donde la muerte y la vida se concilian de forma natural, impacta al viajero ante la presencia de los ritos funerarios que se celebran a diario a las orillas del Ganges.

Si uno decide alojarse cerca de los ghats (escalinatas que descienden al río), al borde del Ganges, podrá observar y oler las cremaciones de los cuerpos de hindús que son incinerados y arrojados al agua. Lo que puede parecer un macabro ritual es aquí, en Varanasi, una cita imprescindible, para los locales, un acto lleno de misticismo y espiritualidad.

No obstante, este río no sólo alberga la muerte sino también la vida, sobre todo cuando los primeros rayos de sol iluminan las escalinatas de mármol que llevan del río a los templos sagrados. Decenas de mujeres y hombres se sientan en sus orillas para rezar o realizar tareas tan comunes como lavar y bañarse antes de comenzar la jornada diaria.

Para disfrutar de este paisaje humano único, se puede alquilar una barca para dar un paseo al amanecer. La puesta de sol tiñe de rojo el Ganges mientras los ghats se cubren de un arco iris propiciado por las telas tendidas en las escaleras y las mujeres vestidas con sus saris o sarees. A pesar de todo ello, como es bien sabido, es poco recomendable lavarse en las aguas del Ganges ya que existen multitud de parásitos, y aunque por las escaleras de los ghats hay que andar descalzo, los más escrupulosos optan por pasear en calcetines.

Cometas en el aire

Benarés es una ciudad llena de vida, más allá del Ganges. Por sus calles se puede ver movimiento a todas horas, desde los diferentes bazares, como el del barrio musulmán o Godowlia, a las teterías, los ciclorickshaws que circulan por sus bulliciosas calles, los monos saltando por sus edificios, las vacas que pastan en montañas de basura o los mendigos apostados en las esquinas... Nada que ver con el silencio que se respira a lo largo de los cinco kilómetros que baña el Ganges en esta ciudad.

Mediodía es otro momento de magia. Decenas de cometas de papel se cruzan en el cielo. Una de ellas es de Yamir, un adolescente que trabaja en el restaurante de la azotea de los hostales de la ciudad y que, cuando no hay muchos turistas, despliega su cometa azul y negra para comunicarse con su novia: "yo sé cuál es la suya, la negra y verde de triángulos -señala-. Como no puedo ir a verla, esto es una forma de enseñarle que pienso en ella".

La Ciudad de la Luz

Conocida así por su antiguo nombre traducido, Kashi, que según cuentan se convirtió en ciudad sagrada cuando el dios Shiva derramó una lágrima que cayó a orillas del Ganges, donde hoy se levanta las escalinatas de Manikarnika, uno de los dos ghats donde se realizan las ceremonias de cremación.

En este mismo lugar se alza el Templo Dorado está dedicado a Shiva (Señor del universo). Fue construido en lo que hoy es la ciudad vieja, hacia el 1600 d.C., y destruido por el emperador Mongol Aurangzeb, quien levantó en su lugar una mezquita. El actual santuario, que data de 1776, se encuentra frente al sitio original y sus cúpulas están recubiertas en oro. Este templo no permite el acceso a turistas, pero es posible verlo desde la antigua casa que hay a su lado.

Más información en la Guía de la India

GUÍA PRÁCTICA

Cómo ir

- En avión: Existen varias líneas aéreas que realizan vuelos diarios internos desde Delhi a Benarés. Jet Airways y Spice jet.

- En tren: Desde Delhi salen varios a Benarés que circulan durante horas por lo que es aconsejable sacar un billete para el tren de última hora y en sleeper class (la más barata) o en 2-tier o 3-tier, de modo que se pueda descansar durante el trayecto. Más información en Indian Rail.

Cómo moverse

- Ciclorickshaw: Bicicletas con un pequeño carrito.

- Andando es la mejor opción ya que se puede observar mejor todo el paisaje urbano.

- En barca: Para ir por los ghats de un extremo a otro, esta es una de las mejores opciones si se hace a primera hora, cuando no apremia el calor y la ciudad se concentra en las escalinatas.

Dónde dormir

- Sonmoney (Harischandra ghat). Situado en una de las escalinatas donde se llevan a cabo los ritos funerarios, este hotel cuenta con balcones con vistas al Ganges, aire acondicionado y una amplia carta en su restaurante. Teléfono: 0542 227 75 88. www.hotelsonmoney.com.

- Ganges View (Asi ghat). Antigua haveli con habitaciones atractivas y una amplia terraza con vistas al Ganges. Cuenta con un restaurante donde se sirve una comida vegetariana excelente. Tel.: 0542 231 32 18.

Más información

- www.incredibleindia.org.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información