Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
DIEZ RINCONES DE...

Múnich de resaca

Después de la celebración del 'Oktoberfest', la capital de Baviera recupera su ritmo cotidiano y vuelve a mostrar todas sus posibilidades al visitante

Es una de las principales ciudades de Alemania y uno de los lugares con mayor calidad de vida de todo el mundo. Los índices de criminalidad están entre los más bajos de todo el país y las zonas verdes se mantienen con esmero y cuidado. Múnich es mucho más que la capital de la cerveza. Sus calles y ambiente acogedores reciben al viajero en un marco en el que historia, tradición y futuro se unen en su justa medida.

Múnich es también conocida como la capital de los solteros. Un generoso índice de singles residen, paradójicamente, en una de las ciudades alemanas con mayor número de multimillonarios entre sus población. Recorrido por la capital de Baviera en 10 pasos.

01 Cervezas 'made in München'

La cerveza no sólo es protagonista durante los 16 días que dura el Oktoberfest, su presencia es constante en la vida diaria de los muniqueses, de ahí su capitalidad. Varias de las cervecerías más importantes de Baviera tienen su sede principal en Múnich, y entre ellas, una de las preferidas por los expertos locales es Augustiner, justo en el centro de la ciudad.

Pero si hay que escoger una cervecería típica esa es Hofbrauhaus. En sus grandes mesas de madera con bancos corridos se puede degustar una cerveza con compañía procedente de todo el mundo. Ambiente festivo todos los días y a todas horas, con música en directo.

Además, por toda la ciudad se pueden encontrar los "Biergärten", o jardines de la cerveza, una especie de terrazas al aire libre donde, desde abril hasta noviembre, se pueden tomar unas jarras al aire libre. El más conocido y visitado es el de la Torre China, en el Jardín Inglés.

02 Múnich 1972

Para aquellos vigésimos Juegos Olímpicos de la era moderna Múnich preparó una Villa Olímpica que dejaría el mundo con la boca abierta: una ciudad futurista (comunicaciones subterráneas incluidas) para acoger a 12.000 deportistas, y levantada sobre los escombros de la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, la cita terminaría siendo recordada por el trágico secuestro de once integrantes del equipo olímpico de Israel por parte del comando terrorista palestino Septiembre negro. Ninguno de los rehenes salió con vida.

Al margen de este hecho, que Steven Spielberg llevo a la gran pantalla, merece la pena darse una vuelta por la Villa Olímpica. El impresionante Estadio Olímpico, en el que durante años ha jugado sus partidos como local el Bayern de Múnich, es el protagonista de la mayoría de fotos de los turistas que se acercan a esta zona, que actualmente se ha convertido en residencia de cientos de estudiantes extranjeros que viven en la ciudad.

03 ¿Te gusta conducir?

Muy cerca del Estadio Olímpico se encuentra la sede central de BMW, cuyas siglas responden, en castellano, a Fábricas Bávaras de Motores. Su célebre edificio de oficinas en forma de cilindro de motor es uno de los más emblemáticos de la ciudad.

En el museo de BMW se puede recorrer la fascinante historia de uno de los fabricantes de coches más famosos del planeta -¡hasta James Bond los ha conducido!-, dentro de unas instalaciones nuevas y modernas, que han multiplicado por cinco el espacio que había para la exposición antes de su reforma. El lugar que todos los amantes del mundo del motor no deben perderse.

04 Palacio de las Ninfas

Una fachada de más de 670 metros de longitud da la bienvenida al visitante que se acerca hasta el Palacio de las Ninfas, palacio barroco que fue la residencia de verano de los reyes de Baviera y en el que nació el rey Luis II, también conocido como "el rey loco". El palacio está rodeado por un jardín de 240 hectáreas y hasta él llega un canal que las heladas del invierno convierten en una auténtica pista de patinaje.

05 Marienplatz, el centro neurálgico

Es posiblemente el lugar más turístico de la ciudad, pero nadie se puede ir de Múnich sin haber pasado por la Marienplatz (plaza de María). Dominada por el edifico en estilo neogótico del ayuntamiento nuevo, en la Edad Media solía acoger el mercado de sal y cereales de la ciudad.

Frente a fachada del ayuntamiento se encuentra la iglesia de San Pedro, la más antigua de la ciudad. Hay que subir los 302 escalones que conducen a lo más alto de su torre para conseguir unas vistas excepcionales de la ciudad y de Marienplatz.

06 Königsplatz, una pequeña Atenas

Otra de las plazas de la capital bávara está dominada por el estilo neoclásico. La Königsplatz acoge los edificios del Museo de Escultura y de la Colección Estatal de Antigüedades. Además, la entrada a la plaza, construida por orden de Luis I de Baviera, está presidida por una impresionante copia de la entrada a la Acrópolis en Atenas. Muy cercanas se encuentran las pinacotecas antigua, moderna y nueva, con interesantes colecciones de cuadros de artistas de todos los tiempos.

