Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Buenas y largas noches en Miami

Ni 'Corrupción en Miami' ni 'CSI', la ciudad estadounidense es un destino de sol, cultura, gastronomía y diversión para todas las edades

Un paseo por la pequeña Habana, ir de compras, nadar en la playa y bailar hasta el amanecer son algunas de las propuestas para descubrir la esencia de Miami.

Una de las avenidas más conocidas de Miami Ocean Drive (1) ha sido testigo de películas y cortometrajes como Scarface (protagonizada por Al Pacino), Miami Vice y Roller Skaters. Y es que esta calle, situada en South Beach, destaca por la cercanía al mar de sus tiendas y populares restaurantes como News-Café (800, Ocean Drive). Abierto 24 horas, este establecimiento es uno de los más antiguos de la zona ya que abrió cuando este barrio era la conocida sala de espera de Dios, cuyo sobrenombre también se atribuía a casi toda la ciudad por la cantidad de ancianos que se mudaron allí.

Este barrio, junto al de Collins (2), destaca por su estilo arquitectónico que convierte al Art-decó en la marca distinguible de la ciudad. Este movimiento, originado en los años 20 y 30, llena de glamour las avenidas, sobre todo, cuando al caer la noche se iluminan los neones de fachadas como la del hotel Cardozo. Y es que las simuladas proas de barcos o enormes máquinas industriales atraen a autóctonos y turistas así como en su día atrajeron al artista Andy Warhol para estudiar cada detalle.

Para todos los gustos

El clima tropical de Miami invita al viajero a disfrutar de sus múltiples playas entre las que sobresalen la de Crandon Park Beach (3), con unas increíbles lagunas protegidas y zona de picnic; en el centro, la más importante es South Beach (4) donde disfrutar del sol mientras patinas por el paseo marítimo o tumbándose en su extensa playa; y al norte, Bal Harbour (5) que a pesar de no tener socorrista, es un buen lugar para ir de pesca y caminar entre sus palmeras. Aunque muchos de estos arenales, al contrario de lo que sucede en el resto de Estados Unidos, permiten hacer topless, existe una playa nudista, Haulover (6) en Sunny Isles (entre la calle 110 y Collins).

Para huir de los arenales, nada mejor que visitar el jardín botánico tropical Fairchild (7) (10901, Old Cutler Road), dedicado a la conservación, educación y mantenimiento de la vida tropical, se encuentra ubicado en la ciudad de Coral Gables. Esta institución invita a pasear a sus visitantes entre las más de 300 clases de orquídeas y otras especies vegetales a las que les debe el sobrenombre de Oasis de Miami.

Sin embargo, no todo es naturaleza. La ciudad cuenta con varios museos de arte como el Contemporáneo (8), el Lowe (9) y el Miami Art Museum (10). También se pueden conocer de cerca la historia gracias al Historical Museum of Souther Florida (11) y el que existe en recuerdo de las víctimas del Holocausto (12). Por último, los más curiosos no deben perderse exposiciones como la que relaciona los insectos y las pistas de las escenas de crímenes al más puro estilo CSI en el Museo de Ciencias (13).

Por supuesto, en esta ciudad siempre hay un hueco para las compras. Para ello, lo mejor es adentrarse en Bal Harbour (14) donde se encuentran las tiendas de primeras marcas como Dolce y Gabbana, Jimmy Choo, Emporio Armani, Escada o Prada, mucho más asequibles con la bajada del dólar. No obstante, si se quiere combinar esta actividad con una buena comida, Bayside (15) es el lugar perfecto gracias a la presencia de restaurantes como Bubba Gump Shrimp donde probar las mejores gambas aunque sin Forrest Gump de acompañante. Otra opción, al aire libre, es Coconut Grove (16) cuyos escaparates no dejan indiferente a nadie.

De fiesta por la 'otra' Cuba

Un punto indispensable es la llamada pequeña Habana o Calle Ocho (17), donde residen los exiliados cubanos y el famoso Paseo de la fama, entre las avenidas 12 y 17, donde se colocaron las estrellas a artistas latinos.

Tabaco, café fuerte, santería, dominó, música... todo recuerda a la capital cubana en esta parte de la ciudad, donde se alza un simbolo de libertad, la Freedom Tower. Este barrio ha sabido abrirse camino gracias, en parte, al festival que se celebra las dos primeras semanas de marzo donde tiene lugar un carnaval impresionante en un ambiente de fiesta y hermandad incomparable.

Noches insaciables

South Beach es el núcleo de la vida nocturna en la capital gracias a la concentración de bares y discotecas a las que acude gente VIP. Entrar en muchas de ellas puede llegar a ser complicado e incluso caro por lo que es poco frecuente que la gente cambie de lugar. No obstante, si se quiere descubrir sabores y ritmos distintos, merece la pena recorrer la calle y adentrarse en aquellos locales menos masificados. Desde el Atarazana (7335 Doral Boulevard), un club latino donde bailar salsa, al Conrad, uno de los mejores bares con piscina de Miami (1395, Avenida Brickell).

Otro bar nocturno muy conocido es el Mokai Lounge (Calle Veintitrés, 235) donde se puede disfrutar de una noche alejado de la caótica vida nocturna de South Beach. Refrescantes martinis con vodka, elegantes decorados y pinchadiscos que mezclan los principales éxitos de rock and roll, house y hip hop, convierten a este local en uno de los preferidos por los famosos.

Más información en la Guía de Estados Unidos

GUÍA PRÁCTICA

Cómo ir

- Iberia (www.iberia.com).

- Spanair (www.spanair.com).

- American airlines (www.americanairlines.es).

Más información

- Web de la ciudad de Miami: www.miamigov.com

- Oficina de Turismo de Miami Beach

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Más información