Otra de las plazas visitables en Múnich es la Odeonplatz. Situada en pleno centro de la ciudad, se trata de una pequeña reconstrucción de la plaza de la Signoría en Florencia.

07 El pulmón de Múnich

Las zonas verdes tienen una gran importancia en la capital de Baviera y son muy valoradas por sus habitantes. Los Jardines Ingleses de Schwabing conforman el gran pulmón de la ciudad. Es uno de los parques más grandes y el lugar perfecto para pasear, montar en bicicleta, dar una vuelta en barca o patinar sobre hielo en invierno.

Además, en los Jardines Ingleses se encuentra el jardín de cerveza más visitado por los turistas, el de la Torre China, y el pabellón clásico Monopterus, también visitable y desde el que se obtienen unas excelentes vistas de Munich.

08 La milla de oro muniquense

El gran lujo no podía quedar fuera de este recorrido por Múnich. Aunque las calles principales que rodean a la Marienplatz están repletas de tiendas para comprar desde ropa hasta souvenirs, las firmas más prestigiosas se reúnen en otra gran arteria de la ciudad: Maximilianstrasse.

Sólo por admirar los edificios de esta calle ya merece la pena recorrerla. El rey Maximiliano I quiso que esta vía conectara el centro de Múnich con las zonas ajardinadas de la ciudad. Para ello, mandó edificar siguiendo un estilo que fusionaba el gótico inglés con el tudor, y que se bautizó como "maximiliano". Estos elegantes edificios acogen algunas de las tiendas más exclusivas y caras del mundo, como Bulgari, Hermès, Armani o Cartier.

09 Mercadillo al aire libre

A modo de contraste, y más recomendable si se quiere comprobar a qué saben las especialidades alemanas y hacerse con los productos más típicos de la región, nada mejor que darse un paseo por Viktualienmarkt, un mercadillo al aire libre en pleno casco antiguo. En los puestos se expone toda la variedad de la agricultura bávara: frutas, hierbas, verduras, vino, pan, queso, salchichas... Todo lo necesario para reponer fuerzas y para llevarse un recuerdo a casa.

10 La fiesta de la cerveza

Y como no podía ser de otra forma... el Oktoberfest. Si hay una fiesta típica en Múnich, es ésta. 16 días en los que millones de alemanes y visitantes procedentes de todo el mundo se dan cita en torno a incontables litros de cerveza. Semanas antes de su celebración, las carpas de las distintas cervecerías se van instalando en la Theresien-Wiese (pradera de Teresa). Toda la ciudad se une a la fiesta, con atracciones de diverso tipo que incluyen desfiles de carrozas por las calles o fiestas en las cervecerías de toda la ciudad.

Este festival de octubre se remonta hasta 1810, año en el que se conmemoró con una gran fiesta el matrimonio del príncipe Luis I de Baviera con la princesa Teresa de Sajonia-Altenburgo. Desde entonces, el peso de la tradición ha hecho que la fiesta haya ido creciendo hasta atraer en la actualidad a más de seis millones de visitantes entre finales de septiembre y principios de octubre, además de suscitar imitaciones en todo el mundo, claro.

Más propuestas e información en la Guía de Alemania

Guía

Cómo moverse

El Metro de Múnich es una buena opción para moverse por la ciudad y comunica todo el casco histórico entre sí. Existen billetes individuales y de grupo, con los que pueden viajar hasta cinco personas durante todo el día. www.mvv-muenchen.de

Para comer y beber

- Cervecería Hofbräuhaus, muy cerca de la Marienplatz. www.hofbraeuhaus.de

- Cervecería Augustiner (Landsberger, 35). www.augustiner-braeu.de

- En Haxnbauer (Munzstrasse,6) la especialidad es el típico codillo alemán.

Dónde dormir

- Hotel Westend (Schwanthalerstr. 121). Situado en una calle principal y con una buena relación calidad-precio, es perfecto para viajes de negocios.

- Leonardo Hotel München City Center (Senefelderstrasse 4). Cerca de la estación principal de Múnich, céntrico y moderno, está muy bien comunicado por metro y autobús, además de estar a sólo 15 minutos andando del casco histórico de la ciudad. www.leonardo-hotels.com

- Albergue Easy Palace (Schützenstraße, 7). Perfecto para alojarse en el centro de la ciudad por poco dinero. Además, está situado muy cerca de la pradera donde se celebra el Oktoberfest.

Información

- Turismo en Múnich. www.muenchen.de

- Web de la Oktoberfest: www.oktoberfest.de/en

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información